Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

EPT | June 20, 2018

Scroll to top

Top

Jueves 5 de julio de 2007

Bermuda, la intriga y el relax

Conocida como uno de los vértices del famoso triángulo formado junto con Puerto Rico y la península de la Florida en donde se creía que desaparecían aviones y embarcaciones, Bermuda es –en realidad– una deliciosa y pequeña isla en el Atlántico que se caracteriza por sus arenas rosadas, coloridas posadas y un sinnúmero de actividades deportivas.

Bermuda tiene más campos de golf por kilómetro cuadrado que ningún otro lugar en el mundo. El clima es templado todo el año y sus playas tienen un acceso fácil desde cualquier destino de la costa este de los EE.UU. o desde Toronto, en Canadá. Estos factores, junto a su verano espectacular, la han convertido en un destino no sólo preferido por turistas, sino también por empresas que destinan allí a sus ejecutivos en viajes de incentivos y convenciones. Hasta el Royal Naval Dockyard en el pueblo de St George, con su inigualable encanto inglés, está preparado para ser alquilado para objetivos empresarios como banquetes, recepciones y cocktails que tengan que ver con presentaciones de productos o novedades.

El pintoresco acuario, que es al mismo tiempo zoológico y museo, provee un lugar diferente, vívido y a la vez elegante, para organizar eventos al anochecer, antes de la cena. Esos mismos lugares, junto con el Bermuda Maritime Museum y las galerías de arte de la Bermuda National Gallery y del Hamilton City Hall and Arts Centre, son asimismo visitados por turistas de placer.

Mientras el golf es la primera actividad deportiva en la isla, quienes no lo practican tienen para elegir otras opciones, que van desde el tenis hasta el shopping y los tours de reconocimiento.

Media docena de spas ofrecen tratamientos de rejuvenecimiento. Uno de los más conocidos es el Willow-Stram Spa en el Fairmont Southampton. El centro tiene 12.000 metros cuadrados de instalaciones y 15 cabinas de tratamiento. Otra opción es el Aquarian Baths & Ocean Spa en Cambrigde Beaches. Allí se puede elegir entre piscinas, salón de fitness y un spa de estilo europeo. Asimismo, el recientemente renovado hotel Wyndham tiene uno de los más afamados centros de relax de toda la isla.

Las opciones gastronómicas son varias y no sólo incluyen la noche. Se puede planear un día de picnic con un asado en la playa, optar por un brunch (mezcla de desayuno y almuerzo) a bordo de alguna de las embarcaciones que realizan paseos de alquiler o cumplir con una de las tradiciones de Bermuda: el desayuno de los domingos con bacalao.

El restaurante Little Venice tiene una división de catering, al igual que el Flying Chef, con lo que envían comidas preparadas a donde uno lo desee. El Harbourfront Restaurant también ofrece opciones a empresas que realicen eventos, con un lugar privado reservado para unos 60 lugares.

En materia de hotelería, la isla rebosa de opciones. Resorts, posadas y hoteles proveen todas las necesidades de los exigentes visitantes con rangos de precios que contemplan todos los presupuestos.

La isla tiene una compañía de trolley, la Bermuda Train Company, que provee servicios de tours para visitantes a precios muy acomodados y puede llevar un máximo de 60 pasajeros por viaje. Bermuda es pequeña y, por cualquier método que se elija, recorrerla sólo exige una hora. Alquilar un auto o camioneta es accesible y quizás sea el medio más recomendable para tener independencia y poder visitar por sí mismos las innumerables bajadas de playa y bahías que este paraíso tiene para ofrecer. © www.economiaparatodos.com.ar


\"\"
Se autoriza la reproducción y difusión de todos los artículos siempre y cuando se cite la fuente de los mismos: Economía Para Todos (www.economiaparatodos.com.ar)