Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

EPT | March 28, 2020

Scroll to top

Top

Jueves 29 de noviembre de 2007

Francia: se viene la televisión de bolsillo

El Consejo Superior Audiovisual francés llamó a licitación pública para otorgar frecuencias de la nueva “televisión móvil personal”, conocida como TMP. Se espera que el sistema esté en funcionamiento para agosto de 2008.

Mientras en la Argentina hay quienes –desde la nueva plutocracia– recurren a la obtención de medidas judiciales “precautorias” para que en materia de telecomunicaciones las cosas no vayan –de repente– a cambiar, en el resto del mundo se sigue avanzando al ritmo vertiginoso propio de la evolución tecnológica que caracteriza al sector. Ocurre que nadie quiere quedar retrasado –en términos relativos, claro está– respecto de las demás sociedades en lo que a gozar del mejor acceso posible a la información y otras opciones audiovisuales se refiere. Se trata, simplemente, de evitar que el futuro llegue, pero tarde.

Veamos lo que, en este capítulo, está sucediendo, en este preciso momento, en Francia, uno de los países líderes de la Unión Europea.

A partir de la Navidad del año venidero, y seguramente a lo largo del primer trimestre de 2009, los franceses podrán ver televisión fuera de sus domicilios. En todas partes. En la calle, en los medios de transporte, donde sea.

La principal, aunque no la única, herramienta para que esto sea posible será su teléfono portátil. Habrá algunas otras, desde que cabe presumir que para entonces habrá toda suerte de televisores portátiles disponibles en el mercado. Esto no es fantasía, es una realidad. El primer capítulo, que consolidará la simbiosis entre la televisión y los medios de comunicación masiva, es el de la llamada “televisión móvil personal” (TMP).

Hace solo algunos días, el Consejo Superior Audiovisual de Francia llamó a licitación pública para otorgar algunas de las dieciséis frecuencias que estarán disponibles. En los próximos tres meses, se habrán presentado las ofertas del caso. Y para abril se sabrá quiénes resultaron adjudicatarios.

El Estado se ha reservado para sí tres de esas dieciséis frecuencias. No las ha inundado con su presencia, ni limitado la participación del sector privado, lo que demuestra una apuesta a una saludable pluralidad de opciones e ideas. A la libertad, en consecuencia. Es obvio que allí nadie trata de imponer un discurso único, aventura que no sería fácil.

En mayo, se negociarán los contratos que regularán las concesiones conferidas a quienes hayan obtenido las frecuencias licitadas. Para agosto, se espera que la TMP comience a operar, con las primeras pruebas. Para Paule Gonzales, del influyente Le Figaro, no es imposible que los franceses puedan ver, estén donde estén, los Juegos Olímpicos de Beijing, sin perderse un solo detalle.

El criterio más importante que se utilizará para seleccionar a quienes finalmente resulten los operadores del futuro es el que premia a la innovación, esto es, al adelanto tecnológico y al mejor servicio. Es muy posible que esto de alguna manera favorezca a las actuales cadenas de televisión francesas, que son quienes podrían asegurar la denominada “continuidad visual” o sea que quien deja de mirar un programa en el televisor de su propia casa pueda, sin inconvenientes, seguir viéndolo –esté donde esté– a través de su propio teléfono, o de algún otro aparato móvil que le permita seguir viendo televisión, sin interrupción alguna.

Lo que aún no está decidido es si el nuevo servicio será gratuito o pago. Hay quienes sostienen que la publicidad deberá hacerse cargo de todos los sobrecostos que suponga ponerlo en marcha, de modo que no sean los consumidores quienes tengan que hacer un esfuerzo económico adicional. Sin embargo, hay otros que –destacando que los costos de desarrollo del nuevo servicio no son menores– sugieren que será necesario cobrar un cargo especial.

Hay, asimismo, otro interrogante, que todavía no ha sido develado: el que se refiere a la compatibilidad de los sistemas, de manera que la cohabitación real entre todos ellos sea siempre posible.

Francia avanza, con un espíritu moderno y abierto, en dirección a poder brindar a todos sus ciudadanos el mejor acceso posible a las imágenes audiovisuales que se trasmiten desde sus estaciones de televisión, en todo momento y lugar, sin vacíos. © www.economiaparatodos.com.ar

Emilio Cárdenas se desempeñó como representante permanente de la Argentina ante la Organización de las Naciones Unidas (ONU).


\"\"
Se autoriza la reproducción y difusión de todos los artículos siempre y cuando se cite la fuente de los mismos: Economía Para Todos (www.economiaparatodos.com.ar)