Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

EPT | August 14, 2020

Scroll to top

Top

Martes 14 de abril de 2015

IMBECILIDADES VIGENTES ACENTUADAS E ¿IMPUNIDADES CUIDADAS?

IMBECILIDADES VIGENTES ACENTUADAS E ¿IMPUNIDADES CUIDADAS?

“La imbecilidad es una roca inexpugnable: todo el que choca contra ella se despedaza. Gustave Flaubert

Así es el estado argentino gobernado por los “k”, con la diferencia que es el propio gobierno, no quiero agraviar el concepto de Estado, el que nos choca y nos contagia su destructiva enfermedad incurable, se trata de una “imbecilidad” agresiva que se expresa como una “sovietización” de la sociedad.

La Secretaria de comercio Interior, máxima expresión del más rancio “sovietismo” ejerce su omnímodo control al máximo posible sobre el comercio interior y exterior del modo más arbitrario, ilegal y compulsivo que se puede imaginar vulnerando los derechos más elementales de un régimen republicano.

Una de estas arbitrariedades se pone diariamente de manifiesto con el trámite de las DECLARACIONES JURADAS ANTICIPADAS DE IMPORTACIÓN conocidas como “DJAI”

Con relación al trámite de las DJAI vale la pena recordar que la RG 3252/12, la norma que las impuso con fines estadísticos o de información anticipada, dispone que se deberán notificar a los importadores “…las circunstancias que motivan las observaciones formuladas (a las DJAI) así como el Organismo ante el cual deberán comparecer a los fines de su regularización, de corresponder”.

Desde ya este régimen de “información” resulta incompatible con un sistema de obstrucción a las compras en el exterior, la que resultó ser su verdadera finalidad.

Como se sabe, las “ OBSERVACIONES” sin expresión de causa es el motivo invocado por el gobierno argentino para impedir importar bienes en el exterior.

Se trata de un impedimento de facto que impide ejercer derechos consagrados en la Constitución nacional y diría además propios y naturales de un Régimen republicano-democrático de gobierno.

A las empresas que le “observan” sin causa las DJAI, las obligan a presentar en riguroso “Excel”, una suerte de “flauta mágica” una suerte de programa económico en el que se debe detallar, nómina de personal, importaciones realizadas en los últimos tres años, exportaciones previstas para el año en curso, nóminas de personal y otro tipo de información que hasta podría estar violentando el “secreto comercial” ya que deben divulgar sus planes o programas, una acción privada que la constitución excluye de las garras del gobierno.

En base a esa información “los asesores” de la Secretaria, un numerario innecesario de militantes mercenarios e inútiles, pero con enorme poder de daño, luego se comunican con la empresa respectiva a través de una persona, que se identifica solo con un número o nombre de pila, verbalmente, sin dejar rastro escrito, le hacen saber que durante este año podrán importar hasta u$s 1.234.456,99, siempre y cuando exporten por un valor de u$s de 567.099,72 y medio y para tal fecha posean una nómina de personal de 20 personas. Esto equivale a un juicio de dioses y la desobediencia a ese dogma va con la amenaza implícita que no se les autorizará DJAI alguna y por tanto no podrán importar en lo sucesivo.

 

La pobre empresa, una de tantas, cuya voz expresamos de modo anónimo para evitar las consabidas represalias, como si se viviera en un “Ghetto” legal, económico y financiero no tiene modo efectivo alguno de hacer valer sus derechos y por otra parte la aprobación una DJAI no es garantía que el Banco central, también de hecho, libere las divisas necesarias para poder transferir el pago ya que carece de las divisas que dice tener y no tiene…

Sería más honesto, virtud incompatible con los “k”, que dijeran “estamos hecho mier… por los desastres que hicimos así que de ahora en más solo se podrá importar lo imprescindible para llegar al 10 de diciembre, lamentamos las molestias ocasionadas”.

Decíamos que los medios legales tampoco ofrecen solución a los tantos perjudicados por el modo en que actúa la Secretaria de Comercio y tolera la propia AFIP, autoridad de aplicación de la RG 3252/12.

El recurso de amparo por mora para pedir a la Secretaria de comercio exponga por escrito las causas de las “observaciones” puede demorar más de un año de donde el Poder Judicial de alguna manera convalida la mora al “demorar” en resolver.

Una vez resuelto la Secretaría de comercio tampoco hace saber las causas de la “OBSERVACION” y en ese lapso por otra parte la empresa en cuestión perdió el negocio de donde se podría generar responsabilidad del estado por el perjuicio ocasionado sin causa legal válida.

Lo mismo ocurre cuando las DJAI después de un largo proceso de amparo son habilitadas por el Poder Judicial, ya que una mera variación de precios torna inaplicable la DJAI habilitada de donde hay que volver a reiniciar el respectivo proceso.

Este perfecto círculo vicioso, donde se junta la arbitrariedad del gobierno y la ineficacia judicial, es fruto de la “dekada ganada” y forma parte de esta parálisis que sufre el comercio exterior que por otra parte se extiende a casi toda la economía, salvo los intocables existentes por todos conocidos que se nutren de esta “KORRUPCION” e ineficacia de los procedimientos para construir lujosos castillos que precisamente no están en el aire…

Es importante que un fiscal, ajeno a “justicia legitima”, tome nota, de lo expuesto e investigue el delito de incumplimiento de los deberes de funcionario público, ya que la Secretaria de Comercio está incumpliendo con la RG 3252/12 y la AFIP, autoridad de aplicación, consiente esta arbitrariedad.

Es el único modo de evitar que la esclerosis se nos haga crónica, la imbecilidad un uso y el “sovietismo” virtud.

Realmente llama la atención que estos temas no estén en la agenda de los partidos políticos opositores, porque en definitiva son cuestiones que también deberán resolver el mismo 10 de diciembre o es que esta “sovietización” servirá para justificar que la esclerosis de la Argentina es incurable.