Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

EPT | June 26, 2019

Scroll to top

Top

Lunes 27 de agosto de 2007

Adiós al amigo

El economista Adrián Guissarri se despidió ayer de nosotros. Nos deja su preocupación por la relación entre las instituciones y la economía, junto con su agudo sentido del humor.

Las cucarachas, ¿generan excedentes? Esa era la típica pregunta que a Adrián Guissarri le gustaba hacer a sus alumnos cuando tomaba examen de microeconomía.

El domingo a la madrugada falleció Adrián, un personaje que fue muy querido por todo aquel que lo conoció, además de ser respetado como economista. Había hecho cursos de posgrado en Chicago y tuvo como profesor a Milton Friedman.

Como economista, Adrián tenía un profundo interés por los temas institucionales y machacaba hasta el cansancio la idea de que los problemas económicos están ligados a las instituciones que imperan en cada país.

Tuve la suerte de poder disfrutar de su amistad durante años e hicimos juntos muchas cosas. Creamos el Centro de Estudios Económicos e Institucionales que realizó diferentes conferencias sobre temas educativos y económicos, junto con varios cursos de economía para periodistas en el interior del país. También me acompañó como columnista durante varios años en un programa en Radio América, los sábados a la mañana, y en un programa de televisión que se emitía por la ya desaparecida señal P+E de Cablevisión. Presentó mi primer libro, Economía para Todos, y compartimos una cátedra de Economía y las Instituciones en CEyCE de Rosario.

Pero lo que más recuerdo con nostalgia son esos años en los que nos reuníamos los sábados a la tarde en su escritorio, en su casa de Pilar, Edgardo Rodríguez Cardozo, él y yo. Durante horas, los tres debatíamos sobre economía, política, educación e infinidad de temas. Debates que, por cierto, estaban salpicados con el humor característico de Adrián. Era implacable en la discusión y muy vehemente, aunque también tenía un sentido del humor que todos disfrutábamos.

Maniático de la lectura, era casi un comprador compulsivo de libros, al punto tal de que cuando iba a su casa me decía: “Me van a llegar unos libros que encargué a Amazon, mirá que le dije a Merche (su magnífica mujer) que son para vos”. Es que había acumulado más de 8.500 volúmenes y ya no había espacio para más libros en su casa. Finalmente, terminó donando gran parte de su biblioteca a la Universidad del CEMA, donde en los últimos años se desempeñó como profesor full time, además de dar claras de microeconomía en la Universidad Católica Argentina.

Como economista, ha dejado infinidad de artículos, ensayos y un libro muy interesante sobre la economía informal en la Argentina.

Como persona, nos queda un recuerdo imborrable a todos quienes disfrutamos de su amistad y generosidad.

Adrián: todavía estamos esperando con Edgardo que nos cuentes si las cucarachas generan excedentes. Nos lo contás en otro momento. © www.economiaparatodos.com.ar


\"\"
Se autoriza la reproducción y difusión de todos los artículos siempre y cuando se cite la fuente de los mismos: Economía Para Todos (www.economiaparatodos.com.ar)