Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

EPT | August 21, 2017

Scroll to top

Top

Jueves 6 de marzo de 2008

Ciudad de veleros

Conocida como “La ciudad de las Velas” (City of Sails) y con la proporción de barco por persona más alta del mundo, Auckland es un paraíso para los amantes de la navegación.

Como acostumbraron a hacer los ingleses en la mayoría de sus colonias, la ciudad más famosa de Nueva Zelanda no es su capital. Pero Auckland reúne belleza, modernidad, pujanza y una cita ineludible para aquellos con itinerario oceánico: es mundialmente conocida como la ciudad de los veleros.

Mitad marina, mitad urbana, Auckland está ubicada en una delgada faja de tierra que, rodeada por el Océano Pacífico, está muy favorablemente situada para practicar deportes náuticos y velerismo en sus bellísimas bahías. Fundada en 1840, ocupa un área visualmente privilegiada de la Isla Norte (el país se compone de dos islas mayores –Norte y Sur– y otras menores). En realidad, parte de esa belleza visual se la da la construcción edilicia sobre el istmo que separa el Pacífico del Mar de Tasmania. Fuera del centro financiero y comercial, la ciudad es baja y típicamente inglesa. Muchas construcciones siguen siendo de madera y la calidez acompaña las costumbres de un pueblo que sabe que está en las antípodas, pero que no ignora que ello no es un obstáculo para vivir bien, con un nivel de vida agradable y de país desarrollado.

Ciudad muy cosmopolita, tiene una atractiva vida nocturna, moda y artes, además de ser el lugar ideal para iniciar un recorrido por Nueva Zelanda. Y una de sus grandes ventajas es su cercanía a todo. Con apenas 45 minutos se puede estar en una silenciosa y placentera playa, explorando el bosque nativo o en una isla subtropical, todo depende de la dirección que uno decida darle a su itinerario de exploración.

La diversa geografía de Auckland se debe a una erupción volcánica de hace unos 50.000 años. De hecho, las atracciones naturales que la rodean incluyen dos montañas, veintitrés parques nacionales, cuarenta y ocho puntas de volcanes, dos reservas marinas, más de cien kilómetros de costa y más de quinientos kilómetros de senderos de trekking.

El recorrido urbano no puede obviar el museo de la ciudad. Ubicado en el Domain y abierto todos los días, tiene una gran variedad de piezas cuyo rigen es la cultura Maorí. El orgullo del lugar es una canoa (waka) de 25 metros de largo. También posee una fina colección de atriles del Pacífico sur y de la vida silvestre de Nueva Zelanda. Por su parte, el Museo Marítimo Nacional está dedicado a una de las obsesiones neocelandesas: el velerismo. Explora 1000 años de historia en esta materia en Nueva Zelanda.

La imponente Sky Tower es un imperdible. La torre es parte de Harrah’s Sky City, un sector compuesto por casinos, restaurantes, cafés y bares. Es la estructura más alta de Nueva Zelanda, con 328 metros de altura (más alta que la Torre Eiffel). Desde las alturas de esta torre se pueden realizar saltos con cuerda elástica (el famoso y electrizante “Bungee Bungy”).

En la intersección de las calles Wellesley y Kitchener se encuentra la Auckland Art Gallery (Toi o Tamaki). Es el lugar desde donde se narran las historias de Nueva Zelanda a partir de las artes visuales. Tiene la colección más grande y completa de obras de arte, tanto nacionales como internacionales, ya que posee aproximadamente 12 mil piezas. Se la puede visitar y disfrutar de su variado “Public Programm” o hacer un tour guiado, sin costo, todos los días de la semana a las dos de la tarde con uno de sus guías especializados. Existen varias galerías pequeñas y otros lugares de reunión en el sector, donde se pueden disfrutar de obras de teatro, danza, óperas y música clásica y popular.

En las afueras de la ciudad pueden descubrirse playas extensas que esperan los cortos meses del verano para ofrecer lo mejor de la vida de vacaciones a los neocelandeses que el resto del año pasan su vida apasionados por el rugby y conviviendo con el frío crocante de uno de los lugares más bonitos del mundo. © www.economiaparatodos.com.ar


\"\"
Se autoriza la reproducción y difusión de todos los artículos siempre y cuando se cite la fuente de los mismos: Economía Para Todos (www.economiaparatodos.com.ar)