Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

EPT | August 19, 2019

Scroll to top

Top

Lunes 15 de diciembre de 2014

Las reservas aumentan por encima de los U$S 30.000 millones

Las reservas aumentan por encima de los U$S 30.000 millones

Con respecto al total de la reservas que informa el ente monetario, cabe aquí aclarar que más de USD 18.000 millones corresponden a deudas

Panorama argentino

El jueves pasado el BCRA contabilizó el tercer tramo por USD 1.000 millones del swap con China, con lo que los préstamos activados hasta hoy ya suman USD 2.314 millones del total pactado por UDS 11.000 millones. Así, las reservas del BCRA pudieron aumentar al cierre del viernes pasado, según cifras provisorias, a USD 30.266 millones. Pero el martes el ente monetario ya había contabilizado también el ingreso de USD 281,5 millones realizado por la empresa mexicana Claro, en concepto de pago por las nuevas frecuencias de telefonía celular que le habían sido adjudicadas. Además, en los próximos días podrían sumarse también los ingresos correspondientes a los fondos que aportarán, por el mismo concepto, las compañías Telecom (por Personal) y Movistar, por un total de unos USD 600 millones y los relacionados con la emisión del Bonar 24. Con respecto al total de la reservas que informa el ente monetario, cabe aquí aclarar que, en realidad, de aquel total más de USD 18.000 millones corresponden a deudas que deberán pagarse o fondos que están afectados a fines específicos, como deudas por pagos de importaciones, encajes de los bancos, Derechos Especiales de Giro, Swap con China y Nación Fideicomisos, razón por la que sólo unos USD 10.600 millones serían los que realmente resultan disponibles para el BCRA. Pero el viernes por la tarde, el ministro Kicillof informó que ese día el BCRA había vendido unos 286 millones de dólares de la nueva emisión de bonos en dólares con vencimiento en 2024 sobre un total ofertado de 3.000 millones, siendo ésta la primera operación en moneda estadounidense que se realiza desde la cesación de pagos selectiva de julio. También dijo que el país compró anticipadamente a inversores 185 millones de dólares de los títulos Boden 2015 y, a la vez, tenedores de esos mismos bonos aceptaron canjear 377 millones de dólares por los nuevos títulos Bonar 2024. Sin duda, ambos resultados han decepcionado, pero Axel Kicillof dijo que &"Argentina recibió un espaldarazo de confianza por parte de los inversores&". Y volviendo a las reservas del BCRA cabe agregar que durante diciembre aumentaron USD 1.355 millones, pero en el año siguen mostrando una pérdida, ahora de USD 333 millones, aunque comparado con el nivel récord de USD 52.654 millones, del 26 de enero de 2011, la caída fue de USD 22.388 millones, un 74%.  Otro hecho coyuntural que ha provocado el virtual congelamiento cambiario ha sido la disminución de la brecha entre los precios del “dólar ahorro” y el del mercado paralelo, que ahora se afirma en alrededor del 25%, la mitad del máximo de 50% de hace un par de meses. Sin bien la experiencia muestra que por la necesidad de pesos a fines de año tradicionalmente el dólar se &"plancha&", ahora preocupa la importante emisión de pesos que prepara el BCRA para financiar al Tesoro al finalizar el año y sus consecuencias, con el agregado de que juega fuerte al respecto la mala experiencia vivida al comienzo del presente año. Y la semana terminó con una buena noticia para los productores agropecuarios, al informarse a través del ministerio de Economía que se había autorizado aumentar el cupo de exportación de trigo por un millón de toneladas, a partir del 1º de enero. Y en ese escenario el MULC argentino sigue operando con las fuertes limitaciones que le ha impuesto el BCRA, habiendo reducido su horario de funcionamiento a sólo casi dos horas diarias, por la demora del ente monetario para informar sobre los pagos de importaciones que debe autorizar. Las entidades bancarias operaron entre sí, en las últimas cuatro jornadas hábiles, un total de USD 1.012 millones, con un promedio diario de USD 253 millones, un 34% superior al del similar período anterior. El BCRA tuvo un resultado positivo en sus intervenciones, habiendo comprado en la semana unos USD 348 millones, que se sumaron a sus reservas. Por su parte, el Banco Nación fijó su cierre vendedor de transferencia de la semana en $ 8,5510, inferior en un 0,07% al del viernes 5, mostrando claramente la decisión del Gobierno de mantenerlo por ahora &"congelado&" cercano a este valor. En el mercado de futuros de New York el peso/dólar a un año cotizó $ 12,0003 (40%).

Panorama internacional

Según los indicadores publicados el lunes por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos, el crecimiento en la eurozona se ralentizará, lo que sitúa a la región en riesgo de volver a contraerse. Por su parte, la economía de Japón hizo lo propio por segundo trimestre consecutivo, lo que se define como recesión, y el crecimiento de las exportaciones chinas incumplió las expectativas en noviembre ante la floja demanda mundial, lo que da muestras de la última señal de debilidad de la segunda mayor economía del mundo. Ante este panorama, la actual política monetaria del BCE volverá a ser valorada a principios del año que viene, dijo el jueves el miembro de su consejo de gobierno Erkki Liikanen, y el ente monetario ahora tiene que hacer frente al riesgo de que la actual baja inflación se convierta en una deflación que frene el crecimiento. Y del otro lado de Atlántico,  la Reserva Federal de los Estados Unidos probablemente confirmaría en su reunión prevista para mañana y el miércoles su plan de empezar a subir las tasas de interés de corto plazo en 2015 y para ello prepararía a los mercados eliminando del comunicado de prensa que se difunde después de la reunión la indicación de que las tasas se mantendrán bajas durante un “tiempo considerable”. Mientras, la economía estadounidense está enviando señales contradictorias. Por un lado, la consistente generación de nuevos puestos de trabajo sugiere que el mercado laboral se está aproximando a un estado que se califica como de “pleno empleo”. Al mismo tiempo, el fortalecimiento del dólar y la caída de los precios de las materias primas —incluyendo el pronunciado bajón del petróleo— están conteniendo la inflación. Pero muchos funcionarios de la FED creen que la presión a la baja sobre la inflación es pasajera y que los precios al consumidor se acercarán a la meta establecida de 2%. En este escenario, el dólar sigue mostrándose fortalecido y es probable que mantenga el ritmo y, en algún punto, esto podría convertirse en un problema global. Desde mediados de año, la divisa estadounidense ha subido 12% sobre una base ponderada en función del comercio, es decir, su tasa de cambio en relación a las de los países respectivos. Sin embargo, ese es apenas el último tramo de un avance que empezó en el cuarto trimestre de 2011 y que acumula un alza de cerca de 27%, siendo su nivel más alto desde el primer semestre de 2006. La semana pasada las principales divisas del mundo se movieron frente al dólar de manera muy parecida al mismo período anterior. El euro, con bastante volatilidad intra day, marcó un mínimo de 1,2250 y un máximo en 1,2490, cerrando el viernes a USD 1,2455.

Fuente: www.abcmercadodecambios.com