Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

EPT | January 25, 2021

Scroll to top

Top

Jueves 29 de septiembre de 2005

Carlos Curi: “Una gran masa de inversores extranjeros se vuelca a los bonos argentinos en pesos”

El índice inflacionario actual y algunas de sus consecuencias, el estado del mercado de bonos argentinos, el riesgo país y la relación conflictiva del Gobierno con el Fondo Monetario Internacional son los temas coyunturales que el economista Carlos Curi desarrolla y analiza en esta entrevista.

– En los diarios de los últimos días se publicó la información de que la tasa de inflación iba a descender. ¿Hay indicios de que eso vaya a suceder?

– La inflación está en alrededor del 10% y no hay indicadores de que vaya a bajar. Un caso para tomar en cuenta es el de los inmuebles. Hay un gran movimiento inmobiliario y los precios tienden a subir.

– ¿Cuál es la razón?

– Este boom está justificado por la necesidad de tener un activo en reserva, frente a este proceso inflacionario. Y para ello, los jóvenes ya no acuden al dólar como reserva de valor, tal como se solía hacer en el pasado, sino que recurren a otro tipo de activos, como por ejemplo, las propiedades.

– ¿Las nuevas generaciones perciben este 10% de manera más grave de lo que nosotros lo hacemos?

– Sí, claro. Ellos no están acostumbrados a tasas de inflación altísimas como vivimos nosotros en la década del 80. Por otro lado, cuando nosotros teníamos la edad de ellos y se daba un proceso hiperinflacionario, quizás íbamos al dólar. Pero esta camada de gente no ve al dólar como activo en desarrollo, por lo menos en las circunstancias actuales. Y el activo de reserva que tienen como alternativa tiene un valor muy alto, porque comprarse un departamento hoy no lo pueden hacer todos. Entonces, los jóvenes aumentan el gasto corriente o se endeudan para comprar un activo de reserva. Ésta es la experiencia que tengo de los profesionales jóvenes que están alrededor mío que entienden que el ajuste de salario está detrás de la inflación.

– Se están comportando como si tuvieran experiencia inflacionaria…

– Exactamente.

– Y nosotros, los que vivimos ese período, no percibimos todavía un disloque…

– No, porque inflación para nosotros era 50 o 60% mensuales. No esto. Esto es casi un chiste.
Este tema de la inflación es interesante porque, de alguna manera, los comportamientos monetarios influyen muchísimo en el sistema financiero y tienen mucho que ver con los mercados.

– ¿Y qué novedades hay en los mercados?

– El mercado de bonos argentinos sigue en alza y el riesgo país ha bajado de 387 puntos básicos a 357, mientras que hace quince días estaba arriba de los 400. Pero, fundamentalmente, el mercado se está moviendo por los bonos o títulos ajustados por la inflación, es decir por CER.

– ¿Y por qué cree que se da este alza?

– Porque estos bonos tienen la combinación de dos variables que son muy interesantes. Una es el ajuste inflacionario previsto para los próximos meses. La otra tiene que ver con la teoría de que el dólar sea va a mantener estable o va a ir decreciendo. Esto ha dado, a lo largo de este año, rentabilidades superiores al 20% en dólares. Con lo cual hay muchos inversores extranjeros y fondos de inversión dedicados a mercados emergentes que han salido masivamente a comprar los bonos argentinos en pesos. Es tan así, que estos bonos argentinos en pesos empiezan a ser cotizados en el exterior como paridad del dólar. Esto hace, además, que los inversores puedan evitar las regulaciones cambiarias del Banco Central. Usted sabe que uno no puede ni comprar ni vender más de 2 millones de dólares sin hacer un encaje del 30%. Lo cual provoca que haya que ir al exterior para comprar títulos libremente. Por estas razones, la gran masa de inversores está concentrada en los bonos en pesos y seguramente estos bonos van a seguir creciendo.

– ¿Cuál es el stock de bonos en pesos ajustables por CER?

– No recuerdo con exactitud, pero alrededor del 70% del stock de deuda argentina está en pesos ajustados por CER en estos momentos. El stock de deuda argentina total es de unos 260 mil millones de dólares.

– Es un boom…

– Sí, es una cantidad muy importante.

– ¿Y los bonos en dólares?

– Los bonos en dólares son otra historia, a pesar de que están vendiendo alrededor de 8% o 7%, que es más o menos el doble de la tasa que paga un bono del tesoro americano por la misma duración. Una enormidad de tasa. Sin embargo, los inversores no los están comprando. Tanto es así, que el Gobierno quiso emitir un Boden 2015 la semana pasada y tuvo que declarar desierta la licitación porque nadie quiso comprarlo al precio al que quería venderlo, que era un poco por encima del 8%.
Ahora el gobierno ha descubierto que, por ejemplo, la compañía que maneja el fondo de garantía de depósito, que se llama CEDESA, tiene ahí un reservorio de 400 millones de dólares que están invertidos en títulos americanos. O sea que puede invertir lo mismo que el Banco Central. Por eso, está tratando de cambiarle la regulación a CEDESA de forma tal que pueda invertir en Boden, para tratar de que venda los bonos americanos y compre Boden 2015 para financiar al Gobierno.
En definitiva, están pasando la escoba en todo reservorio de dólares que puedan conseguir de las entidades antárticas, para poder satisfacer los pagos que tienen que hacer durante este año.

– ¿Cómo sigue la relación con el Fondo Monetario Internacional (FMI)?

– La asamblea anual del FMI terminó el miércoles 28, en Washington. Allí estuvieron tanto Martín Redrado, presidente del Banco Central, como el ministro de Economía Roberto Lavagnan. Y Lavagna aprovechó para reunirse con Rodrigo de Rato.

– ¿Con respecto a las posiciones hay algún cambio?

– No. Las posiciones son las mismas de siempre, bien distantes una de otra y es muy difícil que lleguen a un acuerdo. No obstante, Lavagna está tratando de abrir camino a una refinanciación, pensando fundamentalmente en el 2007. Porque en ese año tenemos de vuelta una gran concentración de vencimientos y es un año electoral.
Tuve la posibilidad de hablar con algunos asistentes que me decían que, en definitiva, se sigue pensado desde la intransigencia del ala política K seguir demorando el diálogo, si bien Lavagna está intentando algún tipo de acercamiento.

– ¿Se llegará a un acuerdo?

– Yo creo que al final van a llegar a una solución de compromiso, pero es un proceso que va a llevar mucho tiempo. Fundamentalmente porque la Argentina en algún momento se va a dar cuenta de que pagar con las reservas internacionales -como va a tener que hacer en algún momento de aquí a fines de 2006- es poco ortodoxo. © www.economiaparatodos.com.ar




Se autoriza la reproducción y difusión de todos los artículos siempre y cuando se cite la fuente de los mismos: Economía Para Todos (www.economiaparatodos.com.ar)