Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

EPT | September 20, 2020

Scroll to top

Top

Viernes 10 de mayo de 2013

La presidenta de Argentina promete proteger a los pobres de sus políticas

La presidenta de Argentina promete proteger a los pobres de sus políticas

La presidenta argentina Cristina Kirchner dice que al descartar una devaluación del peso está pensando en los argentinos
comunes

La presidenta argentina Cristina Kirchner dice que al descartar una devaluación del peso, que se cotiza con un descuento histórico de más de 90% en el mercado negro del país al cierre del jueves, está pensando en los argentinos comunes.

Las devaluaciones son buenas sólo para unos pocos ricos, y hacen que los pobres sean más pobres, explicó la mandataria en la noche del lunes. Mientras sea presidenta, declaró Kirchner, nadie deberá prever cambios de política que se aparten del «corazón» del «modelo económico» de su gobierno y conduzcan a la desindustrialización de Argentina.

Lo que pasa es que el modelo económico de su gobierno está basado en una expansión monetaria agresiva para respaldar los crecientes déficit presupuestarios, controles de divisas y de capital, junto con diversas formas de límites de precios.

La combinación genera una inflación que supera en más del doble la tasa oficial. Además impulsó al peso en el mercado negro a unos 10 por dólar, mientras que la tasa de cambio oficial se ubica en poco más de 5,20 pesos por dólar.

«Lo que empobrece a las masas es la alta inflación (un impuesto regresivo por sí mismo) y la apreciación significativa real concomitante de la moneda que conspira contra el crecimiento, la inversión y las oportunidades económicas en general», dijoGoldman Sachs GS -0.30% el martes en una nota. En lugar de ajustar las políticas estatistas que socavan el valor del peso, el gobierno aplica un creciente número de controles de divisas y de cuentas externas para contener las distorsiones.

Entonces los argentinos, ricos y pobres, se apresuran a cambiar pesos por dólares ante las expectativas de que la inflación real en torno a 25% al año continuará erosionando su poder adquisitivo, lo que mantendrá la presión sobre el peso.

Ante un «sangrado lento y sostenido» de depósitos bancarios en dólares en el sector privado, Siobhan Morden, de Jefferies, prevé que el gobierno imponga más controles para contener la fuga de capitales y tratar de reducir el riesgo de una crisis en la balanza de pagos. Sin embargo, eso sólo sumará «más presión a las actuales tendencias estanflacionarias por vía de la escasez de importaciones, el retraso en la inversión y un mayor tipo de cambio selecto», escribió la experta en una nota.

Los comentarios de Kirchner fueron realizados poco después de que el director para el hemisferio occidental del Fondo Monetario Internacional dijera que el Fondo cree que el sistema de divisas dual de Argentina y las políticas proteccionistas tendrán un «efecto negativo» en la economía del país, la tercera mayor de América Latina.

El FMI, que ha censurado a Argentina por sus cifras económicas que supuestamente reflejan una menor inflación y un mayor crecimiento económico, proyecta que la economía del país crecerá 2,8% este año, incluso basándose en los datos del gobierno. Ese es el crecimiento más bajo que se proyecta para una economía de la región, excepto la de Venezuela.

Fuente: http://online.wsj.com/