Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

EPT | November 18, 2018

Scroll to top

Top

Lunes 19 de mayo de 2008

Los padres saben de educación

La transmisión de saberes no es una tarea exclusiva de los establecimientos educativos. Por el contrario, los padres juegan un papel fundamental del que no deben desertar.

Los especialistas en Pedagogía, Psicología, profesores y directores de colegios en algún momento les hicimos creer a los padres que ellos no sabían nada de educación y, de a poco, los fuimos echando del ámbito escolar. Por más increíble que parezca, los padres se lo creyeron.

La modernidad convirtió a las escuelas en espacios de información enciclopedista, con incontable cantidad de materias y contenidos cada vez más complejos y sofisticados. Así, cambió la esencia de la educación, que se convirtió ya no en un espacio de formación integral de las personas, sino en un cumplimiento mecánico de la currícula oficial de turno como preparación utilitarista para el mundo laboral y universitario.

Los padres, siguiendo las modas de turno, “compraron” este modelo escolar y aceptaron que ellos, ignorantes frente a tanta sabiduría moderna, sólo tenían que depositar a sus hijos y buscarlos a la salida, o al final de sus años escolares.

Con tanta especialización, con tanta información, con tanta carrera contra el tiempo siguiendo la corriente de turno, los padres se volvieron débiles, inseguros, indecisos, sin autoridad y aceptaron resignados y silenciosos que de educación no sabían nada.

Hoy, convencidos de que sin padres no hay educación posible, los colegios los llamamos desesperadamente para que vuelvan a participar, pero no estamos dispuestos a aceptar lo que es evidente: nadie sabe más de educación que ellos. O, mejor dicho, podrá haber –y es bueno que haya– especialistas en educación o en distintas áreas que enseñen a los chicos un montón de cosas, que los informen, que los hagan pensar, que ejerciten su memoria y sus hábitos. Sin embargo, de los hijos, de cómo son, qué necesitan y cómo ayudarlos a descubrir qué quieren ser, nadie sabe más que mamá y papá.

Esa seguridad, el saberse portadores de los valores y de los saberes previamente “saboreados”, de ser con sus vidas testimonios y modelos de adultos de los menores, devuelve a los padres al centro de la educación, los hace protagonistas, únicos y principales responsables, con autoridad suficiente para tomar decisiones, para hablar con quien sea seguros de que nadie sabe mejor que ellos qué es lo mejor para sus hijos.

Pasarán reformas educativas, nombres nuevos y raros, materias que no tuvieron, sistemas de promoción que no entienden, directores que hablan en difícil, maestras modernas, reuniones apabullantes con tanta cosa que se hace en el colegio, pero estén y siéntanse seguros de que nadie sabe tanto de educación como ustedes. Sepan que los colegios sólo participan porque ustedes los eligen para ayudarlos, porque ustedes los hacen partícipes de la formación de sus hijos, porque son una extensión de su autoridad.

Padres seguros y confiados, junto con colegios que compartan sus valores, son el binomio inseparable de la educación integral de los hijos que nuestro país necesita para empezar a cambiar la historia. Padres protagonistas y colegios que los agrupen y reúnan animándose a liderar los cambios que se necesitan formarán, naturalmente, nuevas generaciones de jóvenes entusiasmados con los valores que la Argentina pide a gritos.

Como dijo Ortega y Gasset: “Argentinos, a las cosas”. O, mejor: “Padres, ocúpense con entusiasmo de la educación de sus hijos”. No hay nada más importante, más urgente ni más entusiasmante. El resto lo harán ellos cuando crezcan. Y nosotros disfrutaremos de verlos crecer y llegar a ser mejores que nosotros. En definitiva, de eso y no de otra cosa se trata la verdadera educación. © www.economiaparatodos.com.ar

Eduardo Cazenave es rector general del Colegio San Juan el Precursor y miembro del equipo de profesionales de la Fundación Proyecto Padres.


\"\"
Se autoriza la reproducción y difusión de todos los artículos siempre y cuando se cite la fuente de los mismos: Economía Para Todos (www.economiaparatodos.com.ar)