Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

EPT | November 18, 2018

Scroll to top

Top

Jueves 28 de julio de 2005

Ricardo López Murphy: “La Argentina tiene una patología aguda en su sistema político”

El líder de Recrear y candidato a senador nacional por la provincia de Buenos Aires analiza en esta entrevista las perspectivas para las próximas elecciones y reflexiona acerca de los problemas más graves que enfrenta la gestión política en el país.

– Algunos afirman que, para castigar a Kirchner, en la provincia de Buenos Aires van a votar a Chiche Duhalde. ¿Usted qué piensa?

– Les sugiero leer el último discurso de Chiche, en el que dice que ella quiere hacer una buena elección para apoyar al presidente críticamente. En el fondo, si uno vota a Chiche, lo que estaría haciendo es impidiendo que funcione en la sociedad la competencia normal. Se estaría votando al factor central por el cual Kirchner es presidente. Kirchner obtuvo el 22%: un 7% de votos fueron propios y un 15% se los aportó Duhalde. Duhalde fue el gran creador de Kirchner. A lo largo de dos años y tres meses, lo acompañó con un grado de coherencia y cohesión muy grande. Más aún, las figuras más distinguidas que acompañan a la señora Hilda González de Duhalde son el presidente del bloque peronista y el presidente de la Cámara de Diputados. No nos confudamos. Las figuras más notables del elenco gubernamental.

– Entonces, ¿qué es lo que diferencia a Chiche de Cristina?

– La rapiña por el poder. Es decir, la idea de la familia Kirchner de desplazar a la familia Duhalde para apropiarse del aparato bonaerense, de modo tal de asegurarse la hegemonía en la República. Frente a eso, tiene que haber una alternativa que exprese otros valores, otra historia, otros propósitos. Yo muchas veces me pregunto por qué la gente debería votarme. Y la respuesta es que los bonaerenses me deberían votar por dos razones. Una, porque yo voy a hacer una defensa genuina de los intereses de la provincia de Buenos Aires, que es una provincia muy castigada en términos del tratamiento de los recursos federales. Es una provincia que tiene el 40% de los habitantes pero recibe el 22% de los recursos y tiene un ingreso per cápita que es del 85% del promedio nacional. Es una provincia, entonces, en términos generales, pobre. En la teoría de las finanzas públicas, lo que uno hace, generalmente, es gravar más a los sectores más ricos y transferir a los más pobres. Es decir, el Estado actúa amortiguando las desigualdades. Acá, sin embargo, a una provincia pobre se le saca masivamente para darle a la provincia más rica del país, que es la de Santa Cruz. Esta última recibe fondos gracias a la restricción de recursos que hace la provincia de Buenos Aires -donde no existe una infraestructura educativa adecuada, faltan cloacas, los ríos están contaminados, la seguridad no es la necesaria, entre otras cuestiones.

– Incluso, si cualquiera observa su factura de gas, podrá observar que ésta incluye una carga impositiva destinada a realizar transferencias de recursos a Santa Cruz…

– … para hacer la interconexión eléctrica que en 15 años Kirchner nunca hizo. Pero eso es otro tema, ahí hay un juicio muy delicado dando vueltas por incumplimiento de esa función. Volviendo a la cuestión de las elecciones, la gente podría decir que la señora de Duhalde es una genuina bonaerense y no un caso de paracaidismo como el de la senadora de Santa Cruz que, conviene aclarar, no figura en los padrones de la provincia de Buenos Aires y va a votar en Río Gallegos. En realidad, va a votar donde están sus verdaderos intereses, que es Santa Cruz. Ahora bien, ¿por qué la gente no debería votar a Chiche Duhalde? Es que ellos han gobernado durante los últimos 15 años, un poco más. En todo ese tiempo, la provincia de Buenos Aires fue terriblemente discriminada, terriblemente golpeada. Ya sabemos lo que podemos esperar con los Duhalde. Y aquí viene la segunda razón por la cual deberían votarme. Nosotros tenemos una agenda muy precisa sobre lo que hay que hacer en Buenos Aires en materia de seguridad. Por ejemplo, Arslanián fue ministro de Seguridad de Duhalde y ahora lo es de Solá. En una provincia donde han explotado los secuestros, hay gente que fue asesinada y tenemos un grado de violencia extraordinaria, Arslanián dice que lo que hay es una “sensación” de inseguridad”, pero no en una realidad. Yo estoy en las antípodas de lo que cree Arslanián. Y me da la sensación de que nunca van a escuchar una crítica a Arslanián ni por parte de Chiche Duhalde ni por parte de la senadora por Santa, Cruz Cristina Fernández. Lo mismo pasa con la cuestión educativa. El programa educativo de Buenos Aires fue diseñado por una de las principales figuras del duhaldismo, que es la actual vicegobernadora: Graciela Giannettasio. Ella fue la que realizó la reforma educativa bonaerense.

