Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

EPT | September 16, 2019

Scroll to top

Top

Martes 19 de enero de 2016

Parque Memorial: destrato en el momento crítico

Parque Memorial: destrato en el momento crítico

El destrato de Parque Memorial en el momento crítico

El 31 de diciembre pasado cerca de las 22.30 hs. encontramos muerto a mi hermano en su oficina. Para él su pasión era la economía y ese día de fin de año había ido a trabajar a su oficina.

Todos aquellos que enfrentamos la pérdida de un ser querido sabemos que los primeros momentos son de shock. Además de tener que superar la situación anímica, contener a los familiares, etc. hay que proceder con los típicos trámites de servicio fúnebre, entierro, etc.

Tengo una parcela en Parque Memorial en Pilar desde hace años, así que propuse llevar a mi hermano ahí y hubo inmediato acuerdo. Parque Memorial es un grupo empresario que incluye, entre otras empresas a Lázaro Costa.

Ahora bien, a continuación viene la seguidilla de comportamientos de terror de este grupo “empresario” que, evidentemente, no tiene la más mínima idea de lo que es trato al cliente y menos administrar eficientemente una empresa de estas características.

El primer problema se presentó varias semanas antes del fallecimiento de mi hermano, cuando empezaron a reclamarme el pago de las expensas semestrales que habían vencido el 16 de noviembre y estaban pagas en tiempo y forma. Sonaba el teléfono y aparecía un disco reclamando el pago de las mismas. Llamábamos por teléfono, les dábamos los datos de la transferencia bancaria realizada oportunamente y en fecha. Número de operación, banco en el que habíamos pagado, etc. Tomaban nota, pedían disculpas y decían que efectivamente estaba pago. Reconocían que el reclamo de Parque Memorial no correspondía. Ese famoso disquito debe haber llamado, como mínimo, media docena de veces y les habremos contestado lo mismo 2 o 3 veces. Dándoles los datos del pago y ellos reconociendo que estaban reclamando un pago que ya les había hecho.

El miércoles 30 de diciembre volvió a aparecer el disquito reclamando el pago, volvimos a darles los datos y de nuevo disculpas por reclamar el pago de algo que estaba pago.  No habrán pasado más de dos horas que vuelve a sonar el teléfono, atiendo y aparece el famoso disquito. Corté el teléfono y seguí en lo mío.

Es decir, durante casi un mes Parque Memorial me estuvo reclamando el pago de algo que estaba pago en fecha y forma.

El 31 a la noche, cuando fallece mi hermano, empiezo a llamar al 0800 para casos de urgencia que tiene el grupo empresario (http://bit.ly/1PdLWiM). No hubo forma que un ser humano atendiera. Aparecía un disco diciendo que esperara que me iban a atender pero nunca aparecía nadie. Deje el teléfono en speaker y nada.

A las 12 de la noche sugiero ir a Lázaro Costa que es del grupo Parque Memorial. Llegamos a las 0.10 horas del 1 de enero a Callao y Santa Fe. Imagine el lector, ese día a esa hora estaban todos tirando fuegos artificiales y nosotros buscando una funeraria y bajo el shock de la inesperada muerte de mi hermano. Tocamos timbre, aparece un señor y nos dice que hasta las 4.30 hs. no atienden a nadie. Ni siquiera nos hizo pasar. Le pido una tarjeta para llamarlo más tarde porque el 0800 no respondía y me responde que no podía entregar tarjetas. Nos cerró la puerta en la cara y nos fuimos nuevamente a la oficina de mi hermano a buscar por internet alguna funeraria que nos atendiera. Finalmente lo logramos y a eso de las 2 horas del 1 de enero estábamos en una funeraria.

Como el 1 de enero era feriado el señor de la funeraria no sabía si al otro día había entierros en Parque Memorial así que llamó por teléfono para consultar. Le dije que nadie contestaba, sin embargo mágicamente logró comunicarse en el primer intento. Imagino que el 0800 debe ser para los giles que pagamos las expensas y las funerarias deben tener otro número en el qué si los atienden. Y aquí viene el tercer acto de terror.

El señor de la funeraria pregunta el costo del entierro, le pasan el monto pero desde Parque Memorial le aclaran que Roberto Cachanosky debía las expensas y que tenía que cancelarlas antes del entierro de mi hermano. Esas mismas expensas que estaban pagas y que ahora, en ese momento tan duro, volvían a reclamarme, pero encima se lo decían al señor de la funeraria al que no tenían que por qué informarle mi situación de pagos. El señor de la funeraria es muy amable, pero es un extraño al cual la empresa no tiene por qué darle datos míos. Y encima le estaban dando un dato falso porque yo no le debía nada a Parque Memorial. Le decían a un extraño que yo era moroso cuando no era moroso.

Obviamente que el tema lo solucionamos yendo a buscar a la mañana siguiente el comprobante de pago a mi estudio para presentarlo en el momento del entierro de mi hermano.

Hicimos los trámites y me entregaron la factura por el entierro. Ahora viene otra de terror. Uno de los rubros de la cuenta dice: RESPONSO $ 578. Es decir, los 5 minutos que habló el sacerdote los facturaron en forma discriminada. Nunca había visto algo de tan mal gusto como facturar el responso que no son más de 5 minutos en los que un sacerdote dice unas breves palabras y rezamos el Padre Nuestro y el Ave María. Si tienen que pagarle al sacerdote, por lo menos que lo facturen bajo otro rubro. Incluso dudo que el sacerdote trabaje por responso.

La empresa Parque Memorial es un negocio y nadie niega que tienen que ganar plata. Eso no está en discusión. Es un negocio. Pero en mi criterio, es un negocio muy particular en el que en ese momento hay en juego mucho de emociones y dolor de la gente. No están vendiendo pizzas que si llegan quemadas o frías a la mesa se las reemplazan por otra sin mayor drama. Venden algo que debe contemplar el dolor de los seres queridos. Considerar el duro momento que está pasando la gente.

En resumidas cuentas, Parque Memorial me persiguió con llamados de teléfono pidiendo que les pague algo que ya estaba pago. En el momento crítico no atendieron el 0800 de emergencia. En Lázaro Costa nos cerraron la puerta en la cara y encima le dijeron a un extraño que yo era un moroso cuando no lo soy.

Como cierre va el último acto de terror. El fin de semana pasado, 12 días después de haber enterrado a mi  hermano y haber mostrado que tenía las expensas pagas, me llegó otra carta de Parque Memorial reclamándome el pago de las expensas que tengo pagas.

¿Cabe agregar algo más sobre la forma en que se maneja  este grupo “empresario” Parque Memorial?