Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

EPT | December 9, 2019

Scroll to top

Top

Lunes 10 de mayo de 2010

DNI: cómo el Gobierno basurea a nuestros hijos

Renovar el documento nacional de identidad en la Argentina se vuelve una odisea que parece no tener fin.

Cumpliendo con lo que indica la ley, mi hija Florencia concurrió a hacer su DNI el 20 de septiembre de 2008 a una unidad móvil de documentación que el gobierno de la provincia de Buenos Aires había ubicado en Olivos. El folleto que entregaban a las personas que iban a renovar su DNI tiene los logos del Registro Provincial de las Personas, del Ministerio de Jefatura de Gabinete y Gobierno y del Gobierno de la Provincia de Buenos Aires.

Una vez realizado el trámite, repito, el 20 de septiembre del 2008, en el móvil 3308, le entregaron la Constancia de Actualización Documento Nacional de Identidad 16 años y está firmada por Gustavo Alejandro Pastorive. Con esa constancia tenía que retirar el documento a los pocos días hábiles en la Delegación correspondiente al domicilio declarado. El domicilio declarado es en Olivos y, por lo tanto, la delegación era la de Olivos.

Y aquí comienza la odisea. Fue infinidad de veces al registro de Olivos y siempre se volvió sin el documento porque le informan que ellos no lo recibieron.

En uno de los papeles que le entregaron en el móvil figura el 0800 999 6304 y abajo dice: “Consulte el estado del trámite de su DNI”. Llamar a dicho número es lo mismo que nada. Atienden razonablemente bien pero nadie sabe dónde está el documento. Unos dicen que está en La Plata, en la Plata (teléfono 0221 4296 293) dicen que está en Capital Federal, en Capital Federal, en Diagonal Norte, atendieron a mi hija y le dijeron cómo había dejado pasar el tiempo. Que el documento podía haber ido a su destrucción. Mi hija no dejó pasar ningún tiempo. Por el contrario, le hicieron perder el tiempo yendo de un lado para otro sin lograr nunca una respuesta. Encima que no saben darle una respuesta, le transfieren la culpa a ella porque después de 19 meses nunca le supieron decir dónde ni cuándo iba a estar su documento. El descaro de la burocracia supera los límites de la imaginación de cualquier ciudadano decente.

Mi mujer habló a La Plata y ahí le dijeron porqué no iba desde Olivos hasta La Plata a hacer otro documento. ¿Pensarán que la gente común tiene tiempo para perder? ¿Acaso no se dan cuenta que la gente que trabaja destina parte su esfuerzo a mantener a los burócratas que no hacen otra cosa que complicarle la vida a la gente decente y qué quiere cumplir con la ley?

Telefónicamente en La Plata le dijeron que el DNI de mi hija había sido remitido a Capital Federal el 20 de octubre de 2008, desde dónde, supuestamente, tenía que volver La Plata y de ahí a Olivos o directamente enviarlo a Olivos. Solo Dios sabe cuál es la ruta de los DNI.

Desde el 20 de septiembre de 2008 hasta hoy han pasado 19 meses y mi hija no logra conseguir que le entreguen el DNI, por el cual, por cierto, hubo que pagar el importe correspondiente.

Cada vez que llama por teléfono al mencionado 0800 o va a la delegación Olivos, se fijan en la computadora y le dicen que efectivamente el documento está, pero nadie sabe dónde. ¿Para qué tienen computadoras?

Por supuesto que al no tener su DNI, por culpa de la burocracia de la Provincia de Buenos Aires y del Gobierno Nacional, tiene problemas para poder dar sus exámenes y que le entreguen la documentación por haber terminado sus estudios en el colegio. Florencia siempre fue una alumna brillante y dedicada y ahora se encuentra que los laberintos de la burocracia le impiden avanzar en sus estudios. ¿Qué mensaje le están dando las autoridades nacionales y provinciales a mi hija y a tantos otros chicos? ¿Qué no vale la pena esforzarse y cumplir porque en Argentina el que cumple con la ley es maltratado e ignorado? ¿Qué no vale la pena la cultura del esfuerzo porque después viene un burócrata y destruye el esfuerzo de los jóvenes?

¿Cómo puede ser que 19 meses después de haber hecho el trámite para tener su DNI en regla, el documento no aparezca y nadie sepa decir dónde está? ¿Lo habrán usado para reforzar los votos a favor de las fracasadas candidaturas testimoniales? ¿Será el costo que tienen que sufrir los argentinos de tener gobernantes que solo piensan en las trenzas políticas y como sostenerse en el poder?

Causa gracia verla a Cristina Fernández decir que se siente Sarmiento entregando computadores y que en su gobierno sean incapaces de usarlas para descubrir dónde se encuentra un simple DNI.

Aníbal Fernández habla por internet, se hace el tecnológico pero ni los burócratas nacionales ni los aliados provinciales del kirchnerismo saben usar una computadora para localizar dónde está un DNI. ¿En vez de alentar a los cyberk a agredir a quienes piensan diferente, porque no usan las computadoras para cumplir con su deber de estar al servicio de la gente que para eso se le paga un sueldo?

La mencionada Constancia de Actualización de DNI dice que se deja constancia ante esta Oficina Seccional las formalidades correspondientes para obtener su Documento de Identidad actualizado. Y, como decía antes, lleva la firma del Jefe de Oficina Seccional.

En uno de los papeles que le entregaron a mi hija en el móvil dice: SOLUCIONES PARA LOS CIUDADANOS “Es pilar de nuestra gestión garantizar el derecho a la identidad y ofrecer un mejor servicio al ciudadano”, firmado por Alberto Pérez, Ministro de Jefatura de Gabinete y Gobierno Provincia de Buenos Aires. La realidad es que es una tomada de pelo a la gente poner semejante frase.

Personalmente, entré al sitio web del Registro Nacional de las Personas para ver si podía usar Internet para seguir el trámite del DNI. La sorpresa es que piden el número de DNI y luego una clave larguísima que no figura en ninguno de los papeles que le entregaron a mi hija.

De nuevo, Fernández, ¿por qué en vez de perder el tiempo en Facebook no se ocupa de ver que funcione el derecho de las personas a tener su documento de identidad? Cristina, ¿por qué en vez de hablar tanto desde el atril y llenarse la boca con las computadoras no se encarga de ver si sus burócratas las usan para trabajar o para jugar al solitario spider?

La verdad es que con esta gente se me acabó la paciencia. Y mucho más cuando basurean a uno de mis hijos.

No sé cuándo mi hija logrará encontrarse con su DNI. Pero de lo que sí estoy casi seguro es de que luego de escribir estas líneas me llegará otra de las tantas cartas de la AFIP. © www.economiaparatodos.com.ar


\"\"
Se autoriza la reproducción y difusión de todos los artículos siempre y cuando se cite la fuente de los mismos: Economía Para Todos (www.economiaparatodos.com.ar)