Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

EPT | September 16, 2019

Scroll to top

Top

Viernes 28 de junio de 2013

Comienzan a sonar alertas para los precios del ciclo 13/14.

Comienzan a sonar alertas para los precios del ciclo 13/14.

Nos encontramos próximos a ingresar al bimestre Julio-Agosto, periodo en el cual, el mercado climático norteamericano se desarrollará en su mayor expresión. En esta última semana, las condiciones han sido beneficiosas para el desarrollo de los cultivos, con temperaturas elevadas y algunos pronósticos de precipitaciones para los próximos días. Tal es así, que el USDA, en su reporte publicado el pasado lunes, reflejó esta mejoría, informando lo siguiente:

Nos encontramos próximos a ingresar al bimestre Julio-Agosto, periodo en el cual, el mercado climático norteamericano se desarrollará en su mayor expresión. En esta última semana, las condiciones han sido beneficiosas para el desarrollo de los cultivos, con temperaturas elevadas y algunos pronósticos de precipitaciones para los próximos días. Tal es así, que el USDA, en su reporte publicado el pasado lunes, reflejó esta mejoría, informando lo siguiente:

* Soja: mejoró un 1% la calidad de bueno y excelente, que pasan del 64 al 65%. Hay que tener en cuenta que este porcentaje es muy superior al que teníamos a esta altura del año pasado (53%), cuando estados Unidos estaba ingresando en uno de los períodos más secos de su historia. También se informó el avance de siembra, 92% al 23/6, mostrando un atraso del 3% contra el promedio histórico.

* Maíz: también mejoró un 1% la calidad de bueno y excelente. Ahora se encuentran con un 65%, cuando a esta altura del 2012 tenían el 56% en esa categoría. Con la siembra finalizada, el otro dato relevante, es el porcentaje de maíz nacido. Se reportó 96%, mostrando un leve atraso contra el 99% del promedio histórico.

Esto ejerció cierta presión sobre los precios, que hizo que la posición soja mayo 2014 baje U$S/Ton 4, para ubicarse en U$S/Ton 295. En el mismo sentido, desde el mercado financiero, tampoco llegaron buenas noticias para los commodities. Sucede que por un lado, la Reserva Federal de Estados Unidos anunció políticas de menor liquidez de cara al futuro, lo que significa un probable revalúo del dólar, en detrimento de otras monedas, empeorando el poder de compra de estas últimas. También nos encontramos con perspectivas de una devaluación más acelerada del real, que igualmente actúa como efecto bajista. Esto nos hace pensar que Brasil, al margen de tener precios bajos en dólares, notará una mejoría en el resultado del negocio medido en moneda local, y por ende, sembrará una superficie importante.

Por otro lado, el vienes 28 (13hs hora local), el USDA emitirá su informe de superficie implantada para el ciclo actual y existencias estadounidenses al 1/6. El mercado tiene cargada una gran expectativa en estas cifras, principalmente en las de superficie, dado que, como consecuencia de las abundantes precipitaciones, se aguarda un recorte del área sembrada de maíz en torno a 1 MM hectáreas, parte de las cuales (0,5 MM hectáreas) habrían sido sembradas con soja. De confirmarse lo anterior, será un peso adicional que tendrán que soportar las cotizaciones de la oleaginosa.

Podemos concluir, que las dos principales variables sobre las que va a tradear el mercado de granos en las siguientes jornadas, serán las expectativas sobre el informe del 28/6 por un lado, y luego, los pronósticos climáticos de corto plazo para Estados Unidos, intentando determinar las consecuencias que estos últimos, tengan en el desarrollo de los cultivos.

Vale destacar que las variables hasta aquí descriptas, no deberían hacernos ingresar en un estado de pánico en términos de precios proyectados para la próxima campaña. Simplemente, obliga a todo aquel que pretenda hacer una adecuada administración del riesgo precio del negocio, a monitorearlas. Entonces, repetimos el mensaje de la semana pasada. Con un escenario de costos (directos e indirectos) crecientes en dólares, y las perspectivas de precios decrecientes, se consolida la idea de un año en el que el productor tendrá que hacer muy bien las cuentas, y es por ello que el momento es AHORA. Nos encontramos en plena negociación alquileres, variable en la que habrá que aunar esfuerzos en pos de distribuir proporcionalmente los riesgos, pero otra vez, el momento de hacerlo y darle sustentabilidad al negocio es AHORA, porque luego, en septiembre-octubre, cuando estemos sembrando y pretendamos reducir costos, ya será demasiado tarde.