Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

EPT | April 5, 2020

Scroll to top

Top

Viernes 7 de junio de 2013

Ensayo del próximo informe del USDA

Ensayo del próximo informe del USDA

El próximo miércoles 12 de Junio, el departamento de Agricultura de los Estados Unidos publicará su tradicional informe de Oferta y Demanda. Los interrogantes giran en torno a si se realizarán o no, ajustes sobre superficie y rendimiento que impacten sobre la producción estimada de maíz y soja, para el próximo ciclo.

El próximo miércoles 12 de Junio, el departamento de Agricultura de los Estados Unidos publicará su tradicional informe de Oferta y Demanda. Los interrogantes giran en torno a si se realizarán o no, ajustes sobre superficie y rendimiento que impacten sobre la producción estimada de maíz y soja, para el próximo ciclo.

Con respecto a la superficie, no deberíamos encontrarnos con grandes sorpresas, basta con observar los datos publicados el pasado lunes para soja y maíz referidos al avance de siembra y estado de los cultivos en Estados Unidos:

* Maíz: Se informó que se lleva sembrado un 91% del área. El promedio de los últimos 5 años es del 95%, con lo cual, no nos apartamos demasiado de los niveles históricos y es un fuerte indicador de que la superficie estimada por el USDA será completada. El mercado esperaba un progreso entre 89 y 91%, razón por la cual, no tuvimos variaciones significativas en las cotizaciones.

* Soja: el avance de las labores fue más lento, el dato reportado fue 57% del área implantada, evidenciando un retraso más marcado con el promedio de los últimos 5 años (74%). De todos modos, en este caso, la ventana de siembra es más amplia, y el consenso generalizado también es que se completará la superficie proyectada. El mercado esperaba un rango de entre 60 y 65% de avance.

Luego, por el lado de los rendimientos, hoy, sería apresurado realizar un recorte. Recordemos que por el lado del maíz, en el mes de mayo, ya se había reflejado una disminución en las proyecciones del orden del 4% para dejarlos en 9.900 kg./Ha, argumentando dicha baja, en la demora que en ese entonces, reflejaban las labores de siembra . El 3 de Junio se publicó por primera vez el estado de los cultivos, con la condición Buena/Excelente sumando un 63%, contra 65% del año pasado. En soja, cabe el mismos argumento, en la medida de que en las próximas semanas se complete la superficie estimada de siembra, será el clima del mes de agosto, quién nos de el veredicto final.

También es válido aclarar, que los números proyectados hoy en las planillas de cálculo, están descontando que la evolución climática de aquí en adelante será a pedir de los cultivos, y la realidad es que eso, aún está por verse. En otras palabras, tengamos presente que las cifras de producción estimadas por el USDA, contienen un sesgo optimista. Veremos con que nos encontramos el próximo miércoles…

Localmente, los valores Futuros que se ofrecen para la nueva campaña son de U$S 172 para maíz y U$S 300 para soja. Si bien estos valores están en línea con los utilizados por la mayoría de los productores al momento de confeccionar sus presupuestos, la realidad es que parecen no convencer demasiado, dado que las operaciones que se realizan en torno a dichos valores son escasas. La expectativa está puesta en que cualquier contratiempo climático que ocurra en el período crítico estadounidense (Julio-Agosto), hará que el mercado gane nerviosismo poniendo en tela de juicio la promesa de recuperación de stocks, y sea esa circunstancia, la que nos permita ver valores más atractivos para comenzar a ponerle precio a la posición del próximo ciclo.

Luego, en el hipotético caso que todo salga bien en ese período en USA, en soja, tendremos la revancha con lo que suceda en Sudamérica, con la siembra primero, y posteriormente con el clima de enero y febrero, que permanecerá como una amenaza para concretar la producción por nuestras latitudes. Ahora bien, con respecto al maíz, lo que suceda en el corn belt en los próximos 90 días será determinante, y aquí las posibilidades de revanchas futuras son más acotadas, y si a esto le sumamos, la incertidumbre que nos genera lo que decida la política de turno con respecto a la liberación de licencias de exportación, concluimos en maíz tendremos un esquema más complejo para los precios locales del año próximo.