Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

EPT | September 16, 2019

Scroll to top

Top

Jueves 15 de septiembre de 2005

Carlos Curi: “Por primera vez, desde 2001, los bancos empiezan a generar dinero”

El economista Carlos Curi analiza en esta entrevista qué está pasando con el riesgo país en los mercados emergentes y, en particular, en la Argentina. Además, brinda un panorama sobre el mercado de bonos y sobre la situación actual del sistema bancario.

– ¿Qué está pasando con el riesgo país?

– El riesgo país argentino está en alrededor de los 418 puntos básicos, contra unos 392 del brasileño y dentro de un nivel general para todo lo que es mercados emergentes de 270 puntos básicos.
Sin embargo, estamos en los mínimos históricos de riesgo país para toda la zona emergente y la Argentina ha seguido la tendencia general. Claro que se ha venido beneficiando desde los últimos 24 meses por una excepcional combinación de factores: tasas de interés bajas, tasas de inflación bajas, una disminución muy fuerte de la versión en riesgo por parte del inversor internacional y demanda global con precios de las commodities altos. Esto ha llevado a que se invierta en bonos de países emergentes 4.000 millones de dólares en lo que va del año. Y si tomamos acciones, se han invertido 9.000 millones de dólares.
El total de dinero destinado a mercados emergentes en los últimos dos años es muy importante. La Argentina ha estado inmersa en este proceso y se ha beneficiado mucho. Los inversores han llegado, fundamentalmente, atraídos por los altos rendimientos de los bonos en pesos ajustados por CER que se dieron por el nivel de inflación que estamos teniendo.

– Eso ahora se frenó.

– Sí, es cierto, pero el mercado está opinando que la decisión del gobierno de no emitir más bonos con CER es totalmente temporaria y que, en definitiva, va a seguir una política acomodaticia a las oportunidades del mercado. Más allá de eso, en el caso particular de la Argentina, su riesgo país en los últimos dos o tres meses ha venido bajando más fuerte que en el resto de los mercados emergentes.

– ¿A qué se debe?

– Es porque la Argentina en el momento del canje se comprometió a que, a los efectos de tratar de neutralizar cualquier acción negativa por parte de los inversores que no habían entrado al canje, los excedentes de la capacidad de pago para los servicios de la deuda y el excedente equivalente al 5% del crecimiento del Producto Bruto Interno (PBI) pautado por el Ministerio de Economía fueran a parar a la recompra de bonos. Ese monto es equivalente, aproximadamente, a 600 millones de dólares por año. No se espera que Argentina recompre bonos durante 2005, pero es muy posible, o mejor dicho, lo va a tener que hacer en 2006 y eso es lo que sostiene al precio de los bonos argentinos, por lo menos en dólares. Al precio de los bonos en pesos, en cambio, los sostiene la inflación.

– ¿Después de las elecciones van a tratar de colocar bonos nuevos?

– No, lo van a hacer la semana que viene. Van a tratar de colocar 1.000 millones de dólares de un Boden con vencimiento en el 2015 y va a salir bajo ley argentina. ¿Qué significa esto? Que va a ir a parar, finalmente, a los portafolios de las AFJPs y a los bancos locales. Y con un cupón al que le va a ser muy difícil mantener el 8%. Acuérdese que el gobierno emitió bonos con vencimiento en 2012 hace unos meses atrás. Quiso salir con 500 millones peor para poder mantener el cupón al 8% no tomó el total, sino que tuvo que tomar solamente 350 millones. De haber salido con 500 millones debería haber salido con un cupón mayor. Así que, hoy por hoy, el mercado está pensando que, de salir al 2015, vamos a tener que pagar un poco más del 8%: entre el 8,5% y el 9,25%.

– ¿Y ese 8% se va a convertir en el piso de tasa de interés para el sector privado?

– Exactamente. Porque si bien no es un monto muy alto, es a 10 años.

– ¿Y en el mercado financiero qué es lo que está pasando?

– El mercado financiero, en lo que va de la crisis a hoy, aumentó su capitalización en 3.500 millones de dólares. Algo que es absolutamente insuficiente, porque la pérdida que tuvo en 2001 ha sido muy superior a eso. Pero, no obstante, es una buena noticia que haya aumentado.
Recién ahora empezaron a aparecer los balances con ganancias operativas en los bancos. Es la primera vez, desde 2001, que los bancos empiezan a generar dinero.
En términos de depósitos, han estado planchados en lo que va del año con respecto al PBI, mientras que los créditos han aumentado alrededor de un 30%: pasaron del 7% al 9% del PBI.

– Estamos hablando de créditos al sector privado, ¿correcto?

– Sí, PyMEs e individuos. Las PyMEs han crecido mucho en materia de créditos. En términos monetarios, los depósitos han subido un 10%, pero eso es inflacionario, es tasa de interés que se renueva. La estabilidad de los depósitos es fundamentalmente tasa de interés negativa que hemos tenido, que seguimos teniendo y que es muy previsible esperar tener durante los próximos 6 o 7 meses.

– ¿Tasa de interés negativa en términos reales?

– Sí.

– ¿Pero cómo lo mide? ¿Tasa de interés negativa contra inflación o contra tipo de cambio?

– Piense que el inversor extranjero no está colocándose en depósitos. Es el inversor local. Así que es contra inflación.

– ¿Se mide contra inflación?

– En realidad, el efecto, finalmente, es que los depósitos no están aumentando y que no hay individuos depositando en los bancos. En estos momentos, la mayor parte de los depósitos bancarios son de empresas. Los individuos han salido del circuito.

– El 55% de los depósitos está a la vista, en cuentas corrientes y cajas de ahorros. Los plazos fijos son institucionales.

– Pero, además de eso, gran parte de esos depósitos a la vista son corporativos. El individuo ha salido del depósito bancario.

– El grueso de los depósitos en plazos fijos debe ser básicamente de las AFJPs, ¿no?

– Sí.

– ¿Ahora, los depositantes corporativos miden contra inflación o miden contra tipo de cambio? Para el gobierno la preocupación es que baje el tipo de cambio. Pero si sube se da vuelta todo el mercado.

– Totalmente de acuerdo. Es así. Yo creo que, en principio, lo miden contra inflación, en estos momentos. Porque sus stocks están medidos contra inflación. Fundamentalmente, por eso. Y cuando uno le pregunta a los depositantes si para ellos la tasa de interés real es positiva o negativa, la respuesta es siempre que es negativa.

– Por último, ¿qué pasa con la relación con el Fondo Monetario Internacional?

– El gobierno lo sigue esquivando, fundamentalmente porque no se quiere atar a un plan de largo plazo. Pensemos que la política económica que está llevando a cabo el gobierno es la más heterodoxa de la región. Tenemos a Brasil como lo más ortodoxo, la Argentina como lo más heterodoxo y en el medio hay de todo. © www.economiaparatodos.com.ar




Se autoriza la reproducción y difusión de todos los artículos siempre y cuando se cite la fuente de los mismos: Economía Para Todos (www.economiaparatodos.com.ar)