Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

EPT | March 21, 2019

Scroll to top

Top

Miércoles 4 de febrero de 2015

La violencia “k”

La violencia “k”

La violencia es economizada en el sentido de que circula bajo formas latentes, primero a través de los controles suaves de los aparatos ideológicos, administrativos y económicos (las dependencias de utilidad), luego bajo la forma simbólica de la amenaza represiva (a veces solamente interiorizada) y por último abiertamente en la coerción. Ives Michaud “Violencia y Política”

Si bien el párrafo transcripto parte desde una posición marxista que explica o intenta explicar cómo se ocultaría la dominación violenta por parte del estado (burgués), resulta aplicable a esta dominación violenta que impuso la dinastía “k” desde el gobierno.

En esta nota reemplazo adrede “estado” por “gobierno k”.

El gobierno “k” ha transitado esos tres estadios lo único que los usa sin un orden específico, los usa según las circunstancias y a veces usa los tres de modo simultaneo.

Veamos.

El uso de controles “suaves”. El gobierno “k” usó y usa especialmente órganos administrativos e ideológicos. Sabemos de reiterados casos en los que una o más visitas de la AFIP implican una amenaza o represalia encubierta, hasta la propia kristina incriminó a una persona por sus presuntas infracciones fiscales haciendo un sutil uso de la violencia que la ubica en el mejor estilo “catita”, jamás podría se Monica Bedoya a pesar de Louis Vuitton o una persona “GCU” de Landrú, a pesar de sus joyas y beber agua mineral “Evian”.

No hablemos del uso de la “SI” para conocer pelos y señales de la gente y así poder escracharlas en el momento que consideren oportuno, sin advertir que además muchas veces la “información” que usaban era “pescado podrido” como le pasó ya varias veces a &"ella&".

Fue una incitación explicita a la agresión la rotura de dos páginas del diario “Clarín”, por parte de un jefe de gabinete cuyo nombre no menciono para no escribir una grosería, por respeto a nuestros lectores, buscando quizás inconscientemente, que ese ejemplo se traslade a los hechos. Me pregunto si algo les llegara a ocurrir a Nicolás Wiñasky, Daniel Santoro o Eduardo Van der Kooy, ¿dónde estaría la responsabilidad…? ¿Dónde estaría la real autoría…?

Las DJAI, y el cepo, también los menciono a titulo ejemplificativo, son “instrumentos económicos” que se usan de modo arbitrario y discrecional, ya que cuando se observa una declaración jurada o no se autoriza la compra de moneda extranjera, no se expresan las causas ni la norma que sustentaría la decisión,, olvidando que toda decisión administrativa debe ser fundada.

Esto también es violencia administrada y a tal punto es intimidatoria que poca gente intenta hacer valer sus derechos por temor a sufrir consecuencias imprevisibles.

La amenaza represiva está implícita en casi todas las áreas del gobierno pero siempre parte del Poder ejecutivo y se puso de manifiesto en el “caso Nisman” de modo sutiles y groseros y últimamente se usa la represión como modo de impedir o desarticular “reclamos sociales” que paradójicamente también fueron promovidos desde el gobierno.

El propio “él”, también lo escribo con minúsculas, incitó al escrache a estaciones de servicio de la empresa Shell, al grupo “Clarín” y en oportunidad de la “125” y su obsesión por ocupar la “calle” era una forma velada de amenaza a quienes se animaban a disentir.

Las amenazas al Poder Judicial en muchos casos han sido explicitas y eso quizá explique el “tiempismo” de algunos jueces a la espera que cambien los vientos.

También se amenaza implícitamente recurriendo a los medios adictos y financiados generosamente por la publicidad oficial mediante la difusión de falsedades o sembrando confusión.

Fue violencia no compartir el dolor familiar en la extraña muerte de Alberto Nisman, fiscal de la Nación. No solo se faltó el respeto a la república se puso en evidencia el desprecio por los patrones éticos y morales de una sociedad.

Es violencia estos misteriosos convenios con la República china, que reitero nos traen a la memoria el convenio “Roca-Runciman” que por lo menos fue público, y muy criticado en su momento como una muestra de sumisión al Reino Unido a cuya jurisdicción nos someterían los convenios chinos en caso de conflicto o controversia.

Es violencia republicana, la sumisión del congreso a la coerción del Poder Ejecutivo, incapaz de modificar un error aunque sea de ortografía con tal de complacer la ambición de la “dinastía”. Las mayorías oficialistas solo saben “hacer la corte” en vez de comportarse como representantes de una institución republicana, de nuestras “Cortes” o cámaras legislativas…

Por último no es violento que el Poder Ejecutivo haya quedado en las manos de un procesado que se llama “amado”…y que estaría grabado por ¿Stiusso? haciendo un comentario impropio…imprudente al “máximo”…

Quien quiera entender que entienda…y el que no, estoy a su disposición para contarle, “off de record” de que se trata….