Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

EPT | February 18, 2020

Scroll to top

Top

Jueves 25 de octubre de 2007

La trampa de la moderación

Sin necesidad de perder las formas y el respeto, la oposición debe evitar caer en la intrascendencia de la tibieza y poner al descubierto la clara intención de los Kirchner de perpetuarse en el poder burlando la ley electoral y la increíble capacidad de distorsionar la realidad y de tratar de tornar fracasos en éxitos que tiene el oficialismo.

La exitosa campaña de Mauricio Macri basada en resaltar propuestas contra agresiones hizo creer a muchos que la moderación contra la crispación era la fórmula ganadora para las elecciones presidenciales. El éxito de Hermes Binner, otro candidato moderado aunque con menos o ninguna propuesta, también contribuyó fortalecer la estrategia de la moderación.

El propio Presidente desde su atril, le dio un tono más amable, casi coloquial y hasta agregó alguna sonrisa en sus nuevas embestidas contra cualquiera que no siguiera pensando como él. La misma candidata oficial cambió su índice acusador y su dura expresión inicial por un tono amable casi sonriente mientras siguió retando a la oposición que se niega obstinadamente a reconocer los éxitos de su marido.

Indudablemente se ha ganado en las formas pero el fondo es el mismo para el oficialismo que con mejores modales sigue siendo autoritario, intolerante, soberbio y sin ningún apego a la veracidad de los hechos. La oposición entusiasmada con la estrategia ganadora de Macri diluyó sus críticas a los obvios puntos débiles del gobierno confundiendo moderación con tibieza o insipidez entrando en lo que puede llamarse la trampa de la moderación.

El escenario donde triunfó Macri no es comparable al actual de las elecciones presidenciales por lo que tampoco es aplicable la misma estrategia. En aquella oportunidad no tenía ningún sentido basar la campaña en señalar las debilidades de los otros candidatos porque la gestión en ese distrito de los últimos diez años fue palpablemente ineficiente. A su vez la crítica desmesurada del Presidente a Macri, acentuó su necesidad de diferenciarse cambiando propuestas por agresiones.

En las elecciones presidenciales, el gobierno basa toda su estrategia en la continuidad de un modelo que se mantiene a fuerza de controles, subsidios, retenciones y manipulaciones de los índices, que para presentarlo como exitoso deben apelar a su clara habilidad de distorsionar la realidad.

En los países más desarrollados una mentira de un político es considerada más grave que una seria falta ética o inclusive algún delito. Richard Nixon no fue obligado a renunciar por ordenar una acción de espionaje en Watergate contra los Demócratas, sino por mentir al negar haberlo ordenado.

En nuestras latitudes, si bien la mentira no está claramente reprobada, tampoco está aceptada, sobre todo si se trata de casos flagrantes como nos tiene acostumbrado el gobierno de turno. Si bien esto es obvio para la gente medianamente informada, y esa es la razón por la que los Kirchner pierden en los grandes centros urbanos (Capital Federal, Córdoba Capital o Rosario), no es tan evidente para mucha gente que no lee los diarios y solo recibe una formidable propaganda oficial.

Cualquier estrategia de la oposición, guardando las formas y una verdadera moderación, debería poner en descubierto la clara intención de los Kirchner perpetuarse en el poder burlando la ley electoral y la increíble capacidad de distorsionar la realidad y de tratar de tornar fracasos en éxitos que tiene el oficialismo. Recién allí la oposición estaría en igualdad de condiciones para presentar sus propuestas correctivas y no caer en la intrascendencia de la tibieza que solamente favorece la estrategia del gobierno de pasar desapercibido hasta el 28 de octubre.

En los pocos días que quedan antes de las elecciones es poco probable que la oposición vuelque el resto de sus pocos recursos en una campaña esclarecedora que ponga en evidencia que los reyes están desnudos, única manera de acentuar una incipiente tendencia desfavorable para el oficialismo que se estuvo dando en los últimos días. © www.economiaparatodos.com.ar

Carlos Grau Baena es presidente de Buroconsult S.A.


\"\"
Se autoriza la reproducción y difusión de todos los artículos siempre y cuando se cite la fuente de los mismos: Economía Para Todos (www.economiaparatodos.com.ar)