Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

EPT | January 25, 2020

Scroll to top

Top

Martes 8 de marzo de 2016

La marcha en campo minado por Cristina

La marcha en campo minado por Cristina

Este artículo no debe considerarse como crítica de la gestión del presidente Mauricio Macri; por el contrario, es un informe de admiración por la ciclópea tarea que ha asumido y que, ni siquiera, es conveniente para él.

No se deseo ser ditirámbico. Pero hasta ahora ha mostrado una grandeza de espíritu pocas veces vista en nuestros gobernantes.

El ing° Macri ha aceptado, con responsabilidad, la función de conducir al pueblo argentino por el desierto hostil que el anterior Gobierno generó en todas las áreas institucionales del Estado. Sin desubicarnos, creemos que Macri deberá asemejar su tarea a la histórica función de Moisés, el caudillo elegido por Dios para liberar al pueblo hebreo de la esclavitud en Egipto y conducirlo por el desierto hasta alcanzar la tierra prometida.

Al mismo tiempo pretendo señalar la irracional gestión del gobierno anterior y la absoluta negación de sus envenenados frutos: un enorme y complejo desorden administrativo, una crisis social muy profunda, un caos monetario casi imposible de domar y una degradación en la moral pública.

 

ARGENTINA OSCILA ENTRE CIVILIZACIÓN Y BARBARIE

 

La administración del presidente Mauricio Macri está ingresando en un sendero sumamente crítico, tan estrecho y peligroso, que puede afectar su propia base de sustento político.

Si su gestión fracasara, Argentina podría oscilar –como muchas veces en su historia- de un extremo al otro. Es decir de “la civilización a la barbarie”. Otra vez Sarmiento y los caudillos.

Si se generara convulsión social, no hay duda que volvería el populismo, pero con ansias de venganza. En este hipotético e indeseable final, podríamos vernos reflejados en el caos de la Venezuela chavista del socialismo siglo XXI.

 

LOS SIGNOS DE LOS TIEMPOS

 

Las señales de alerta son incipientes y manejables, pero como todos los signos anticipan modificaciones del clima social y se presentan como pequeños cambios que preanuncian la tormenta. Ellas son:

*la escalada del dólar, con pérdida de reservas después de eliminar el cepo;

*indecente remarcación de precios aprovechando el blanqueo en la cotización del dólar; *insólita suba de tasas de intereses al 41 % anual, cuando en el mundo rigen tasas del 2% y hasa negativas de -1% como en Japón; *pérdida relativa de la recaudación impositiva entre febrero 2015 y 2016; *dificultad para poner orden en las estadísticas de precios; *atiborramiento de billetes de papel en los depósitos del Central y bunkers de transportadoras de caudales; *persistencia de una inflación mensual del 3,5% al 4%.

Sin dramatismo ni anuncios agoreros, trataremos de presentar los problemas que enfrenta Macri, para que quienes deben tomar decisiones que trascienden sus intereses comerciales, reflexionen sobre su decisiva influencia en el sagrado destino del país.

 

PROBLEMAS DETECTADOS EN 90 DÍAS DE GESTIÓN

 

Se podrían dar distintas interpretaciones a las consecuencias de estos problemas, pero lo indudable es que existen. Estamos tentados a citar la frase de Carlos Fayt, virtuoso miembro de la Corte, cuando respondió a las injurias de la presidenta saliente diciéndole: “¡Señora, las opiniones son libres, pero los hechos son sagrados”!. Estos problemas son:

 

a) Actitudes irreflexivas y coléricas de la ortodoxa guardia kirchnerista, dispuesta a emplear métodos insensatos para hacer fracasar la gestión de Macri como si fueran un grupo de “partisanos” atentando contra un ejército enemigo.

b) Aprovechamiento oportunista de los gobernadores e intendentes del PJ que ofrecen integrar la coalición siempre y cuando les suministren más dinero.

c) Estrategia de shock, acertada en materia cambiaria y de fomento de la exportación agroindustrial. Pero simultáneamente una morosa acción gradualista en dos campos críticos: la inflación galopante y la asfixia de la presión impositiva.

