Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

EPT | January 24, 2020

Scroll to top

Top

Lunes 3 de diciembre de 2007

El amor comienza en casa

La paternidad implica transmitir amor, alegría, aliento, ejemplos y un mensaje de esperanza.

“Todas las personas mayores han comenzado por ser niños
(pero pocos de ellos lo recuerdan).”
Antoine de Saint-Exupèry

La maternidad y la paternidad son una experiencia única e irrepetible que comienza con el nacimiento de cada uno de nuestros hijos, ya que ellos también son únicos e irrepetibles.

Una experiencia positiva de maternidad o paternidad implica un adulto atento, cercano, cálido, calmado y, sobre todo, alentador del desarrollo de los niños. De esta forma, nuestros hijos reciben de nosotros, sus padres, mensajes de esperanza, la sensación de que son capaces de enfrentar y afrontar el mundo sin temor y sienten que ellos significan para nosotros una gran alegría.

La Madre Teresa de Calcuta afirmaba: “El amor comienza en casa, sólo cuando hay amor en casa podemos compartirlo con nuestros vecinos. Desde el principio debemos enseñar a nuestros hijos a amarse mutuamente”.

La familia es el lugar donde no solamente se espera recibir alimento, sino también protección, cariño. La sensación de querer y ser querido por alguien.

Sin ninguna duda, el amor, la alegría, el respeto, la solidaridad, el compromiso, la responsabilidad, todo, se aprende en casa. ¿Cómo? Básicamente, a través del ejemplo de mamá y papá.

¿Qué significa, entonces, ser mamá? Ésta es una pregunta pretenciosa para la que hay tantas respuestas como madres existen. Sin embargo, podemos esbozar algunas.

La madre tiene como función básica alimentar física y psicológicamente a sus hijos, dándoles protección y estimulándolos a crecer. Quizás lo más importante es que la mamá entregue al hijo una especie de amor incondicional, le enseñe a recibir y expresar ternura. Creer en sí mismo, sensación que debiera transmitir la madre, desarrolla el sentimiento de ser capaz de hacer bien las pequeñas tareas de cada día y ser valorado por ello.

¿Qué significa ser papá? También encontraremos aquí muchas respuestas, pero podemos decir que el padre ha sido históricamente la figura fuerte y protectora, el guía, la autoridad y el proveedor de la familia. Esto le ha costado un precio muy alto: la lejanía y en muchos casos la ausencia. Con el paso del tiempo, el rol del padre ha ido cambiando. Los padres hoy se integran y colaboran con las rutinas domésticas, ganando en presencia y cercanía. Un papá cercano, abierto al diálogo, afectuoso y cariñoso da a sus hijos una imagen positiva del mundo, entregándoles una sensación de protección inigualable.

Mamá y papá, palabras repletas de significado. Palabras universales, que implican responsabilidades, seriedad, compromiso y alegría. Con seguridad, fueron nuestras primeras palabras y las de nuestros hijos.

Como sostuvo el presbítero mexicano Rogelio Narváez Martínez en una de sus reflexiones dominicales: “La paz y la guerra comienzan en casa. Si de verdad queremos paz en el mundo, comencemos por amarnos mutuamente dentro de nuestras familias”.

No necesitamos hacer grandes cosas para lograrlo, sino simplemente ser mamá y papá. © www.economiaparatodos.com.ar

La profesora María Pía del Castillo es coordinadora de programas de la Fundación Proyecto Padres.


\"\"
Se autoriza la reproducción y difusión de todos los artículos siempre y cuando se cite la fuente de los mismos: Economía Para Todos (www.economiaparatodos.com.ar)