Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

EPT | September 17, 2019

Scroll to top

Top

Jueves 29 de septiembre de 2005

Pases cortos 28

Apuntes sobre la Argentina, los argentinos y la realidad de todos los días.

UN VASITO DE AGUA LIMPIA, POR FAVOR: Son dos pesos, contestó el mozo; y a decir verdad no sería de extrañar un diálogo de este tipo a mediano plazo. La decisión de Suez de retirarse de Aguas Argentinas no sólo sorprendió al presidente, sino que puso en blanco sobre negro lo poco que importa la Argentina de Kirchner a nivel mundial. Es un tema muy delicado que el gobierno durante 3 años trató con gran frivolidad. Hoy se están viendo los resultados y mañana las consecuencias.
En el mundo, el agua se trata como un bien escaso, tanto que hay lugares donde está prohibido bañarse todos los días. Como nosotros vivimos dilapidando el líquido elemento, nadie es consciente de lo significativamente dramático que es no tener operador idóneo de agua. La depuración de la misma es realizada por especialistas y no se soluciona llamando a los viejos empleados de Obras Sanitarias, más allá de los problemas de tecnología que sobrevendrán. Está la salud de millones de argentinos en juego y no se puede tratar la cuestión tan livianamente diciendo “que se vayan, que el pueblo sabrá lo que tiene que hacer”, como dijo el presidente (“comprar Villavicencio”, digo yo). Tampoco sirve decir que este presidente nos defiende contra los abusos y se planta, como le gusta mencionar al inefable Braga Menéndez, fanático si los hay.
La verdad es que la negociación implicaba, de un lado, un pedido de exenciones (Suez). Y del otro, prebendas políticas (De Vido) o algo parecido a coimas. De hecho no hubo acuerdo, y nunca hubo intención de llegar a uno, ya desde la época cuando Kirchner dejó plantado en París a la flor y nata del empresariado galo, que lo esperaba para tratar estos temas. El hombre no fue y marcó un estilo (Braga, contentísimo). Lo que sí es seguro, es que este gobierno se vio sorprendido ante la decisión de Suez y ahora nos dice que tiene un as en la manga. El verso de siempre e improvisación, creo que no han sido precavidos y no saben lo que es operar una mega operación como es la provisión de agua potable. Posiblemente haya habido incumplimientos de contrato por parte de los franceses, pero viendo los bueyes con que se ara nunca se debió tirar la soga a tal extremo.
Esperemos que el desaguisado no lo tenga que pagar el 55% del conurbano que no tiene agua potable ni cloacas y que las grandes inversiones que implica este negocio se puedan realizar. Y no que esta ruptura signifique un atraso mayor para la mayoría de la población. Porque para defendernos así, mejor que nos defienda Braga Menéndez, que al menos es cómico.

CRÍTICA: A Suez se le critica haber ganado un 23% de su patrimonio, cuando en todas sus operaciones no supera el 8%; también el incumplimiento de pautas contractuales de inversión y el aumento del 80% de las tarifas en la convertibilidad, algo que estaba prohibido en el contrato. Obviamente también se critica al contralor del Estado (ETOSS) durante su gestión desde 1993 a 2001.
Seguramente sean ciertas estas acusaciones, pero surgen cuando ya la empresa decidió irse y el Gobierno en ningún momento esgrimió estos temas, que ya de por si eran motivo de rescisión con causa. De ahí que no es descabezado pensar que el hecho de poder haber sacado una tajada de este gran negocio era el motivo principal de la discusión.
Suez, que está derivando sus negocios hacia Estados Unidos y China, aguantó, aguantó y por fin le dieron la excusa y se fue. Otro error: el Gobierno nunca previó ni estudió cuales eran los principales intereses de la compañía francesa.
Hoy, en el mundo circula una visión con respecto a Latinoamérica según la cual se la divide en dos partes: países A (México, Brasil y Chile) y países B (Argentina y el resto). Con respecto a los países A la sugerencia es la siguiente: “Si no has invertido, analizar ir y hundir inversión. Si ya estás y se requiere mayor inversión, proveer el capital necesario para seguir en operaciones”. Con respecto a los países B: “Si no estás, no ir. Y si estás y necesitás poner más capital, no ponerlo y vender la operación”.
El capital no es cuestión de patria, el capital es business, seas argentino, francés o armenio.

¡NO CONTEST!: En el boxeo se llama así al boxeador que, estando de pie, recibe, recibe y recibe, apenas se defiende y no saca ninguna mano. Es estar “knock out de pie”. Los referees en estos casos paran la pelea y hacen abandonar al que recibe. Bien, ésta es la triste imagen que están dando el Jefe de Gobierno Aníbal Ibarra y su administración: apenas cumplen con las necesidades básicas de la ciudad y no alcanza.
Han aumentado en forma alarmante las villas y los asentamientos ilegales en lugares públicos como plazas o costados de vías férreas es algo común. El tráfico es un caos, ayudado por el gobierno federal que permite cualquier cosa. La tracción a sangre ya es una costumbre en el horizonte urbano. El trabajo infantil está a la vista de todos y hay vendedores ambulantes por doquier.
En fin, el peligro de un juicio político por la causa Cromañón indudablemente lo ha inmovilizado más de la cuenta, y si uno piensa que faltan dos años de mandato, esta gran y estupenda ciudad, orgullo de América, puede transformase en inhabitable.

PÁLIDAS: Trataremos de que sea la última, pero sólo una pequeña observación: el crecimiento económico sin prisa y sin pausa de los últimos años no ha hecho desaparecer signos elocuentes de la pobreza e indigencia. De hecho hay 40.000 personas más en las villas. Y a pesar de que según los números estamos mejor que en 2001, hoy hay -según el INDEC- un 38,5% de pobres, mientras que en 2001 había un 35,5%.
Además, hoy la gente pobre en un 75% trabaja en negro y apenas cubre sus necesidades básicas. El salario real con respecto a 2001 cayó un 35% para ellos, y un 9% para los asalariados.
Estos números marcan la verdad del modelo: no sirve para combatir la pobreza. Al contrario, los ricos son más ricos y los pobres más también. Típica crítica que el progresismo le hacía y le hace a los 90.
Esto está basado en los números del INDEC, pero si uno analiza la canasta básica, cuya inflación fue mayor que la media, la pobreza está bastante más arriba.
Obviamente de “esto no se habla”.

BOGGIANO: A horas de resolver el juicio político del ministro Boggiano, resultan de mal gusto las declaraciones del juez. No sólo cuando se arroga su papel de víctima, sino cuando dice “el Gobierno no cumplió con lo pactado”. Ergo, nos está dando a entender que no es independiente, que había arreglos bajo la mesa. Y tratándose de otro poder, es de gravedad institucional lo que da a publicidad y lo pinta al señor juez de cuerpo entero. No sólo estuvo a punto de llorar en su defensa ante los senadores, sino que ha perdido la dignidad de un retiro con altura y clase. Si bien dice que hay razones políticas, también las hubo con Moliné, que fue realmente destratado pero nunca perdió la dignidad ni la compostura. Quedó claro.
Lo de Boggiano ya es un sainete y marca la decadencia no sólo en la dirigencia política de nuestro país. Tampoco nunca Boggiano refutó las serias imputaciones que le hizo Verbitsky sobre su comportamiento como juez, pero sí lo acusó de ser el culpable de sus males.
Al fin, lo de Boggiano es una cuestión de clase. © www.economiaparatodos.com.ar




Se autoriza la reproducción y difusión de todos los artículos siempre y cuando se cite la fuente de los mismos: Economía Para Todos (www.economiaparatodos.com.ar)