Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

EPT | August 14, 2020

Scroll to top

Top

Jueves 7 de agosto de 2014

¿Que es preferible ser Acreedor o deudor?

¿Que es preferible ser Acreedor o deudor?

Hay un viejo dicho que dice que si la deuda es por poco monto, es un problema del deudor, pero si es de mucho valor, el problema pasa a ser del acreedor.

El tema “Griesa” es útil para reflexionar no solo sobre nosotros,” los argentinos o “todas y todos”, sino sobre los gobiernos en general y algunos economistas y abogados en particular…

El Juez Griesa resolvió, mal o bien, el 23 de febrero de 2012 que la Argentina debe pagar a NML “buitre” bonos defolteados emitidos en virtud de un Contrato de Agencia Fiscal entre la República de Argentina y Bankers Trust Company, como Agente Fiscal de fecha al 19 de octubre, 1994 (la «FAA»). Argentina defolteó esos bonos en diciembre de 2001. Los bonos de los demandantes (la «FAA Bonos») están en impagos y están sujetos a sentencias de los tribunales federales.

Esta sentencia está firme y ya no hay recurso posible.

La Argentina emitió esos bonos bajo legislación de los Estados Unidos y sometió los eventuales conflictos a la jurisdicción de los tribunales federales competentes de ese país.

Después de idas y vueltas el gobierno resolvió no cumplir la sentencia con variopintos fundamentos pero hasta ahora no escuché ninguna crítica al fallo propiamente dicho.

Una cosa es el juicio crítico de una sentencia firme, no la invalida, pero ayuda en esa tarea interminable de mejorar la justicia humana. Un fallo firme y erróneo debe cumplirse porque en definitiva el “error” es un juicio humano que también puede estar errado.

La Corte argentina ha distinguido entre sentencias arbitrarias y erróneas y solo las primeras son susceptibles de ser corregidas vía el recurso extraordinario

El gobierno argentino, no se ha dedicado a criticar el fallo sino diría más bien, que intentó hacer comprensible su incumplimiento con fundamentos que pueden resultar razonables para unos y tardíos o inoficiosos para otros, pero de todos modos son incumplimientos que no admiten justificación.

La otra línea transita por el agravio personal lo que tiene que ver con lo que llamo “cultura lumpen k”, dirigido contra el Juez, el facilitador designado para ejecutar la sentencia e instituciones de los Estados Unidos a la que se suman corifeos rentados por el propio gobierno y algunos progresistas sinceros que hacen el papel de los “idiotas útiles”.

Estos funcionarios con mentalidad “lumpen” están dañando a la República, ya que pretenden colocarse por encima de toda ley, como única fuente de “verdad” como son kristina y kiciloff, personajes propios de un caricaturesco surrealismo.

Sin embargo a esos “justificativos” se han sumado diversas economistas y abogados, uno de ellos juez de la Corte (sic) con fundamentos que carecen de sustento no solo legal, sino asimismo jurídico.

Estos “justificativos” se limitan a criticar el monto de condena o el impedimento que podría significar fallos de ese tipo a procesos de restructuración de deudas soberanas.

La Corte de los EEUU al desestimar el “writ of certiorari” que interpuso la Argentina contra el fallo de Griesa y de la Cámara, no solo consideró que no se violaba ninguna norma federal sino que tampoco correspondía corregirlo por razones políticas.

Es decir, la Corte en definitiva podríamos decir que resolvió implícitamente que los estados deben pagar sus deudas y que si no previeron en la emisión de los títulos de deuda, acciones de clase, deben asumir las consecuencias de su imprevisión.

En mi opinión es un buen ejemplo dirigido especialmente a los gobiernos y a los pueblos.

A los gobiernos para que administren responsablemente los recursos públicos y no se desvíen para financiar empresas inviables, programas

deportivos emitidos por TV, gastos personales de los funcionarios, para financiar campañas políticas oficialistas o distribuir miseria mediante subsidios concedidos sin condición alguna.

A los pueblos para que de una buena vez no se dejen encandilar por los cantos de las ninfas Licosia, Ligea y Parténope.

Orlando Ferreres terminaba en LA NACION una nota del siguiente modo:

“Requerimos un cambio ético, pero eso no es todo. La ética es muy “importante, pero también hay que estar preparados profesionalmente para “gobernar. Para servir, servir. Pidamos que las elecciones de 2015 muestren “un cambio de mentalidad de los votantes argentinos…”

Por último nos queda esta cuestión de confundir el respeto a la pobreza con la calidad de “deudor”

No todo deudor es pobre ni todo acreedor millonario.

Los estados y los poderes judiciales deben garantizar la existencia del “crédito” porque en la medida que fuere más difícil su recuperación se estará fulminando el instituto del “ahorro” y es sabido que si la gente no ahorrara no habría inversión y sin inversión volveríamos a la época de las cavernas, lo que no deja de ser una opción para kristina y kiciloff.

Éste resolvió pulverizar la libertad de prensa al calificar como buitres a quien disiente con sus disparates, pero olvida que estuvo en una empresa cuyo signo es un cóndor, que también es un buitre…lo que ignora kiciloff es que los buitres no son depredadores de donde quizás esté elogiando a NML a su pesar.

Krstina al contar la anécdota con el presidente de Colombia sobre las posibilidades de la Argentina en un mundo sin comercio exterior reconoció que somos ricos por eso esta década estuvo destinada a empobrecernos pero aun no lo logró del todo, hoy hay “solo” un 27% de pobres…

El problema del no pago de la sentencia de Griesa, es un problema nuestro al revés del refrán del inicio…y como también reconoció kiciloff el default es un problema para el país….que nos afectará a “casi todas y casi todos” porque ellos están mas allá del bien…

Lo cierto que en nuestro caso hubiera sido preferible ser acreedor a deudor…