Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

EPT | September 21, 2020

Scroll to top

Top

Jueves 17 de octubre de 2013

Argentina: sociedad o enjambre

Argentina: sociedad o enjambre

Hablábamos de turismo y me decían que los turistas que ingresan a la Argentina por cada dólar que cambian en el MERCADO UNICO Y LIBRE DE CAMBIOS, tres los cambian en el “mercado Blue” obteniendo un beneficio del 60 y pico por ciento, beneficio que más bien parece un subsidio o un incentivo a la ilegalidad…

Pero la cosa no termina ni comienza allí, les cuento hechos que ocurrían en la mañana del 15 de octubre de 2013 o en su víspera….en esta que llamamos “Mi Buenos Aires querido” aunque alguno de ellos se protagonizaban en la Pcia de Buenos Aires que para muchos también sigue siendo “Mi Buenos Aires querido”, menos mal que pese a todo la continuamos llamando así….

Tenía que ir a tribunales, al llegar un grupo de unas 30 personas manifestaba por la entrada de la calle Talcahuano, algunos con unas pecheras verdes que llevaba una inscripción que decía ATE, contaban con equipos de audio de muy mala calidad que aturdían con una música que no se podía escuchar…

Le pregunté a uno de ellos que pedían “Que nos den la razón”, fue su respuesta, y luego agregó “somos militantes” (sic) como si ello fuera un mérito.

Antes había escuchado por radio que un grupo de personas habían usurpado unas tierras en la zona de Villa Madero, cruzando la Av. Gral. Paz, desde Buenos Aires, y había sido desalojado “a patadas y piedrazos” por los supuestos propietarios u ocupantes legítimos…también habría

intervenido la policía y no sabemos si también recurrió a “las patadas y a las piedras” para hacer cumplir la ley….

Un candidato a diputado por la ciudad Autónoma de Buenos Aires tuvo un incidente de tránsito con una inspectora en la zona de Lomas de Zamora porque aparentemente le pedía cierta documentación de su automóvil que no tenía consigo y le respondió solicitándole al Intendente de Lomas de Zamora “un correctivo” quien ni lento ni perezoso despidió a la joven inspectora de 22 años…y ahora quizás a esa joven la designen embajadora en el Vaticano para reparar el error en vez de que los involucrados cuando menos hubieran renunciado a sus candidaturas y posiciones actuales por inmaduros que es lo mismo que decir falta de idoneidad.

Lo paradójico es que la reparación la pagaremos nosotros….

Los famosos “asambleístas” de Gualeguaychú amenazan a dos gobiernos, el argentino y el uruguayo, con el corte del Puente San Martin y agregan “…el conflicto perdurará hasta que se relocalice la pastera…” que según éstos contaminan y generan enfermedades incurables en los dos lados de la frontera y según otros no habría signos serios y científicos de contaminación alguna.

Estos hechos me trajeron a la memoria algunas ideas expuestas por James M Buchanan en su libro “Los límites de la libertad” que decían que “El orden político-legal es un bien público; el desorden es un mal público.” Y con relación a la institucionalización decía “En la medida en que cada vez mas formas de interacción humana muestren tener conflictos con los límites, surgirán los medios institucionales de resolverlos y se expandirá el conjunto de reglas formales”.

Pues bien en esta Argentina de la “década ganada” la cosa es al revés, los límites se corren, los medios institucionales fracasan en su función para

resolver los conflictos y si bien se expande el conjunto de reglas formales, leyes, la mayoría de las veces lo es más para afectar derechos que para regular su ejercicio como lo es el art 20 de la nueva ley del mercado de capitales (Nº 26831) que posibilita que un ignoto funcionario público pueda intervenir una sociedad comercial, sin recurso judicial alguno. La norma es monstruosa por esa sola posibilidad y se convierte en un medio perverso al eliminar la intervención judicial, que en su segunda acepción significa “Que corrompe las costumbres o el orden y estado habitual de las cosas…”

El propio estado se convierte en factor de conflicto.

La Argentina se parece más a un enjambre que a una sociedad de personas porque en un enjambre puede pasar cualquier cosa y eso es inseguridad o la peor versión de la inseguridad que es una muestra de un estado anárquico.

El enjambre se mueve por fuerza, por instinto, no conoce reglas ni valores y esta dispuesto a todo.

Veamos:

El corte de un puente, de una ruta de una calle, la ocupación de un colegio, de un establecimiento, el bloqueo de una empresa, los paros sorpresivos, la violencia, el secretismo en los asuntos de gobierno, la ilicitud proveniente de los actos de gobierno (eI cepo cambiario, el tramite de las DJAI; el modo de asignar divisas para viajes al exterior, las ordenes de Moreno), estos hechos, meramente descriptivos, nos muestran un sistema en el que como dice Buchanan “Cada vez más, los hombres sienten que están a merced de una burocracia sin rostro, irresponsable, sujetos a giros imprevisibles que destruyen y distorsionan las expectativas personales y dan pocas opciones de reparación o retribución”

Estos sistemas de instituciones según Daron Acemoglu y James A. Robinson generan “…luchas internas y la inestabilidad son rasgos inherentes a las instituciones extractivas y no solamente crean mas ineficiencias, sino que también suelen revertir la centralización política, en ocasiones incluso conduciendo al fracaso total de la ley y el orden y al caos….”.

Los hechos descriptos más arriba podrían sintetizar el caos al que nos condujo este sistema de gobierno de la “década ganada” y el fracaso se acredita por la precariedad de nuestra infraestructura, la carencia de energía que obliga a gastar sumas ingentes de dinero para importarla, la pérdida de reservas hecho que se agrava por la pésima calidad institucional de la república, la decadencia de la educación pública, la pobreza de nuestros servicios de salud al punto que la Presidente recurrió para su atención a hospitales privados en diversas ocasiones, Austral, Otamendi, Fundación Favaloro, inflación cuya dimensión realmente se ignora pero cuyo piso es un 25% anual y la corrupción que como hemos visto “mata” y que hasta ahora parece que ha sido tolerada por este enjambre que somos los argentinos porque una sociedad hubiera reaccionado y votado de otro modo.

Como buen enjambre que somos no generamos incentivos y nuestra suerte depende en definitiva que logremos ser “amigos del Juez…” y del Poder.

Los que no logramos esa amistad quedamos expuestos, quedamos a la intemperie y como decía Buchanan expuestos a que se sepulten o expropien nuestras expectativas sin retribución ni indemnización alguna.

¿Aparecerán los mejores?

Porque de ellos dependerá que recuperemos la autoridad como elemento de certeza y ejemplaridad y así pasar de enjambre a “sociedad”

Termino con Ortega “La ausencia de los “mejores” ha creado en la masa, en el pueblo, una secular ceguera para distinguir el hombre mejor del hombre peor, de suerte que cuando en nuestra tierra aparecen individuos privilegiados, la “masa” no sabe aprovecharlos y a menudo los aniquila…”