d) La morosidad del gradualismo sólo es compatible con una estrategia-sin-tiempo, cuyo único ejemplo mundial exitoso fue la campaña quinquenal desarrollada por Ho-Chi-Min en el sudeste asiático del Viet-Nam.

e) Errónea dispersión de la conducción del Gobierno en 22 ministerios, renunciando a la unidad de mando en economía y creando el problema señalado por Graicunas cuya Ley dice “que si los subordinados aumentan aritméticamente, las relaciones que el superior debe coordinar se incrementa geométricamente y por tanto el límite del número de sectores a dirigir es de un máximo de 5 áreas por niveles de decisión”. No más de 5 ministerios, no más de 5 secretarías por ministro, no más de 5 departamentos por secretario.

f) Carencia de personalidad fuerte que sepa decir “NO-HAY-MÁS-PLATA” para resistir las presiones y chantajes de políticos por fondos y limosnas.

g) Riesgosa decisión de continuar administrando el Colosal Estado de Cristina (Leviathán) que multiplicó oficinas, reparticiones, direcciones y áreas administrativas pasando de 2,3 millones a 4 millones de empleados públicos, muchos ocupados en tareas inútiles.

h) Pérdida de iniciativa y parálisis funcional en materia de inflación, justificada como una imperiosa necesidad política para mantener la paz social. i) Renuncia a elaborar un plan de saneamiento de las finanzas públicas, que incluya reducción del gasto público para alcanzar el “déficit cero” y eliminación de trabas y obstáculos a la iniciativa privada.

f) Reiteración de la filosofía populista que pretende “vivir por encima de las posibilidades” recurriendo al endeudamiento externo que aportaría fondos por u$s 30.000 mill. a repartir con los gobernadores peronistas luego del arreglo satisfactorio con los hold-outs.

g) En la loable intención del gobierno, ese endeudamiento formaría parte del “New Debt” para lanzar un expansivo plan de obras públicas como nunca se vió en la historia nacional, similar al “New Deal”, el keynesiano proyecto de Franklin Delano Roosevelt en la crisis de 1929.

 

HONESTIDAD EN LOS DATOS DEL NUEVO GOBIERNO

 

 

Una de las invalorables cualidad de la gestión de Mauricio Macri es el esfuerzo por la verdad y transparencia, renunciando a la mentira.

Por ello es posible brindar datos oficiales precisos pero preocupantes:

1° La impresión de nuevos billetes (con las efigies de Evita, el malandra gaucho Rivero y el delineado rostro de San Martín) entre el 10 Dic 2015 y el 29 Feb 2016 han significado una expansión escalofriante de dinero físico.

2° El dinero en circulación + el dinero asignado al Gobierno y recuperado con Lebacs, pasó de Dic 2015 a Feb 2016 de: $ 958.649 millones a $ 1.122.673 de millones (un 1 seguido por doce dígitos)

3° Esa formidable expansión monetaria, para arreglar los desaguisados del anterior gobierno, ha sido de $ 164.024 millones en sólo 2,6 meses del gobierno de Macri y representan el 17 % de creación de dinero de la nada.

4° Anualizando este empapelamiento y manteniendo la actual prodigalidad en el gasto público, se llegaría a un delirante nivel de emisión del 81% anual.

5° Como demuestran trabajos de diversos premios Nóbel, toda variación en la emisión de dinero repercute en el mismo sentido en el nivel de precios con un “gap” (lapso o intervalo) entre 7 a 9 meses.

6° Al mismo tiempo, las obligaciones por pases activos y pasivos a reintegrar a Bancos, que endosan bonos públicos en garantía, ha crecido de $ 338.232 millones a $ 379.932 millones entre diciembre 2015 y febrero 2016, con un aumento de $ 41.699 millones en el pasivo del banco Central.

 

Estos son los peligros del éxodo que Mauricio Macri está dirigiendo en el campo minado por Cristina. Rogamos que al igual que Moisés, pueda alcanzar la tierra de una Argentina soñada y prometida.