Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

EPT | September 21, 2020

Scroll to top

Top

Jueves 9 de octubre de 2014

‘No devaluaremos’ (significa decir todo está bien)

‘No devaluaremos’ (significa decir todo está bien)

La fiebre es el aumento temporal en la temperatura del cuerpo, en respuesta a alguna enfermedad o padecimiento…La fiebre es una parte importante de las defensas del cuerpo contra la infección (Medline Plus)

El nuevo Presidente del banco Central afirmó ante el “selecto” espectro bancario que “no devaluaremos” y el blue ya anda de capa caída por debajo de los $ 15 aunque parecería que le habrían fijado “cupos”(sic) y el “contado con liqui”, (ese dólar que es solamente medio legal y el otro medio puede ser legal o ilegal según quien haga la operación) alrededor de los 14 pesos.

Entre tanto el dólar oficial sigue en los $ 8,49, en varios casos menos las retenciones, el tarjeta $ 11,46 y el ahorro$ 10.18.

Es decir para el Banco Central todo eso es normal y más normal es que los recargos al dólar oficial nominal (el que vale 8,49) los fije la AFIP, para comprobar la capacidad contributiva de las personas, y de ese modo el mercado único y libre de cambios se convierta en un mercado de cambios múltiples controlado por “expertos” de acceso restringido, es decir se ha convertido en un mercado de “elite”.

Por eso, para que vamos a devaluar si la secretaria de comercio puede OBSERVAR las DJAI sin dar motivos y de ese modo impide llegar al mercado cambiario, si la AFIP hace de Banco Central paralelo, o si el propio Banco Central restringe pagos.

Pues bien, esas declaraciones del nuevo presidente del Banco Central, resultan alarmantes ya que al decir que no se devaluará nos está diciendo, repitiendo lo que dijo kristina el 30 de septiembre que “no hay problemas en la economía” y seguramente en algún momento nos dirá que la Reserva federal emitió dólares a lo pavote y no hubo inflación en los EEUU y por lo tanto la inflación aumenta por decisión de los privados a los que ahora habrá que recontracontrolar…para que dejen de aumentar los precios, mientras se siguen batiendo récords de emisión, otra vez en absoluta sintonía con lo que también dijo kristina: “Pero acá el problema es que nosotros queremos pagar y no nos dejan, la gente quiere comprar autos y no la dejan, el problema no es de la economía ni de la sociedad, está ubicado precisamente en algunos sectores concentrados de la economía que quieren, sí, es la impresión que tengo, tal vez me equivoque, ojalá me equivoque, voltear al gobierno y hacerlo con ayuda extranjera además”.

La inflación o los índices del costo de vida tienen relación con lo que en medicina es la “fiebre”

Como es sabido hay un nivel de fiebre normal, lo malo es cuando la fiebre evade el límite de lo normal.

Traigo a cuento esta comparación para reflexionar sobre las “devaluaciones”.

Como su nombre lo indica devaluar la moneda significa disminuir su valor con relación a alguna otra moneda que es considerada como un verdadero “resguardo de valor”.

La fiebre de la economía que afecta a la moneda es por su “pérdida de valor” y aparece cuando la emisión de moneda, es decir su oferta, excede a la demanda del sistema económico.

La fiebre de la economía es lo que llamamos inflación que se traduce en la suba constante de los precios porque precisamente se pierde la relación entre cantidad de dinero y producción.

Pero también indica que el sistema económico o político económico del que depende está enfermo con más o menos gravedad.

Si las autoridades económicas dicen que no se va a devaluar, nos están diciendo que el sistema político y económico está sano y que los “males” que padece son leves, por el contrario si devalúan, estarían reconociendo que el sistema económico está enfermo y ello generalmente es consecuencia de más de una enfermedad que también puede ser política.

La cantidad de moneda y por ende su valor real no depende de la voluntad de un funcionario sino que es una relación entre ella y lo que produce una determinado sociedad, diría que la oferta de dinero se relaciona con la oferta de bienes y servicios y políticamente con la institucionalidad.

El banco Central es el que debe cuidad esa relación.

La ley de Gresham de mitad del siglo XVI decía que la moneda mala expulsa a la buena ya que la gente atesorará esta ultima moneda, en cierto modo la ley seria al revés la moneda buena, como reserva de valor, expulsa a la mala que se gasta de inmediato ya que su pérdida de valor real es constante y por tanto la gente le huye como ocurre con el peso argentino.

La “inflación” o “fiebre” del sistema económico nos alerta sobre su estado.

Es cierto, es difícil establecer cuál sería la “inflación” normal o temperatura normal del sistema, si prefieren, aunque en verdad correspondería hablar de emisión racional, más que de “inflación normal”

Eso, como ocurre con cada organismo dependerá de cada caso concreto, pero no hay duda que cuando la inflación (emisión monetaria) alcanza un determinado nivel, está señalando una o más anomalías.

Para Brasil un nivel de inflación del 6,5% anual, que sería envidiable para Argentina, podría hacer caer al gobierno de DILMA ROUSSEFF en el ballotage del próximo 26 de octubre.

Que en la Argentina hay alta inflación basta con repasar las magnitudes antiestéticas con la que varían los precios y los incrementos salariales que en este año, no bajaron del 28%, las tarifas aéreas aumentaron el 25% en lo que va de este año, las naftas aumentaron un 44% y acumula el 60% en los últimos 12 meses, las tarifas del ferrocarril Sarmiento aumentaron días pasados casi un 90%, algunas facturas de gas llegaron con aumentos que superaron el 600%. Como estos aumentos son convalidados por el gobierno, de hecho implica que se reconoce el nivel de inflación que se niega…

No podemos dudar que en Argentina hay inflación además de que está totalmente distorsionada la relación de precios.

Frente a estos hechos ¿es razonable decir “no devaluaremos”?

Les dejo la respuesta a vuestra ciencia y saber…pero recuerden que la fiebre se puede bajar con una aspirina pero la enfermedad requiere un tratamiento y a veces cirugía…