Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

EPT | September 16, 2019

Scroll to top

Top

Miércoles 27 de agosto de 2014

Para bien no pueden, para mal se esfuerzan…

Para bien no pueden, para mal se esfuerzan…

Parecería que nos gobernara el enemigo, porque si este es un gobierno para ‘todas y todos’ Dios nos libre de rogar por mas…como dicen los versos de Cerati

“Esta todo estudiado” dijo ese grotesco que soportamos como ministro de economía, al referirse al fallo del Juez Griesa favorable a los “hold outs” y a partir de allí, solo advertimos que lo que estaba estudiado era como improvisar ante un problema que superaba largamente la idoneidad profesional de nuestros funcionarios incluida kristina, una suerte de Isabelita, montada en su solitaria soberbia que a la vez es su límite cultural.

El ministro de economía se comparta como si estuviera entreteniéndose jugando a la “oca” con el grave problema que siempre le toca retroceder, como le ocurrió con REPSOL, con el club de Paris que aun no se sabe cómo se llegó al monto final acordado y ahora debe masticar una nueva suba de tasas para que “bicicleta mediante” se pueda  de algún modo controlar el precio del indomable dólar, sin advertir que para ello es necesario tener una moneda con valor, cosa que no ocurre con nuestro peso que ya tiene valor negativo, algo que seguramente sorprenderá a los economistas de todo el mundo porque creo que ni Venezuela ha llegado a ese extremo aunque merecería estarlo.

En verdad nuestro país institucionalmente es antiestético, como lo vengo sosteniendo, uno se siente repelido cada vez que debe escuchar a algún funcionario como el actual jefe de gabinete que el inefable Luis Barrionuevo definió con más gracia que Rolo Villar, en Radio Mitre, días pasados.

El “coqui” no solo logró chocar la calesita, sino que tampoco pudo llegar a dar la vuelta gratis pese a haber obtenido la tan ansiada sortija de manos de “ella”, pero sigue con sus declaraciones mañaneras haciéndonos añorar las entretenidas mañanas de Carlos Corach, lo que lamentablemente nos demuestra que lo que ayer nos parecía malo y criticable hoy lo añoramos al compararlo con el presente. Como decía una tía abuela “cada día se puede estar un poco peor”

Zygmunt Bauman recuerda que John Lachs decía que “Lo asombroso es que no somos incapaces de reconocer las malas acciones y las grandes injusticias cuando las presenciamos. Lo que nos sorprende es cómo pudieron ocurrir cuando ninguno de nosotros hizo nada malo. Buscamos a quien culpar, las conspiraciones que puedan explicar los horrores que todos abominamos. Es difícil aceptar que a menudo no hay ninguna persona ni grupo que planeara o fuera causa de todo”

Parecería que Lachs se refería a la argentina “k”, muchos de nosotros, no quiero decir “todas y todos” nos sorprende y nos preguntamos cómo pueden ser 12 años de gobiernos “k”, como puede ser que hayamos tenido un jaime, un moreno, que continúe un de vido, que ahora haya llegado un kiciloff, que tengamos cepo cambiario, inflación del 40% anual o más, según lo que me indica mi propio bolsillo, que Boudou sea vicepresidente aun o que nos hayamos acostumbrado a la mentira y al engaño.

También Lachs retrata a los “k”, maestros en buscar y descubrir culpables  que en su paranoia descubren sus debilidades personales, porque en el fondo estamos “gobernados” por lo menos en lo formal por gente inulta y débil. No hay nada más riesgoso que el poder de los débiles y cobardes.

Paradójicamente los “k” han convertido a la política en un mercado usando imágenes o signos que culminan en “el relato”. En un momento ese “relato” proveía una identidad, el mercado “k” no conocía los límites de la escasez con lo cual el principio esencial de la economía sucumbía ante una especie de realismo virtual. En ese mercado de fábula todos éramos ganadores…hasta que…la maldita escasez reapareció y puso en evidencia el cuento del tío que resultó este “kirchnerismo” expresión máxima de la sofistica “a la bartola” y lo más curioso es que hay quienes pretenden ser herederos de estos doce años como si el desastre fuera un bien valioso.

Lo antiestético causa rechazo porque en definitiva todo ser humano tiene un sentido y aprecio por la armonía y la belleza, cualidades reñidas con la sofistica “k”.

No diría que los K sembraron odio, aunque lo intentaron, sino más bien rechazo, precisamente por ser antiestéticos y en la Argentina de hoy todo es desmesura, que no es otra cosa que falta de respeto al otro. La desmesura por si es antiestética por eso causa rechazo.

También es antiestética parte de la oposición porque en vez de trabajar en ideas y con idas, trabajan con personas y por personas a tal punto que las diferencias se plantean a niveles personales y los límites no se plantean por virtudes o vcios, sino por apellidos.

En fin en el fondo los “k” son pobre gente que para bien no pueden, para mal se esfuerzan… y como todo lo “k” por lo menos tienen ese demerito hasta el próximo 10 de diciembre de 2015 o las 148 charlatanerías pendientes…