Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

EPT | August 6, 2020

Scroll to top

Top

Jueves 10 de enero de 2008

Inusual representación de América Latina en la ONU

Los países centroamericanos de Panamá y Costa Rica ocuparán durante 2008 dos asientos en el Consejo de Seguridad de la Organización de las Naciones Unidas.

Los asientos reservados para los miembros no permanentes que implícitamente corresponden a América Latina en el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas estarán -en el 2008- ocupados curiosamente por dos pequeños países centroamericanos con algunos rasgos comunes. Entre los dos suman apenas unos ocho millones de habitantes y unos 125.000 kilómetros cuadrados.

Me refiero a Panamá y Costa Rica que comparten el carácter de sociedades desmilitarizadas y una ambición por obtener protagonismo en el escenario internacional.

Ninguno de los países “grandes” de la región estará, este año, sentado en el organismo que tiene por responsabilidad principal la de asegurar la paz y seguridad internacionales.

Esto, pese a la competencia -a veces abierta y otras veces sorda- que, respecto del Consejo, se sigue desarrollando en la región, que tiene enfrentados, por una parte: (i) al Brasil, que apunta a obtener un asiento permanente en el Consejo de Seguridad de la ONU, objetivo que tiene carácter de verdadera “causa nacional”; y, (ii) por la otra, oficialmente a la Argentina, Colombia y México y, extraoficialmente, también a Bolivia, Ecuador, Nicaragua y Venezuela, países -estos últimos- que -según ha trascendido- se habrían plegado a las tres naciones antes citadas en el esfuerzo por tratar de evitar que Brasil obtenga (como procura) la hegemonía regional en lo que hace a ser protagonista permanente en la delicada agenda del Consejo de Seguridad.

Panamá, recordemos, ingresó al Consejo en el 2007. Lo hizo como candidato de alternativa, cuando la actual Venezuela “bolivariana”, que pretendía un asiento No Permanente y se enfrentaba a Guatemala, fuera -una y otra vez- rechazada tajantemente por la comunidad internacional.

Costa Rica, que ya ha estado en el Consejo de Seguridad, ha anunciado por su parte que su labor se centrará en los esfuerzos por tratar de limitar, procesalmente, el ejercicio del derecho de veto por parte de los Miembros Permanentes, lo que no será tarea fácil, desde que otros la han intentado, sin ningún éxito, hasta ahora al menos.

Veremos en que terminan estas complicadas intenciones que, pese a ser buenas, requerirán del apoyo de otros miembros del Consejo y seguramente enfrentarán las mandíbulas cerradas -e intimidatorios- de los titulares del antipático y nada democrático derecho de veto. De todos ellos por igual, según cabe presumir, desde que, en la defensa de los privilegios, todos los gatos son pardos. © www.economiaparatodos.com.ar

Emilio Cárdenas se desempeñó como representante permanente de la Argentina ante la Organización de las Naciones Unidas (ONU).


\"\"
Se autoriza la reproducción y difusión de todos los artículos siempre y cuando se cite la fuente de los mismos: Economía Para Todos (www.economiaparatodos.com.ar)