Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

EPT | April 18, 2019

Scroll to top

Top

Sábado 2 de noviembre de 2013

El día después…

El día después…

Gramsci en sus “cuadernos de la cárcel” explicaba que “si la clase dominante ha perdido el consenso, o sea, si ya no es “dirigente”, sino únicamente “dominante”, detentadora de la pura fuerza coercitiva, esto significa precisamente que las grandes masas se ha apartado de las ideologías tradicionales, no creen ya en lo que antes creían, etc. La crisis consiste precisamente en el hecho de que lo viejo muere y lo nuevo no puede nacer: en este interregno se verifican los fenómenos morbosos más variados”

A partir de este párrafo conjeturaré lo que puede significar el día después del 27 de octubre.

El Kirchnerismo, a partir de ahora pretenderá mantenerse en el poder como “clase dominante” ya que ha perdido en cierto modo el consenso del 54% obtenido en el año 2011 que le daba el título de “dirigente” y “dominante” a la vez, y para mi la prueba de ello es que Kristina eligió a su Vicepresidente, AMADO BOUDOU, su peor cuadro político para encabezar el acto post electoral en el Hotel TANGO NH.

El rol que jugó BOUDOU expresa más que la muerte, el final de una hegemonía de diez años de gobierno que impedirá que en estos dos años que restan hasta la próxima elección, nazca lo nuevo.

Lo de Boudou fue como una suerte de desafío político dirigido no solo a toda la oposición sino al propio entorno “K”, recordemos que Randazo se ufanó de menospreciarlo de modo expreso. Cuánto durará Randazo como ministro…, es una de las preguntas que quedarán flotando.

Los veinte y pico de puntos que ha perdido el “Kirchnerismo” a nivel nacional se han dispersado entre expresiones políticas claramente diferentes como lo son el PRO, con Mauricio Macri, el Frente Renovador con Sergio Massa y esa coalición de izquierda que por ahora encabezan Carrio y Pino Solanas, Hermes Biner, lo que queda de la UCR con Cobos quizás a la cabeza y el GEN con Margarita Stolbizer.

El Kirchnerismo mantiene algo más del 30% y por ello en cierto modo hubo un clima triunfalista en su acto post electoral porque lo que se valoró fue que solo se perdió un poco más del 20% de su caudal electoral comparando con la última elección de 2011, si la diferencia hubiera sido mayor quizás estaríamos pensando en una retirada del poder, pero lo cierto es que con ese 30% mantiene su mayoría parlamentaria que si bien no le permitirá mantenerse en el poder mas allá del 2015, por el contrario le servirá como “poder de veto” a “lo nuevo” que tampoco ha sido definido por la oposición.

Lo del Kirchnerismo fue una suerte de derrota a lo Pirro podríamos decir, ya que si bien un triunfo a lo Pirro es una victoria ruinosa por sus costos, una derrota a lo Pirro, sería una derrota con menores costos a los pensados…, y siendo objetivos así ha sido.

Por ahora “lo nuevo” serían intenciones pero aun no sabemos cuál será el repertorio de ideas sobre lo que se sustentará. Conviene recordar con Sebrelli que “…una ciencia política  fundada en hechos pero sin teoría es ciega…” y a la inversa diría una ciencia política sustentada en ideas, sin hechos es una mera abstracción, en definitiva “un relato”.

El PRO parecería creer que en la política solo vale la gestión, es decir “los hechos” y la izquierda en general parecería estar” lejos de los hechos” y en eso guarda alguna similitud con el Kirchnerismo.

Cabria suponer que la “oposición” en su vasto espectro comenzará a dialogar entre sí, aunque es obvio que la Izquierda extrema se excluirá, esa sería la experiencia directa de lo ocurrido luego del 2009 y su resultado en las elecciones del 2011. El diálogo deberá ser sinónimo de “construcción”, sino no será o no servirá para nada.

La oposición o los opositores tienen o tenemos una muy difícil tarea que es la de construir lo que llamamos “lo nuevo” que reitero no es solo “gestión”.

Volviendo a Gramsci en estos dos años viviremos “los fenómenos morbosos más variados” no solo porque el Kirchnerismo  exhibirá a fondo su poder de veto ante lo que llamamos “oposición” sino porque también dentro del propio “Kirchnerismo” o en su variante peronista “el morbo” se exhibirá en todo su esplendor siendo probable que se cumpla aquello de que se va solo hasta las cercanías del cementerio, nunca se ingresa.

Macri Cobos y Biner tendrán una cierta ventaja ya que por sus profesiones ingenieros, los dos primeros y médico el último, trabajan sobre cosas concretas, los abogados o filósofos trabajan sobre los discursos…y como lo dijo Ortega hace años, los argentinos debemos ir a las cosas…y dejar el énfasis de lado…lo que no niega que debemos estar “a la altura del tiempo”

Mi conclusión con este panorama pienso que el Kirchnerismo seguirá muy fiel a lo suyo y el desafío está a cargo de la “oposición” que deberá explicar con lujo de detalles que y como será “lo nuevo” sin olvidar que la derrota del Kirchnerismo fue “a lo Pirro” y como tal se celebró.

Si es cierto que Kristina armó el acto de anoche del FPV, ha demostrado una vez más que sus sentidos funcionan al cien por cien y que en verdad  conoce a la perfección las reglas del “maximin”

En cuanto a la coyuntura ya conocemos las medicinas “K” y por ese lado solo podemos esperar una modificación de las dosis…que podrían tener algún resultado inmediato y la inmediatez será de aquí en mas el objetivo “K”.

Así entiende el uso del poder el “Kirchnerismo” y su lógica funciona a partir de esa premisa.