Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

EPT | April 12, 2021

Scroll to top

Top

Jueves 15 de febrero de 2007

Por suerte, nuestros legisladores se acuerdan del asado

A pesar de que desde el Ejecutivo ponen todas las trabas posibles a la producción ganadera, algunos funcionarios del Legislativo proponen crear un “Día Nacional de la Parrilla” para hacer honor a nuestra tradición asadora.

Mientras el país está sumergido en serios problemas de inflación, seguridad, educación, accidentes viales y falta de inversiones, algunos legisladores del oficialismo se entretienen en presentar proyectos de ley absurdos.

Cobrar una dieta pagada por los contribuyentes para destinar el tiempo a este tipo de proyectos luce como una falta de respeto a quienes pagan impuestos para sostener el aparato estatal.

A continuación el texto completo del proyecto, que también puede consultar en el sitio web de la Cámara de Diputados.

PROYECTO DE LEY
Iniciado: Diputados
Expediente: 7251-D-2006
Publicado en: Trámite Parlamentario Nº 187
Fecha: 05/12/2006
Sumario: INSTITUIR COMO DIA NACIONAL DE LA PARRILLA AL PRIMER DOMINGO DEL MES DE OCTUBRE DE CADA AÑO
Firmante: West, Mariano Federico (Frente para la Victoria, 6310-7100 / MWEST@diputados.gov.ar)
Girado a Comisiones: Cultura, Legislación General

Artículo 1°.- Institúyase el primer domingo de octubre de cada año como “Día Nacional de la Parrilla”, a fin de promover el reconocimiento permanente de nuestra tradición asadora.

Artículo 2°.- La fecha mencionada queda incorporada al calendario de actos y conmemoraciones oficiales de la Nación.

Artículo 3º.- El Poder Ejecutivo realizará la mas amplia difusión de la celebración a través de los mecanismos de comunicación oficial.

Artículo 4°.- Invitase a las Provincias a adherir a la celebración dando, en el ámbito de su jurisdicción, la más amplia difusión a la celebración.

Artículo 5º.- Comuníquese al Poder Ejecutivo Nacional.

Fundamentos

Señor presidente:

La iniciativa de instituir el primer domingo del mes de octubre de cada año como “Día Nacional de la Parrilla”, tiene por objeto otorgar el reconocimiento permanente del símbolo por excelencia de nuestra gastronomía, “la parrilla”.

Nuestra tradición asadora debe ser protegida y promocionada a nivel nacional como una forma de rescatar la cultura y las costumbres de nuestro país.

La difusión de estos valores reafirma nuestra “identidad nacional”. En este sentido debemos posicionar a la parrilla como experiencia de placer y de alta gastronomía, que valorice los elementos característicos del territorio nacional, respete la biodiversidad y la naturaleza y exalte el origen y la tipicidad de productos de nuestro país como la carne y el vino.

Son variadas las expresiones artísticas que hacen mención a este acontecimiento tan relevante en nuestra cultura nacional. Atahualpa Yupanqui en su “Coplas del payador perseguido”, remarcando el carácter social e integrador del asado, dice:

“Con permiso via a dentrar
aunque no soy convidao,
pero en mi pago, un asao
no es de naides y es de todos.
Yo via cantar a mi modo
después que haiga churrasquiao.”

Por otra parte, Juana Manuela Gorriti confeccionó hacia el año 1890, un maravilloso recetario de cocina popular argentina; en el cual describía un minucioso y detallado procedimiento para trozar, condimentar y preparar el asado argentino. “El asado” puede significar un punto de reunión, una celebración de la amistad, un homenaje al invitado, etc., convirtiéndose en un ámbito propicio para la transmisión oral de diferentes temáticas de la cultura popular que ha sido transferida de generación en generación con particularidades propias de cada región pero con un mismo significado.

La ceremonia del asado no distingue entre campo y ciudad; -guardando en ambos- los mismos rasgos característicos que lo consagran como el acontecimiento gastronómico por excelencia y ocasión del culto a la amistad.

De esta forma, la proclamación y celebración del “Día Nacional de la Parrilla”, se vislumbra como una forma de mantener vivo el “espíritu del asado”.

La camaradería y la concordia que se crean en el ritual del asado son un ejemplo universal de serena convivencia social, un modelo de fraternidad que desde Argentina debe posicionarse hacia el mundo entero como un mensaje de paz y armonía.

Cabe mencionar que la elección del día propuesto no obedece a ningún hecho o hito histórico que la justifique en particular, en tanto y en cuanto todas las fechas son buenas cuando de proponer esta celebración se trata. Es por ello, que a fin de promover con la mencionada conmemoración este acontecimiento tan arraigado en nuestra idiosincrasia como único en el mundo entero, es que solicito a los Señores Diputados apoyen con su voto la aprobación del presente proyecto. © www.economiaparatodos.com.ar


\"\"
Se autoriza la reproducción y difusión de todos los artículos siempre y cuando se cite la fuente de los mismos: Economía Para Todos (www.economiaparatodos.com.ar)