Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

EPT | July 11, 2020

Scroll to top

Top

Jueves 29 de abril de 2004

La deuda pública

Las reflexiones que Juan Bautista Alberdi nos dejó acerca de las obligaciones contraídas por el país, contrastan fuertemente con las políticas impulsadas en la actualidad.

“…Será preciso que los gobiernos argentinos sean muy ciegos
para que desconozcan, que faltar a sus deberes en el pago
de los intereses de la deuda, es lo mismo que envenenar
el único pan de su alimento y suicidarse: es algo más desastroso
que faltar al honor, es condenarse a la bancarrota y al hambre”

Juan Bautista Alberdi, Sistema Económico y Rentístico
de la Confederación Argentina según su Constitución de 1853
,
Edición Escuela de Educación Económica, pág. 155.


Contrasta el pensamiento de Alberdi por lo menos con la actitud de hoy de casi burlarse de los deudores al ofrecer quitas del 90 por ciento del valor actual sobre la deuda del Estado Nacional.

Esa actitud hostil llega al punto de que ni siquiera se permite un razonamiento similar cuando quien tiene bonos pasa a deberle al Estado Nacional, por ejemplo, sus impuestos.

En ese caso, el gobierno no admite como forma de pago sus propios títulos. Como si esto fuera poco, por cualquier atraso hay que pagarle el 3 por ciento mensual. Claro que si la que se atrasara fuera la AFIP, por ejemplo por retenciones en exceso, reconoce el 6 por ciento pero anual…

Se ve que la simetría no es el fuerte del Estado Nacional: aplica una lógica cuando debe y otra completamente distinta cuando le deben. Cuando debe no paga y es una víctima de vaya a saber qué conspiración. Y cuando le deben pasa a ser el malo, intimando, cobrando intereses casi usurarios. Por último, cuando retiene indebidamente, se hace el distraído.

La referencia de Alberdi respecto a la bancarrota y el hambre, es obviamente, porque sin capitales frescos no hay forma de acompañar el crecimiento que él vislumbraba y que nosotros hoy necesitamos con urgencia para paliar el hambre y el desempleo.

No habrá capitales frescos de magnitud, entre otras cosas, hasta que no se arregle el asunto de la deuda pública a satisfacción de ambas partes.© www.economiaparatodos.com.ar




Se autoriza la reproducción y difusión de todos los artículos siempre y cuando se cite la fuente de los mismos: Economía Para Todos (www.economiaparatodos.com.ar)