Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

EPT | October 19, 2017

Scroll to top

Top

Autores Roberto Cachanosky

Jueves 14 de octubre de 2004

¡Por favor, que el Estado no me cuide más!

¿Cuál es la razón por la que el Estado está más capacitado para cuidarnos que nosotros mismos? A juzgar por los resultados, como por ejemplo que nuestros ahorros depositados en las AFJP se hicieron humo gracias a que el Estado las obligó a invertir en bonos que ahora decidió no pagar, sería mejor que cada uno cuidara de sí por sus propios medios. Ver Más

Lunes 11 de octubre de 2004

Cómo el populismo financia a los países desarrollados

Para que haya crédito es necesario que exista ahorro. El problema es que los argentinos, en busca de seguridad para el fruto de su trabajo, envían al exterior sus ahorros y terminan financiando el mercado de capitales de los países más desarrollados. Ver Más

Jueves 7 de octubre de 2004

Sin el pan y sin la torta

Fervientes defensores de la devaluación sostenían que era imposible exportar debido a los altos salarios en dólares de los trabajadores argentinos. Hoy, devaluación mediante y con sueldos en dólares teóricamente competitivos, las exportaciones no han crecido significativamente. Peor aún, el mercado interno se redujo. Es decir que las empresas no venden más, ni en el exterior ni aquí. ¿Cuál fue el negocio? Ver Más

Lunes 4 de octubre de 2004

Si no cambiamos, nos desintegramos

El país necesita líderes que sean capaces de sacudir a la gente y despertarla del acostumbramiento a vivir cada vez peor. El desafío consiste en hacerle comprender a los ciudadanos que no deben conformarse con las migajas que les tiran los gobernantes de turno y convencerlos de que es posible volver a tener un país donde cada uno viva con la dignidad de progresar gracias a su trabajo, esfuerzo e inteligencia. Ver Más

Jueves 30 de septiembre de 2004

El nefasto 14 bis

Los falsos “derechos” consagrados en el texto de la Constitución Nacional a partir de la inclusión del artículo 14 bis allanan el camino para que los gobernantes se conviertan en monarcas despóticos que saquean impositivamente a los ciudadanos para comprar votos y perpetuarse en el poder. Ver Más

Lunes 27 de septiembre de 2004

¿Quién le dará trabajo a un piquetero cuando salgamos de esta locura?

Es una quimera pensar que el país podrá salir adelante sin la existencia de capital humano adecuadamente capacitado y capaz de hacer frente al desafío del trabajo cerebro intensivo que exige una economía competitiva. ¿Cómo vamos a hacer para recuperar a una buena parte de la población que desde hace años se ha acostumbrado a no trabajar o a trabajar mal? Ver Más

Jueves 23 de septiembre de 2004

Una opinión políticamente incorrecta

El pueblo argentino se ha empobrecido culturalmente y, como consecuencia, se ha convertido en presa fácil de la demagogia y el populismo distribucionista. Para tener un país con futuro hay que concentrarse en trabajar para vencer la incultura que hoy reina por doquier. Ver Más

Lunes 20 de septiembre de 2004

El Banco Central y la institucionalidad del país

La independencia del Banco Central de la República Argentina (BCRA) es un requisito fundamental para que la política monetaria sea previsible y que, de esa manera, los agentes económicos puedan tomar decisiones de largo plazo. Sin embargo, el reciente cambio del presidente del BCRA vuelve a demostrar una vez más que este organismo no es una institución independiente sino que está subordinada al poder político de turno. Ver Más

Jueves 16 de septiembre de 2004

La Corte genera más incertidumbre

La reciente sentencia dictada por la Corte Suprema de Justicia acerca de la inconstitucionalidad de los topes a las indemnizaciones por despido, demuestra la falta de confianza de los miembros del tribunal en las leyes del mercado y de la economía. Ver Más

Lunes 13 de septiembre de 2004

¿Contribuyentes o súbditos de la corona?

El Estado nacional y las provincias obligan a los ciudadanos a pagar sus impuestos sin prestarles a cambio los servicios públicos –educación, salud y seguridad– prometidos. Más aún, persiguen y castigan a los contribuyentes si éstos no cumplen con sus obligaciones en tiempo y forma. Sin embargo, jamás ponen el mismo énfasis y ahínco para controlar que el dinero recaudado realmente se destine a los fines previstos. Ver Más