Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

EPT | July 9, 2020

Scroll to top

Top

Jueves 12 de octubre de 2006

El otro Chávez

El hermano del presidente venezolano Hugo Chávez es poco conocido internacionalmente, pero ha ocupado puestos estratégicos, como –por ejemplo– el de embajador en Cuba.

Pocos, fuera de Venezuela, saben siquiera quién es Adán Chávez, el hermano del verborrágico e insolente presidente de ese país. Hasta no hace mucho, era el embajador venezolano en el destino diplomático más importante para Caracas: La Habana, Cuba, por supuesto. Allí vive el “profeta”, o sea, Fidel. No obstante, ahora que se aproximan las elecciones nacionales, Adán está de regreso en Caracas, convocado por su hermano.

Hasta ahora, Adán no ha tenido actuación pública más allá de su destino diplomático. Ni ha dado entrevistas, ni conferencias de prensa. Como si no quisiera eclipsar a su peculiar hermano, ni competir con él (lo que debe, por definición, ser harto peligroso). Pero es el hermano mayor de Hugo. Y el hombre de toda su confianza.

Como Hugo, Adán (que es licenciado en Física) no se crió con sus padres, sino con su abuela, Rosa Inés Chávez. Hay muchos que sostienen que quienes (como ellos) carecieron de afecto materno en su juventud buscan luego en la vida amasar poder, como manera de compensar la carencia de afectos que sufrieron.

A diferencia de Hugo, Adán (también de tez más bien cobriza, la de los “Llanos”) es tímido. Desde chico (como Hugo) se vinculó con el marxismo en sus versiones más radicales, trabajando para sus movimientos en la clandestinidad. No tiene ascendiente sobre Hugo, desde que éste, absolutamente pagado de sí mismo, no escucha realmente a nadie, ya que cree que todo lo sabe. Sin embargo, goza de su confianza. Por esto ha sido, sucesivamente, su secretario personal, el encargado de la reforma agraria, y, finalmente, embajador en Cuba.

A diferencia de Raúl Castro, Adán no tiene, ni pretende, luz propia. Le basta con estar “a la sombra” de Hugo. Aunque nada se le escapa. Para algunos, compensa la diferencia de carisma (que no tiene) con una mayor “consistencia ideológica”, y esto es lo que aparentemente Hugo más respeta en su hermano mayor, ahora “Ministro a cargo del Despacho de la Presidencia de la República”. ¿Nepotismo? No existe… © www.economiaparatodos.com.ar


\"\"
Se autoriza la reproducción y difusión de todos los artículos siempre y cuando se cite la fuente de los mismos: Economía Para Todos (www.economiaparatodos.com.ar)