Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

EPT | September 26, 2020

Scroll to top

Top

Jueves 29 de mayo de 2014

Algo huele mal en París

Algo huele mal en París

A continuación reproduzco las 5 claves que exige el Club de París para negociar y mis conclusiones del acuerdo anunciado

A continuación reproduzco Las 5 claves principales que figuran en el  sitio web del Club de París para el tratamiento de las deudas con dicho grupo de países.

1)   Caso por caso: El Club de París toma decisiones sobre la base de caso por caso para confeccionar a medida su acción a la situación de cada país deudor.

2)   Consenso: El Club de París solo renegocia reestructuraciones de deuda con países deudores que hayan:

a)   Necesiten un alivio del peso de la deuda. Se espera que los países deudores provean una descripción precisa de su situación económica y financiera

b)  Hayan implementado y estén comprometidos a implementar las reformas para restaurar sus situaciones económicas y financieras y

c)   Hayan demostrado antecedentes de haber implementado reformas bajo un programa del FMI.

Esto significa en la práctica que el país debe tener un programa respaldado por un apropiado acuerdo con el FMI (Stand-By, Extended Fund Facility, Poverty Reduction and Growth Facility, Policy Support Instrument). El nivel de la deuda a tratar estará basado en la diferencia que haya identificado el FMI. En el caso de un tratamiento de flujo, la consolidación del período coincide con el período cuando del acuerdo con FMI muestre la necesidad de un alivio de la deuda. Cuando el tratamiento del flujo se extienda por un largo período de tiempo (generalmente más de un año) el acuerdo con el Club de París se divide en fases: los montos de la deuda caídos durante la primera fase son tratados tan pronto como se llegue a un acuerdo. Las fases subsiguientes son implementadas siguiendo la finalización de las condiciones mencionadas en la Minuta del Acuerdo, incluyendo la no acumulación de atrasos y la aprobación de las revisiones del programa del FMI.

Las otras dos claves o cláusulas indican que el acuerdo no puede tener contenidos que afecten a otro país miembro del Club de París y que cualquier otro acuerdo del país deudor no puede aceptar de un acreedor externo al Club de París arreglos que sean menos favorables al deudor que las que se acordaron con el Club de París.

Como puede verse, en todo momento las negociaciones con el Club de París requieren permanentemente la intervención del FMI y de un plan económico consistente, algo que no figura en las gacetillas difundidas. Por otro lado, si era tan fácil cerrar el acuerdo aceptando pagar U$S 10.000 millones con un desembolso inicial de solo U$S 650 millones, ¿por qué no lo hicieron antes?

Siendo que Alemania es uno de los principales acreedores, luce muy extraño que Merkel acepte tan alegremente un acuerdo light con Argentina cuando tuvo contra las cuerdas a Grecia y España en plena crisis europea.

Sinceramente, hay algo que no me cierra en este acuerdo que acaban de anunciar. Algo huela mal en París.