– ¿Qué pasa con las cuestiones de infraestructura de la provincia?

– Se ha desperdiciado y se ha usado muy mal los fondos significativos que recibió por el conurbano. Por ejemplo, con la mitad de esos fondos se hubieran podido asegurar las aguas corrientes y las cloacas, lo que hubiera mejorado dramáticamente el estado de salubridad del Gran Buenos Aires.

– ¿Cómo ve al país en su política internacional?

– Estamos un poco perdidos. Lo que es algo lógico, ya que el canciller está de candidato en una lista y el vicecanciller, en otra. Los dos dicen que van a tomar licencia. Quizás, a partir de ese momento funcione la política exterior, porque va a asumir un funcionario de carrera. Y ahí, yo diría, va a haber una reforma significativa. Porque ahora el canciller y el vicecanciller están dedicados a otros menesteres.

– Lo que también se observa es que no está definido el rumbo. No sabemos si tenemos de aliado a Venezuela, los Estados Unidos, Cuba…

– Y, además, nos hemos peleado con todos los vecinos. Por no nombrar la reciente pelea con The Wall Street Journal. Probablemente yo tenga una percepción diferente a la del canciller respecto al daño que todo esto le hace a la Argentina. Voy a citar el caso con Uruguay. Yo creo que la incongruencia entre lo que los mismos personajes dicen aquí y lo que dicen en Entre Ríos es difícil de explicar. ¿Por qué? Porque la pregunta que uno se tiene que hacer es la siguiente: cuando el presidente Kirchner hizo ese esfuerzo por apoyar a Tabaré Vázquez, ¿no le preguntó sobre estos temas?, ¿en qué estaba pensando?

– El problema de la inseguridad, a su juicio, es un problema de que las leyes no se aplican o de que las leyes son poco severas.

– Hay un problema de ineficacia. Y creo que ese es el tema central. Pero eso, para mí, esta relacionado con el deterioro anímico de las fuerzas de seguridad. Se ha perdido la autoestima, la cohesión institucional. También hay un problema de infraestructura y de recursos humanos. Hay cerca de 8.000 presos en las comisarías. Ha habido un error central en la construcción de penitenciarías y alcaldías. Por ejemplo, el gobernador Solá tiene un programa por el cual casi la mitad de los detenidos que están detenidos en las comisarías irían a los nuevos establecimientos que se están construyendo. ¿Y qué pasa con la superpoblación de las cárceles? Es una situación desesperante en la provincia de Buenos Aires. ¿Y qué pasa con los que quedan en las comisarías? Entonces, uno se pregunta en qué estaban pensando cuando hicieron ese programa. Por lo tanto, tenemos un problema serio de infraestructura frente al cual yo no adhiero a la tesis de liberar a los detenidos. Creo que esa es una hipótesis extremadamente peligrosa. Vamos a otro caso, que es del crimen organizado. Éste no puede existir sin una suerte de connivencia con el poder político. Por ejemplo, piratas del asfalto, narcotráfico, desarmaderos.

– ¿La Argentina tiene un problema de ideas o de mafias?

– Yo diría que tiene una patología aguda en su sistema político. Tengo que hacer un esfuerzo muy grande para que las ideas erróneas cambien. Y me refiero con ideas erróneas a aquellas que sostienen que no se puede hacer nada, que el país nunca va a cambiar… Yo me resisto a resignarme.

– ¿Hay riesgo de pérdida de derechos civiles en la Argentina?

– Bueno, por ejemplo… Nosotros creemos que hay que hacer un gran énfasis en el sector agropecuario. Yo estoy horrorizado por lo que ha pasado con las retenciones a todo el sector lechero, que es un sector muy intensivo en mano de obra. Me parece un acto de agresión insólita. Uno de los temas que nosotros estamos considerando muy fuertemente, que ha empezado a salir en los diarios, son las intrusiones en los campos. El día en que la Argentina haya que defender la propiedad de una chacra a los tiros –y ya hay muchos casos en las zonas cercanas al Gran Buenos Aires- estamos perdidos como sociedad. Cuando tengamos que usar la violencia privada porque no hay una violencia pública al servicio del Estado de Derecho, estamos perdidos y la sociedad se convierte en una banda. © www.economiaparatodos.com.ar




Se autoriza la reproducción y difusión de todos los artículos siempre y cuando se cite la fuente de los mismos: Economía Para Todos (www.economiaparatodos.com.ar)