Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

EPT | January 18, 2019

Scroll to top

Top

Jueves 19 de mayo de 2005

Pases cortos 10

Apuntes sobre la Argentina, los argentinos y la realidad de todos los días.

OPORTUNISMO: Los inefables Fernández salieron a cuestionar el fallo que dictó la excarcelación de María Julia Alsogaray. Alberto dijo: “hay un tufillo de impunidad”. Aníbal, peor, sentenció: “los poderosos tienen un código especial” (si él lo dice…). Alberto es abogado y se supone tiene cierta formación jurídica y no debería caer en el lugar común de los “pescadores de oportunidades”. Esto es un boomerang, va también para el presidente y sus comentarios “cuenta-votos”. Va también por lo de Chabán, donde no se puede cuestionar a los jueces que dictaron sentencia y que actúan conforme a la doctrina garantista que él mismo apoyó con el nombramiento de Argibay (que se refirió al sentido restrictivo de la prisión preventiva), Zaffaroni e incluso unos de los firmantes del fallo, el juez Bruzzone. Lo del “tufillo” tiene sentido en el tema de los fondos de Santa Cruz y no en lo de Alsogaray, que ya se “comió” 21 meses presa, sin sentencia.

IMPUNIDAD: Cuando se habla de ella, hay una gran hipocresía. El Poder Legislativo acaba de dictar una ley que hace posible la prescripción de causas. Así, por ejemplo, se vio beneficiado el insólito Al Kassar, quien, libre de toda sospecha, pasa sus días en Mallorca. Los que aplican las leyes son los jueces y los que las dictan son los políticos que, después, en los hechos, las niegan. La justicia también tiene lo suyo: ¿qué es de la vida del ex banquero Puchi Rhom?, por citar un ejemplo de escándalo financiero impune. Podríamos seguir con la AMIA, la Embajada de Israel, IBM (Banco Nación, DGI, Mendoza), Río Tercero, etcétera, etcétera, etcétera. Esto hace que el común de la gente –y no tan común–, siempre piense mal, muy mal, y así caen justos y pecadores y lo peor es que el árbol nunca deja ver el bosque.

PAÍS SERIO: Estimado lector, después de pasar estos azarosos días, donde el presidente de la Nación cuestiona y pide se apele un fallo de la Cámara Penal, donde los jueces que dictaron el fallo se apartan de la causa ante la presión insostenible de la sociedad, los medios y del Poder Ejecutivo que se pliega a ella en la persona de la pareja presidencial, los ministros y hasta del Jefe de Gobierno –que bien podía ser imputado en la causa que se alude–, ¿no le parece que esto ya dejó de ser un país para ser un cambalache? En mi vida he visto tamaños desatinos de funcionarios públicos. En mi vida he visto tamaña torpeza oficial y degradación de la investidura presidencial de una Nación. No hay duda, estamos “en el horno”.

ALFONSÍN: Amargamente se queja de que el Gobierno no habla con la oposición y, por ende, no hay diálogo político. ¿Cómo? ¿Es él oposición? No me había dado cuenta. Pero, ¿no fue él quien viajó con el presidente hace poco a Roma y lo tuvo al lado? ¿No fue él quien apoyó con Moreau la caída de De la Rúa y el que con Carlos Menem realizó el recordado “Pacto de Olivos”? Perdón por mi ignorancia, pero nunca pensé que era opositor. Deberé estar más atento.

OPOSICIÓN: Lopez Murphy no debe perder el norte y tampoco la paciencia, a veces hay aliados que, en vez de sumar, restan. Él debería pensar primero en poder armar una alternativa de poder con su partido, institucionalizarlo hacia dentro y que realmente funcione como oposición. Hacer alianzas, como las mencionadas, no sirve y, lo que es peor, tampoco decir que aceptaría a Menem si va por afuera del PJ. El menemismo ha sido siniestro para la República y al Estado de Derecho, no se equivoquen. Es peronismo en su estado puro, con la ideología que convenga para el tiempo que corre. El peronismo cuando quiere es Menem y cuando le conviene es Kirchner. Pero es siempre lo mismo, se disfrazan para obtener el poder y lo logran. Lo que necesita López Murphy es nada más y nada menos que mejorar su “calidad” de oposición.

ACTORES PROGRE: Como he mencionado en otras “viñetas”, no me canso de repetir lo “veletas” que son los actores y actrices de nuestro país, quienes se jactan de su progresismo, de sus posiciones de izquierda humanista y repudio absoluto a los totalitarismos y su adscripción a la libertad artística, de prensa y expresión. ¡Mentira! Son esclavos del “banquero” de turno, sino vean cómo actúan con el gobernador de San Luis, Alberto Rodríguez Saá. Lo adulan pues éste ha dictado un decreto de cine, donde destina subsidios por 25 millones a la producción de películas y series de TV. Allí están todos los actores como felpudos y les importa un rábano el estilo absolutamente anti-republicano y déspota de los Rodríguez Saá del manejo de la cosa pública.

BLUMBERG SE EQUIVOCA: Está organizando una marcha contra la impunidad tras los fallos que permitieron las excarcelaciones de Alsogaray y Chabán. Dice: “Tenemos el caso de María Julia, que en cuanto empieza hablar la liberan”. ¿De dónde saca esto Blumberg? ¿De la revista Veintitrés, de la revista Pronto? ¿No sabe, acaso, que María Julia hace rato que declaró esto de los sobresueldos? Sería bueno que lea el expediente y se pregunte por qué realmente estuvo 21 meses detenida sin beneficio a la excarcelación. Para su información, el juicio o los juicios siguen y María Julia, como tantos otros, está en su casa y allí esperará la sentencia. Y es justicia, sino tenemos hijos y entenados. Por lo que se la juzga, es la única que estuvo 21 meses “adentro”, los demás la pasan afuera. Sino pase revista y se va a dar cuenta. Lo de Chabán es otro tema totalmente distinto, donde hay 193 muertos que buscan al responsable, se debe y puede apelar y deje a la justicia actuar. ¿Por qué el hilo se corta por lo más delgado, que es Chabán, pero quién permite la existencia de los chabanes empresarios? ¿No se lo preguntó, señor Blumberg? Sería bueno que lo haga. Por otro lado, siguiendo el lenguaje del Poder Ejecutivo, su marcha tiene un “tufillo” oficialista. Sería una lástima. © www.economiaparatodos.com.ar




Se autoriza la reproducción y difusión de todos los artículos siempre y cuando se cite la fuente de los mismos: Economía Para Todos (www.economiaparatodos.com.ar)