Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

EPT | July 11, 2020

Scroll to top

Top

Jueves 13 de febrero de 2014

¿……..?

¿……..?

Desvariar: Delirar, decir locuras o despropósitos. Diferenciar, variar, desunir o desviar. Apartarse del orden regular

Por prudencia  y mi sentido de la caridad he dejado a esta nota  con ese título  que son simples puntos suspensivos entre signos de interrogación pero como una suerte de “copete” decidí transcribir desde la RAE las acepciones de la palabra “desvariar”.

Personalmente me siento fastidiado por parte de Kristina por sus declaraciones, por sus discursos o quizás la palabra exacta sea por sus “arengas” y si ese es su objetivo, confieso que lo está logrando con creces y me animo a decir que a “muchas y muchos” nos pasa lo mismo.

Acepto la discrepancia, se puede estar equivocado pero no es posible oponer a una opinión una o más mentiras.

Es muy difícil dialogar con un sofista, porque tienen explicaciones para todo sin importarle la calidad de su respuesta. El  sofista no asume la responsabilidad de sus dichos. La traslada hacia otros.

Una vez más recuerdo que Jacques Maritan decía que la sofistica es  una actitud viciosas del espíritu pero cuando realmente se hace profesión de la sofistica, desde el vértice del Poder, por lo menos del Poder  formal, los sofismas se convierten en simples desvaríos y la comedia se vuelve trágica y la tragedia, comedia.

Es un desvarío, decir que las multas que aplica el poder administrador, pueden ser apeladas con efecto suspensivo omitiendo decir que la Constitución le prohíbe al Poder ejecutivo ejercer facultades judiciales y además  garantiza el debido proceso, máximo (sin alusión personal alguna) cuando quien lo dice es abogada.

Es un desvarío decir que el Poder judicial “muchas veces, presenta un desvelo muy importante en defender intereses empresarios”, si así fuera ¿que hizo Kristina y sus legisladores que son mayoría, para remediar esa anomalía…?

Es un desvarío decir “Vamos a tomar todas las medidas que tengamos que tomar”. ¿Qué quiso decir…? ¿Quiso parecerse el Perón de 1951 o 1955…?¿No es un desvarío amenazar además de un posible delito…?

Es un desvarío decir “Cuando los pueblos han decidido empoderarse y hacerse dueños de sus conquistas y sus derechos, nada ni nadie los detienen”, como se explican esta arenga que en boca de un ciudadano común podría dar lugar a una acción judicial en su contra.

Es un desvarío decir que “Coto y Carrefour son los supermercados mas denunciados por no cumplir el programa Precios cuidados” ya que la denuncia solo genera el inicio de un procedimiento para que se pueda ejercer el derecho de defensa. Kristina pretendió con toda mala fe, convertir a la “denuncia” en una sentencia condenatoria definitiva. Esa es una conducta falaz.

Es un desvarío recurrir a la opinión de un consultor para intentar trasladar su responsabilidad, porque hay preguntas simples que Kristina no respondió ni responderá, porque los sofistas explican, pero no responden, por ejemplo ¿quién devaluó?, ¿quién subió las tasas de interés?, ¿quién emite desmesuradamente?, ¿quién generó las escaseces, de electricidad, de combustibles, de gas?, ¿quién es responsable del pésimo funcionamiento de los servicios públicos? ¿quien estuvo regalando dólares subvaluados durante años?

Es un desvarío decir que “La Corte pretende arrogarse la voluntad del legislador, porque resolvió el modo y la forma en que debe distribuirse la pauta publicitaria oficial.

Es un desvarío decir que el índice de precios que divulga el Congreso es político, cuando la realidad nos dice que el que publica el INDEC es falaz como lo demuestra diariamente nuestra experiencia.

Es un desvarío conceder a la clase pasiva un incremento del 11% y es otro desvarío que la jubilación mínima este por debajo del salario mínimo.

Es un desvarío la presión impositiva  en la Argentina.

Es un desvarío el nivel del gasto público.

¿Cómo explicará y justificará, Daniel Scioli en los Estados Unidos estos desvaríos…?

A modo de epilogo que privilegio tienen Uruguay, Chile, Bolivia, Paraguay, Perú, Colombia y Brasil para no sufrir los embates del mercado que según Kristina y un consultor de cuyo nombre prefiero no acordarme que agregó que  fueron especulativos “…ya que los mercados  venían envalentonados para llevarse puesto al gobierno” (sic)

¿Porque estas cosas, los desvaríos solo pasan en Argentina y Venezuela…?

En este último país la tensión política generada por el gobierno y algunas apariciones fantasmagóricas, se están convirtiendo en violencia. ¿Se quiere llegar a ese extremo…?

¿Seré yo quien desvarío?