Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

EPT | February 26, 2020

Scroll to top

Top

Jueves 8 de enero de 2015

A confesión de parte…..

A confesión de parte…..

La Argentina vive un momento muy especial porque que el gobierno «k» ya no busca defenderse en el Poder Judicial, sino defenderse del Poder Judicial, lo que significa que ante las denuncias de corrupción y comisión de delitos desde el ejercicio del poder, nuestra «abogada exitosa», sobre cuyo título profesional existen dudas sobre su real existencia, estaría optando por impedir todo tipo de investigación manipulando la designación de fiscales fieles a su causa para facilitar la impunidad e invocando teorías conspirativas que serían ejecutadas por mandatos provenientes del “Norte”.

Aunque parezca insólito, ahora el objetivo de «kristina» es elevar la «impunidad» no solo a la categoría de «virtud republicana», sino también de privilegio político.

El inefable axcel kiciloff, una suerte de grotesco agente 86 que ni el mismo Mel Brooks imaginó como posible personaje del más alto espionaje, nos ha denunciado una conspiración contra Brasil y la Argentina para generar un descalabro financiero en la región (sic).

Este pequeño ente, más pequeño de intelecto que de estatura, cree ser una víctima por conducir un proceso político que se supone exitoso y ejemplar y para ello equipara la sentencia del poder judicial de los EEUU contra la Argentina en el reclamo de los «hold outs» con una acción judicial promovida contra Petrobras por el fondo Aurelius, cuando la empresa está siendo investigada en el propio Brasil y la propia Dilma Rousseff despidió ministros y funcionarios por su posible participación delictual.

Para ratificar sus dichos, su primitiva táctica consiste en menoscabar al Juez Griesa alegando que se trata de un «juez municipal» que le concedió el derecho a unos fondos «Hold out» a cobrar el total de sus créditos, derecho que extendería a todos aquellos que estuvieran en igualdad de condiciones.

Lo cierto, lo reitero, es que la sentencia fue ratificada por el Poder Judicial de los EE.UU y por tanto en este punto lo único que podría ser negociable es la forma de pago, ya que el país tiene una sentencia adversa y deberá cumpliría en algún momento, ya que las consecuencias están a la vista y el default es una realidad.

Resulta grotesco y trágico que el «pequeño kiciloff» fruto de nuestra Universidad de Buenos Aires y de la ignorancia e incompetencia profesional de kristina, intente convertirse en patrón de valores de justicia y equidad, al pretender afirmar qué porcentajes de ganancia pueden ser justos y cuáles injustos.

En el caso de los «hold outs» la cosa no pasa por los patrones de la usura sino por el reclamo de un título que documenta una deuda que el país defolteó y en consecuencia quedó fuera de una negociación global.

La justicia de una decisión no se mide por volumen de cantidad ni de mayorías, sino por su calidad, para ello existen instancias de apelaciones y una vez agotadas estamos en presencia de decisiones que solo quedan abiertas a la discusión en el campo de la doctrina.

Lo que pretende el «petit kiciloff» es romper el sistema haciendo gala de su ignorancia y su mala fe, que es lo más grave de lo que se puede acusar a un funcionario público, ya que debemos presumir que todo funcionario debe actuar de » buena fe», cuando muy suelto de cuerpo y diría orgulloso de su barbarismo intelectual que pone de manifiesto en un seudo reportaje al «BOFPV pagina12», pide que el sistema judicial norteamericano cambie su actitud de «total intransigencia», cuando se está en presencia de la «cosa juzgada» .

Si este «enano intelectual» hubiera sido favorecido con una sentencia ya inapelable, estaría dispuesto a renunciar a la misma…?

En otro nivel de divagaciones insiste en que les ofrece a los fondos buitres una ganancia del 300 por ciento, en verdad nos guste o no está ofreciendo a quienes ganaron un juicio que asuman una pérdida, algo que choca contra el sentido común.

Lo inteligente hubiera sido haber aprovechado la instancia negociadora que abrió el propio Griesa para por lo menos hacer menos doloroso el cumplimiento de la sentencia.

Los llamados «fondos buitres» no están atacando al país como nos quieren hacer creer, pretenden cobrar deudas contraídas por la Argentina para financiar gasto, esa es la verdadera » verdad». Es como si cualquier persona pretendiera impugnar el pago de su tarjeta de crédito por decir que documenta gastos superfluos o extravagantes….

Es muy lamentable la existencia de estos minúsculos funcionarios que solo son maestros de su soberbia e ignorancia haciendo culto del legendario maestro de Siruela que tenía escuela y era analfabeto. Pues bien, este pequeño engendro que solo sabe de agravios y descalificaciones pasará a la historia de internet, como el Maestro de Siruela, tenía ministerio sin saber nada de economía, del mundo y de la vida y se lo llamará burlonamente «el ministro de la Argentina» con lo cual la vergüenza nos impactará y afectará a «todas y todos».

La Argentina es vista en el mundo como un deudor recalcitrante y a esa visión ahora se le suma la de haber roto las reglas pactadas con sus acreedores.

Al respecto, Roberto Shapiro, quien fuera asesor económico de Bill Clinton, explicó muy claramente en una entrevista de Martin Kanenguiser que los «buitres» nada tuvieron que ver con el default declarado en 2001, que los contratos que llegaron a la justicia de los EEUU fueron propuestos por el propio país, que se aceptó la jurisdicción de los tribunales de Nueva York y además, agregamos nosotros, el ex Ministro de Economía Hernán Lorenzino, el que finalmente se fue, ratificó una obviedad como la de cumplir con los fallos del tribunal a cuya jurisdicción el país se sometió voluntariamente aunque luego el pequeño «kiciloff no ilustrado», se burló descalificando no solo al Juez Interviniente sino a todo el Poder Judicial norteamericano.

El gobierno de kristina fernández de kirchner está confesando de hecho su culpabilidad por corrupción y enriquecimiento ilícito, al intentar designar funcionarios que desistan de investigarlos y presionar a jueces para que frenen los procesos en su contra. Por medio del «axcel 1.45», por su mínima estatura, está confesando la inutilidad del Poder Judicial no solo en Argentina sino en los Estados Unidos.

En fin, los k necesitan del Poder Judicial para tener la suma del poder público, lo que también es traición a la patria no solo de ellos sino de todos sus secuaces como partícipes necesarios y obsecuentes.

Pero todo indica que los límites comienzan a aparecer y esto para «ella» es intolerable….y quizás explique todas o algunas de sus dolencias….