Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

EPT | August 25, 2019

Scroll to top

Top

Jueves 7 de julio de 2005

Pases cortos 17

Apuntes sobre la Argentina, los argentinos y la realidad de todos los días.

GOBERNABILIDAD: Ríos de tinta corren por la pelea mezquina de Kirchner y Duhalde, en la presentación para las elecciones de octubre y por la provincia de Buenos Aires. Estos dos “estadistas”que han preparado a sus ejércitos con lo mejor que tienen, son dignos representantes de cualquier armada Brancaleone que se precie, Vittorio Gassman es un poroto al lado de estos personajes de la no ficción.
Este enfrentamiento está siendo analizado seriamente por periodistas y politicólogos: se habla del peligro que significa esta ruptura para la gobernabilidad de nuestro país y se lamentan como si estos dos “políticos” fueran símiles de Kennedy y De Gaulle y sus malos humores hicieran estallar las bolsas del mundo.
Más allá de que creo que, al ir en listas separadas, la verdadera intención que tienen es copar mayorías y minorías, durante este período de “gobernabilidad” el dúo Duhalde/Kirchner ha logrado, entre otras cosas y según el INDEC, que el 56,4% de los menores de 18 años sean pobres (7.730.708) y el 23,6% indigente (3.234.835), hipotecando para ellos y de por vida su desarrollo intelectual. Con el agravante de que en la tierra en disputa, el Gran Buenos Aires estas cifras saltan al 61% de chicos pobres y 26% de indigentes. Si esto es lo que ha logrado la “gobernabilidad” (justicialista), bien podríamos pensar en lo opuesto, pues por allí es la forma de que las cosas se reviertan.

FRACASO: Las cifras arriba aludidas marcan el verdadero fracaso de este modelo, que es vendido exitosamente por progresistas, empresarios, medios y funcionarios, donde se pregona que nunca el país recaudó tanto, nunca el Estado contó con tantos fondos, nunca hubo una recuperación tan potente de la economía argentina y nunca a tantos empresarios les fue tan bien. Si esto es así, pregunto: ¿por qué la calidad de vida ha bajado tanto?, ¿por qué hay hambre en el granero del mundo?, ¿por qué hay tanta desnutrición infantil?, ¿por que hay tanta pobreza, marginalidad e inseguridad?, ¿por qué es tan difícil el acceso a la educación primaria y secundaria? Y si esto es lo que ha producido el modelo “progre” de los últimos 3 años y medio…, “algo huele a podrido en la Argentina”.

EXCARCELACIONES: Es pública y notoria la excarcelación otorgada a Omar Chabán, así como la reciente a Villarreal, otro de los imputados en la causa. La excarcelación es temporal hasta tanto se sustancie el juicio, y no quiere decir que la persona ha sido desafectada, por el contrario, solo espera el juicio, y en vez de estar en una cárcel lo puede hacer en una casa y con movilidad controlada. Esto vale la pena aclararlo pues los programas de TV les encanta sugerir pescado podrido y no dejan de entrevistar a exaltados padres de chicos que trágicamente perecieron en el accidente de Cromagnon.
Los medios no aclaran y los padres en tumultuosas reuniones auguran venganza, aseguran que si lo ven a Chabán “lo matan” (sic), que no hay justicia y buscan por mano propia lo que según ellos no se consigue en forma institucional. La TV, agradecida. Y el televidente lo que recibe es esto, y como no tiene por qué ser experto en la materia su conclusión es lo que inducen los locutores. Chabán, para ellos, es un asesino serial de 193 jóvenes y la justicia argentina no existe y lo protege. Obviamente esto no lo hacen de inocentes, pues gracias a Chabán ya no se habla de los funcionarios que autorizaron el funcionamiento del boliche, del ministro del Interior y su responsabilidad vía la policía, de los hospitales y su lamentable logística. En fin, de todas las anomalías que le siguieron a la primera y en donde Chabán es solo la punta del iceberg de un sistema colapsado y corrupto. Incitar y aguijonear a los dolientes padres a buscar la justicia por mano propia es un flaco favor que le hacen determinados programas de televisión a la sociedad argentina.

HABLANDO DE ROMA: La población carcelaria creció en los últimos 5 años un 44%, nueve veces más que la población. Los presos pasaron de 6.800 a 9.800 en cárceles federales, de ellos el 51% son procesados. Según los informes oficiales esto se debe la mayor dureza en la aplicación de sanciones por parte de los jueces y al incremento de penas en determinados delitos. Según informes privados esto realmente se debe al incremento de delitos, que viene en aumento en los últimos 5 años en forma alarmante: cada vez hay más delincuentes, cada vez habrá más presos y cada vez habrá más hacinamiento en las cárceles, ya que tampoco el Gobierno se está preocupando en serio por el grave problema habitacional en las cárceles del país. Bien podrían empezar a utilizar el superávit fiscal en estas cosas y no en clientelismo electoral. Esto hace a los Derechos Humanos, principio tan caro en la voz presidencial, pero obviamente no en los hechos. La situación en que viven los presos es un castigo sobreabundante al que ya tienen. Las cárceles son para castigar, reeducar y reinsertar al penado en la sociedad. De la forma en que se vive hoy en ellas, son un criadero de mayores delincuentes. Otra idea podría ser la privatización de las cárceles, algo ya probado con algún éxito en España, con estricta supervisión estatal. © www.economiaparatodos.com.ar




Se autoriza la reproducción y difusión de todos los artículos siempre y cuando se cite la fuente de los mismos: Economía Para Todos (www.economiaparatodos.com.ar)