Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

EPT | March 19, 2019

Scroll to top

Top

Jueves 18 de noviembre de 2004

“La libertad y la ley”, de Bruno Leoni

Uno de los males modernos es la “inflación legislativa”. Leoni analiza en esta obra la situación de la sociedad en relación a la legislación actual y la compara con los sistemas jurídicos griego, romano, inglés, continental y americano. La conclusión es que cuanto más se ha ampliado la esfera de la ley, más se ha restringido el ámbito de la autonomía y libertad individual.

Bruno Leoni propone en este ensayo (editado por Unión Editorial, Madrid, 1974) volver a ampliar el campo de la autonomía y libertad individual dotando a la costumbre, las convenciones y los espontáneos arreglos entre individuos de la virtualidad que tuvieron en otras épocas y restringir el campo de la legislación a que cumpla con el principio de no hacer a los demás lo que no queremos que nos hagan a nosotros mismos.

Transcribimos a continuación un fragmento de la obra:

“Cuando en los tiempos modernos, el principio de representación, en Inglaterra lo mismo que en otros países, se extendió prácticamente a todos los individuos de una comunidad política, o al menos a todos los adultos que pertenecían a ella, surgieron tres grandes problemas que debían ser resueltos si se quería que el principio representativo funcionase de verdad: 1) el de hacer que el número de ciudadanos utilizados para elegir representantes correspondiera a la estructura real de la nación; 2) el de obtener candidatos al cargo de representantes que fueran exponentes adecuados de la voluntar del pueblo representado, y 3) el de adoptar un sistema de elección de representantes que diera lugar a un adecuado reflejo, a través de ellos, de las opiniones del pueblo representado.

“Apenas puede decirse que estos problemas, hasta ahora, hayan sido solucionados satisfactoriamente. Ninguno de ellos, hoy por hoy, ha sido resuelto en ningún país; ninguna nación ha podido preservar el espíritu de la representación como una actividad llevad a cabo de acuerdo con la volunta del pueblo representado.

“Pero estoy convencido de que, cuanto más consigamos reducir la amplia área ocupada en el momento presente por las decisiones de grupo en política y en las cuestiones legales, con todo su acompañamiento de elecciones, legislación, etcétera, tanto más éxito podremos tener a la hora de establecer un estado de cosas similar al que prevalece en el dominio del lenguaje, del derecho consuetudinario, del mercado libre, de la moda, de las costumbres, etcétera, en que las elecciones individuales se ajustan unas a otras, y ninguna de ellas resulta nunca atropellada. Opino que, en el momento presente, la extensión que se ha reservado al área en que se estiman necesarias o convenientes las decisiones de grupo se ha exagerado grandemente, mientras que la concedida al área en que tienen lugar los ajustes individuales espontáneos se ha circunscrito mucho más de lo que sería aconsejable hacer, si es que queremos preservar el significado tradicional de la gran mayoría de los grandes ideales del mundo occidental.

“Los defensores de las decisiones de grupo (por ejemplo de la legislación) están inclinados siempre a pensar que n este o aquel caso las elecciones individuales son mutuamente incompatibles, que los asuntos en cuestión son necesariamente del tipo todo o nada y que la única manera de llegar a una elección final es adoptar un procedimiento coercitivo como el de la regla de la mayoría. Estas personas pretenden ser campeones de la democracia. Pero deberíamos recordar siempre que, cuando se sustituye innecesariamente la elección individual por la regla de la mayoría, la democracia entra en conflicto con la libertad individual. Es este tipo particular de democracia el que debería mantenerse a un nivel mínimo, para preservar el máximo de democracia compatible con la libertad individual.” © www.economiaparatodos.com.ar




Se autoriza la reproducción y difusión de todos los artículos siempre y cuando se cite la fuente de los mismos: Economía Para Todos (www.economiaparatodos.com.ar)