Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

EPT | February 26, 2020

Scroll to top

Top

Jueves 22 de junio de 2006

Enrique Carrier: “Lo que Internet propone es una sociedad distribuida”

El director de la consultora Carrier y Asociados analiza en esta entrevista el panorama actual de las nuevas tecnologías en la Argentina. Posibilidades, perspectivas y características de un futuro que avanza sin esperar que la legislación se actualice.

– ¿Estamos alcanzando el nivel tecnológico del resto del mundo?

– Y en eso andamos, pero falta.

– Lo nuevo de lo que se está hablando es del triple play. ¿De qué se trata?

– Es el sistema de triple juego que implica Internet, teléfono y televisión por cable, todo junto por un solo cable.

– ¿Esto ya existe en otro país del mundo?

– Sí. En Chile, por ejemplo. También en Francia, donde está más desarrollado. Funciona en España. En fin, existe ya en varios países.

– ¿Y cómo está funcionando?

– La clave está en la baja de los costos. Pero, para que quede claro, hay que empezar diciendo que todo esto es posible a partir del momento en que tanto Internet, como la televisión y la voz, se digitalizan. Cuando sucede esto, todo puede viajar por el mismo cable.

– ¿Y esto hace que se abaraten los costos?

– Claro. En una primera etapa del establecimiento de este sistema, el interés está del lado de los operadores. Es decir, para mí como usuario, inicialmente, si ya tengo teléfono, y tengo televisión por cable y ya tengo Internet, que venga un operador que me ofrece las tres cosas juntas, no me cambia demasiado. Obviamente, lo primero que le voy a preguntar es cuánto menos me cuesta y por eso podrá interesarme. Entonces, ahí es donde está la clave de la cuestión para que esto se desarrolle.
Hoy, en el caso de Francia, por ejemplo, uno tiene un proveedor que le da telefonía fija -dentro de Francia y a 8 países de Europa-, 60 canales de TV y 20 megas de Internet por 20 euros, que equivalen a 70 u 80 pesos argentinos. Y hay que tener en cuenta que estamos hablando, en verdad, en euros y con otros niveles de ingresos…

– De todas formas, acá tener esos servicios sale mucho más.

– Claro. Entonces, más allá del interés y el entusiasmo que puede despertar el triple play entre los operadores, la clave está no tanto en el servicio, sino en el abaratamiento de los costos.

– ¿Establecer este sistema de digitalización requiere de una gran inversión?

– Sí, requiere de una inversión. Pero será o no grande dependiendo de quién sea el actor.
En el caso de las telefónicas, están más cerca tecnológicamente de poder implementar este nuevo sistema. Sin embargo, en la Argentina particularmente, chocan con límites regulatorios porque una empresa de telecomunicaciones no puede dar lo que en un término muy anacrónico se llama radiodifusión. Entonces, en principio, en teoría están impedidas de prestar este servicio.
Por supuesto, todo esto, además, tiene su complejidad desde el punto de vista de lo que se llama “la caja negra”, desde el punto de vista administrativo y desde el punto de vista de los negocios. Porque las empresas telefónicas no están acostumbradas al negocio de los contenidos ni a negociar con señales de TV, pero sí están preparadas tecnológicamente. Y de hecho, hacia allá vamos.

– Quiere decir que si uno digitaliza voz, imagen, y sonido puede mandar las tres cosas a la vez.

– Exacto.

– Entonces, si yo soy Telefónica o Telecom puedo obtener mi propio equivalente a Cablevisión o Multicanal, o bien darle contenido a los otros, o transportarles la información a ellos.

– Correcto.

– Esto lo que va a generar es mucho más mercado, mucha más competencia.

– Claro que habría más competencia. Porque ahí donde hoy hay una sola señal de cable, al lado tendríamos otro cable alternativo.

– Con lo cual la tecnología salta las barreras regulatorias.

– Siempre. Porque, por ejemplo, los que pueden transmitir voz son, en principio, las telefónicas. Pero, ahora, si pongo un programa en la computadora puedo también transmitir voz por Internet. Puedo hablar sin usar necesariamente un teléfono. Esto demuestra que la regulación va detrás de la tecnología. Por eso, resulta ridículo cuando la regulación pretende ir en contra de la tecnología. Porque por un lado o por el otro se le va a encontrar la vuelta.

– Hasta hace no mucho tiempo el monopolio de la voz era de las telefónicas. Ahora, en cambio, uno baja un programa gratis para hablar a través de Internet.

– Por eso, uno no puede pretender luchar contra la realidad. Lo ideal sería poder adelantar la legislación a la realidad, o en todo caso adaptarla. Pero oponerse es inútil. Uno no puede luchar contra molinos de vientos.

– Otro de los temas de los que se habla mucho es la televisión por Internet. ¿Qué va a suceder con eso?

– Yo creo que en principio va a terminar siendo un modelo muy parecido al de la TV pública, por aire. Porque en realidad lo que cuesta mucho por Internet es cobrar por el servicio. Así como los diarios online no encuentran la forma de cobrar por sus contenidos, en el caso de la televisión pasa algo parecido porque nadie paga por poner un programa en Internet. Entonces, lo más probable es que termine siendo financiado por la publicidad o por quien tenga algún interés en que ese contenido sea visto. Igual, como todavía estamos en una etapa muy inicial, no está muy desarrollado este modelo.

– Hasta ahora el problema lo tenían los diarios de papel que están perdiendo competencia frente a los diarios online. Y también la radio. Aunque la radio es más complicado, porque si uno va en el auto no va a estar con la computadora encendida escuchando, es más práctica la radio tradicional.

– No, ya están encontrando alternativas también ahí.

– Me imagino que sí… Pero hay que estar atentos porque la tecnología avanza muy rápidamente.

– Lo más importante para tener en cuenta es que Internet lo que propone es una sociedad distribuida. Nosotros seguimos pensando con el modelo de la sociedad de masas, donde había unos pocos emisores para muchos receptores. Justamente, el cambio que produce Internet es que todos podemos ser emisores. Entonces, hoy por ejemplo hay sitios donde uno puede ver videos, no para descargar, pero sí para mirar, en los cuales están los goles del mundial. Más allá de que la FIFA venda o no sus derechos. No importa, ahí están los videos porque alguien los subió. Es el mismo problema que tiene las compañías discográficas porque ya no hay un pirata sino que son muchos, y se vuelven muy difíciles, casi imposibles, de detectar. Entonces, lo que está proponiendo Internet es esta sociedad distribuida.

– Se democratiza la sociedad en términos de posibilidad y libertad de expresión porque cuando existían tres canales de aire, diez radios y cinco diarios había una concentración en la que pocos decidían qué se decía y quién lo decía. Ahora cualquiera puede decir lo que se le da la gana.

– Sí, por supuesto. Pero el tema es que eso también tiene sus riesgos y lo que puede pasar es que lo que esa persona diga o publique no sea cierto. Con lo cual también empieza a volverse cada vez más importante discernir qué es válido y qué no. © www.economiaparatodos.com.ar




Se autoriza la reproducción y difusión de todos los artículos siempre y cuando se cite la fuente de los mismos: Economía Para Todos (www.economiaparatodos.com.ar)