Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

EPT | September 25, 2020

Scroll to top

Top

Jueves 29 de noviembre de 2007

El PGA Nacional Resort & Spa, en la Florida

La leyenda de este resort comienza obviamente con el golf. Pero no termina allí. Además de las cinco canchas de nivel profesional con que cuenta el complejo, el exclusivo hotel entrega una suprema oportunidad de descanso, relax y placer.

El marco deportivo del PGA National está respaldado por sus prolijos fairways, sus coloridas banderas, su frondosa arboleda y por la tradición de torneos de relieve internacional –desde la Copa Ryder hasta el Honda Classic– que se han jugado en alguna de sus cinco canchas, consideradas entre las mejores de los Estados Unidos por la revista especializada Golfweek.

Pero ese ambiente no es exclusivo ni privativo de golfistas. Las renovadas instalaciones del hotel entregan las condiciones perfectas para una escapada romántica, para las vacaciones familiares o, incluso, para reuniones de negocios en un clima de relax y de alrededores desintoxicantes.

El hotel se encuentra en la activa y exclusiva comunidad de Palm Beach Gardens, a solo minutos de los centros comerciales de más renombre en el mundo y de las doradas playas del sur de la Florida.

Dos aeropuertos locales, de gran tráfico y con una muy buena capacidad de conexiones, le sirven como inmediato contacto aéreo: las terminales de Palm Beach y de Ft Lauderdale International.

El North Palm Beach Florida Hotel es la base de operaciones adecuada ya sea que usted desee jugar golf, tonificarse o simplemente renovar las gastadas baterías del año. Se puede elegir entre 90 hoyos, un indulgente spa que ofrece más de cien tratamientos de rejuvenecimiento y siete tentadores restaurantes y bares que lo pondrán en contacto con la mejor gastronomía (por ejemplo, carnes grilladas de primerísima calidad y frutos de mar en el Ironwood Grill) y los más sofisticados tragos.

¿Necesita un poquito de soledad? Tome una taza de café y comience una caminata matinal a través de los senderos de la exclusiva comunidad golfística del PGA. Y si está allí por alguna cuestión comercial o de negocios, los espacios destinados a convenciones y reuniones le facilitarán toda la tecnología disponible para sacar el máximo provecho de su estadía, contribuyendo a un perfecto balance entre la productividad laboral y el placer de un merecido descanso.

Las instalaciones del spa son las mejores de Palm Beach. La ubicación mezcla un lujoso alrededor, un excelente servicio personal y los ancestrales poderes de renovación y rejuvenecimiento de “Las Aguas del Mundo”, una colección de piscinas que fusionan líquidos relajantes y sales importadas de los mercados más sofisticados, especialistas en estos tratamientos. Sea que usted desee un masaje vigorizante o un tratamiento específicamente diseñado, todo se encuentra disponible en este santuario. Especialistas le aconsejaran lo mejor, desde una caminata a la mañana muy temprano o un restaurador “body wrap”. Ni hablar de un masaje con linimentos relajantes, después de una rueda de golf, o un revitalizante masaje sueco, después de un día de compras. Los servicios del spa incluyen indicaciones para una alimentación sana y un menú de recetas apropiadas para seguir comiendo saludablemente en casa.

Desde el momento en que uno llega a esta propiedad se siente inmerso en ese perfume especial del estado donde siempre brilla el sol, todo combinado con estilo, una gran atención y un toque de calidad que aún puede advertirse en los más pequeños detalles. En cuanto al hotel en sí, dispone de 339 habitaciones y suites de dos cuartos y dos baños, recientemente renovadas, todas con excelentes vistas. También tiene 40 cabañas de dos habitaciones con amplios salones de estar, cocinas completamente equipadas y todas las comodidades de su propia casa. Siempre con una mezcla de estilo y del inconfundible ambiente del sur de la Florida, que comienza ni bien uno abre la puerta de su cuarto o “cottage”. Las cabañas son adyacentes a las canchas de golf, lo cual añade un ambiente y un contacto especial con la naturaleza. Son tan silenciosas y tranquilas que quienes las visitaron aseguran que puede escucharse el toque de un putt ingresando al hoyo. El mobiliario de madera de maple asiático contrasta con la modernidad de los televisores de pantalla plana y el granito y mármol de los espaciosos baños. Los cuartos disponen de balcones privados y, los más grandes, de terrazas.

En complejo podrá, además, jugar tenis en cualquiera de sus 19 canchas (12 de las cuales están habilitadas para uso nocturno), relajarse con las vistas de un lago de trece hectáreas o tomar clases del tradicionalísimo croquet (mientras imagina que es un noble inglés apartado, por un rato, de sus protocolares deberes oficiales), entrenarse en el fitness club para perder algunos kilos, jugar racquetball o handball, nadar en las piscinas rodeadas de follaje o tomar clases de lo quiera, aun cuando no tenga aspiraciones de convertirse en un competidor de Tiger Woods o de Roger Federer. © www.economiaparatodos.com.ar


\"\"
Se autoriza la reproducción y difusión de todos los artículos siempre y cuando se cite la fuente de los mismos: Economía Para Todos (www.economiaparatodos.com.ar)