Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

EPT | November 26, 2020

Scroll to top

Top

Lunes 18 de noviembre de 2013

Aumenta la presión para contener la salida de dólares

Aumenta la presión para contener la salida de dólares

La pasada fue un semana cargada de hechos diversos, y preocupantes, relacionados con la actividad en el mercado de cambios local

Panorama argentino

La pasada fue un semana cargada de hechos diversos, y preocupantes, relacionados con la actividad en el mercado de cambios local. Todos tuvieron una amplia cobertura de los medios periodísticos pero vamos a recordarlos para que queden en nuestra memoria. La más impactante fue la decisión del BCRA de limitar el crédito en pesos a las grandes empresas exportadoras de cereales y productos oleaginosos, que de ahora en más deberán prefinanciar sus exportaciones con préstamos obtenidos en el exterior. La UIF comandada por José Sbatella y mediante resoluciones 488 y 489, dispuso un cepo cambiario para la compra de vehículos importados, queriendo evitar que alguien que tenga dólares no declarados los venda en el mercado paralelo y posteriormente vuelque esos pesos al mercado formal. Y así el Gobierno aumentó el control en las operaciones de compraventa de vehículos por un valor superior a los $ 350.000 para combatir el lavado de dinero. Por otro lado sorprendió realmente el trascendido de que bancos suizos, sin darse nombres, habrían comunicado a sus clientes con fondos depositados menores a USD 5 millones que deberán cerrar dichas cuentas y trasladarlos a otras entidades en el plazo de un mes. Los bancos suizos no quieren atender más a ahorristas argentinos, argumentando que su país junto con Venezuela son considerados de “alto riesgo y muy ligados con el narcotráfico y la corrupción”. El BCRA les comunicó a los bancos, vía email, que deberán informar previamente las operaciones de pago de importaciones superiores a los USD 100.000, lo que significa una nueva reducción en los límites autorizados. Además, las mesas de los bancos deberán informar al BCRA cada operación que realicen las 47 empresas que forman parte de un listado confeccionada por la entidad. Pero al final de la semana sorprendió el fallo de la sala B de la Cámara Nacional de Apelaciones en lo Civil, declarando inconstitucional las comunicaciones emitidas por el BCRA que tienen como fin impedir la compra de dólares. Así las cosas, el MULC argentino siguió operando con creciente presión de los organismos oficiales, aumentando las dificultades para realizar las operaciones cambiarias y las incertidumbres, con resultados negativos para la economía en general. Y como ya es habitual en las cinco jornadas predominó la demanda y el BCRA tuvo que vender unos USD 320 millones para equilibrarlo, aunque permitió que el peso se devalúe en ese lapso un 0,5% más, cuando se fijó el cierre del tipo vendedor de transferencia en $ 5,9950, que quedó con un ajuste al alza del 22 % en lo que va del año. Las reservas del ente monetario cayeron en la semana USD 466 millones, sumando ahora USD 32.500 millones y mostrando una pérdida en el año de UDS 10.790 millones. Por su parte, las entidades bancarias operaron entre sí USD 1.254 millones, con un promedio diario de USD 251 millones, un 23% más bajo que en el similar período anterior. En el mercado de futuros de New York el peso/dólar el viernes pasado quedó operado a un año de plazo a $ 9,0003 (50%).

Panorama  internacional

La noticia que conmovió al mundo fue el anuncio de China el viernes sobre su plan de reformas económicas y sociales más audaz en casi tres décadas, que considera relajar la política de hijo único y abrir más sus mercados para fortalecer las bases de la segunda mayor economía del mundo. Pero la sucesora de Ben Bernanke al frente de la Fed, Janet Yellen, fue protagonista la semana pasada. El jueves, en su comparecencia ante el Senado, dijo: «Es importante mantener las compras de bonos mientras la recuperación sea frágil«. Y con sólo esas palabras devolvió a las bolsas europeas a terreno positivo y encauzó a un dubitativo Wall Street, mientras el resto de los mercados se calmaban. Aseguró que hay que enfrentar los problemas de los bancos que son «demasiado grandes para caer» y es «uno de los objetivos más importantes de la era post crisis«. La futura presidenta de la Fed también dijo que la economía de los Estados Unidos ha crecido de una manera «significativamente más fuerte» desde la crisis financiera de 2008 y la posterior recesión, pero sigue necesitando la ayuda de la Reserva Federal para seguir recuperándose. Yellen remarcó que la Fed no está logrando ninguno de sus dos mandatos: buscar el máximo empleo y una estabilidad de precios. El desempleo, del 7,3% en octubre, por debajo de un máximo reciente del 10% en 2009, «es todavía demasiado alto, lo que refleja que el mercado laboral y la economía se están comportando por debajo de su potencial”, dijo. La inflación está por debajo del objetivo del 2% y probablemente seguirá baja durante un tiempo, afirmó. Mientras, del otro lado de Atlántico se conocía el resultado de la balanza comercial de los Estados Unidos, mostrando una caída de las exportaciones en septiembre que sugiere que la economía mundial está teniendo problemas para ganar fuerza lo suficientemente rápido como para compensar la floja demanda interna. El déficit comercial estadounidense aumentó un 8% respecto a agosto hasta USD 41.800 millones, con exportaciones que disminuyeron un 0,2% a USD 188.900 millones, mientras que las importaciones aumentaron un 1,2% a USD 230.700 millones, facilitando que el déficit comercial crezca por tercer mes consecutivo. Además, la caída de las ventas al exterior fue generalizada, con un descenso de la demanda de materiales industriales, así como de bienes de consumo y capital. Y en ese complejo escenario el euro/dólar respondió con fuertes movimientos de subidas y bajadas, al compás de las noticias, marcándose en la semana precios entre 1,3340 y 1,3490. Pero al cierre de la semana hubo otra noticia impactante. La agencia calificadora de riesgos Moody’s rebajó el viernes la nota correspondiente a cuatro grandes bancos estadounidenses, tras finalizar su revisión de las instituciones financieras del país. Los que resultaron sancionados fueron: JPMorgan Chase, Morgan Stanley, Goldman Sachs y Bank of New York Mellon. Al cierre de la última jornada de la semana pasada en el mercado de New York el euro cotizaba en el mercado de contado a 1,3459 dólares.

Fuente: http://www.abcmercadodecambios.com/