Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

EPT | December 14, 2018

Scroll to top

Top

Martes 15 de octubre de 2013

Siguen cayendo las reservas y frenan al blue

Siguen cayendo las reservas y frenan al blue

El Gobierno intentó frenar la escalada con su ya conocida acción represora, enviando especialmente a la calle Florida un contingente de agentes de la Policía Federal, junto a inspectores de la AFIP y del BCRA

Panorama argentino

El dinero mantenido por los clientes en sus cuentas a la vista abiertas en los bancos favorecía a las entidades porque les resulta un fondeo muy barato. Pero ahora, desde hace unos meses, tales fondos han ido disminuyendo fuertemente y si bien esa tendencia es saludable, complica la liquidez del sistema, debiendo ahora las entidades bancarias pagar tasas más altas por atraer depósitos a plazos fijos, lo que está llevando al valor del dinero a acercarse a la realidad de la economía. Y esto sucede porque si bien los depósitos mantienen un buen crecimiento (34% interanual), los créditos lo hacen a un ritmo mucho mayor (41%). Esa situación puede complicar los negocios del sistema financiero y recortar la rentabilidad hasta que, en algunas entidades, las ganancias percibidas terminen siendo inferiores a la inflación. Por esos motivos la agencia calificadora Moody’s ha vuelto a colocar en negativa la perspectiva que tiene sobre la evolución del sistema financiero argentino. El diagnóstico, que prevé un crecimiento de la inflación y de la morosidad de los préstamos, afecta a las 33 entidades financieras que califica la agencia, y que representan más de la mitad del negocio bancario local. Mientras, el viernes pasado volvieron los temores y la intranquilidad en la city cuando, nuevamente, el dólar en el mercado paralelo cotizaba muy cerca de los $ 10. Y entonces, el Gobierno intentó frenar la escalada con su ya conocida acción represora, enviando especialmente a la calle Florida un contingente de agentes de la Policía Federal, junto a inspectores de la AFIP y del BCRA, con atuendos llamativos, para que los “arbolitos” desaparecieran y las “cuevas” dejaran de operar. Por eso al cierre del viernes, según se informó, el dólar “blue” valía $ 9,55. Por su parte, el BCRA sorprendió con la Comunicación “A” 5485, que contiene una nueva normativa que le permitirá frenar la distribución de utilidades a aquellos bancos que hayan recibido alguna sanción de la Unidad de Información Financiera (UIF) por algún delito vinculado al lavado de dinero, así como revocar su autorización para operar o impedirles la apertura de sucursales. El MULC argentino sigue con su parsimonia, producto de los “cepos” y las crecientes presiones del Gobierno, y el BCRA continúa interviniendo con ventas para evitar subidas del tipo de cambio y, eventualmente, con compras sobre el final de las jornadas para equilibrar el cierre del mercado. La semana pasada las entidades bancarias operaron entre sí un total de USD 1.311 millones, con un promedio diario de USD 262 millones, sólo un 1,2% más que en el similar período anterior. El BCRA dispuso que el Banco Nación fijara su cierre vendedor de transferencia en $ 5,8320, ajustándolo con un alza semanal del 0,3%, tal como se esperaba, y el resultado de sus intervenciones diarias en el mercado, al cabo de las cinco jornadas, dejó un saldo negativo de USD 125 millones. Las reservas internacionales del BCRA sumaron al cierre del viernes USD 34.502 millones, según dato oficial provisional, mostrando una caída semanal de USD 244 millones. En el mercado de futuros (NDF) de New York el peso/dólar operó para un año de plazo cotizando a $ 8,7500 (50%).

Panorama internacional

El lunes pasado Estados Unidos entraba en una inesperada y preocupante crisis, después de que el Senado rechazara una medida relacionada con el presupuesto de gastos del Gobierno, aprobada durante el fin de semana por la Cámara de Representantes. El presidente Barack Obama exhortó, entonces, a los republicanos de la Cámara de Representantes a &"dejar de lado la política cortoplacista&" y aprobaran el proyecto de ley del Senado que extendía el financiamiento federal, para evitar antes de la medianoche de ese día un cierre de las obligaciones de pago del Gobierno. Los temores e incertidumbre predominaron durante toda la semana y recién el jueves por la noche los legisladores de la oposición republicana propusieron, tras que se reunieran con el presidente Barack Obama en la Casa Blanca, una extensión de la autoridad de endeudamiento del Gobierno hasta finales de noviembre. La solución propuesta, aunque momentánea, constituye un avance significativo en una crisis política que ha mantenido a Washington en ascuas. Sin embargo, no ha quedado claro cómo ni cuándo se reanudarían las conversaciones para reabrir las dependencias del gubernamentales afectadas y reincorporar a cientos de miles de empleados públicos. Otro hecho importante fue la decisión de Barack Obama de nominar formalmente el miércoles pasado a Janet Yellen para reemplazar a Ben Bernanke al frente de la Reserva Federal, asegurando que era la persona indicada para guiar al ente monetario en momentos en que el país busca estabilizar su recuperación económica. De ser confirmada, Yellen sería la primera presidenta de la Fed en sus 100 años de historia y sería la primera demócrata en ocupar el cargo desde que Paul Volker dejó la Fed en 1987. El mercado recibió ambas noticias positivamente y el dólar, que acababa de marcar su mínimo en ocho años frente al euro en 1,3645 recortaba rápidamente sus pérdidas y quedaba cotizando en la figura de 1,35 dólares. Por otra parte, el acta de la reunión de política monetaria que la Reserva Federal de los Estados Unidos realizó el 17 y 18 de septiembre, dejó entrever que los miembros del FOMC estaban preocupados por actuar en un momento en que la economía aún se veía débil y surgían nuevos riesgos en el horizonte, aunque se mostraron esperanzados de que podrían comenzar a fin de año a reducir el programa mensual de compras de bonos de USD 85.000 millones. Finalmente, la Casa Blanca instó el sábado al Congreso de los Estados Unidos a &"hacer su trabajo&" y encontrar una solución para poner fin a un estancamiento fiscal por el aumento del techo de deuda del país y terminar así con la paralización parcial del Gobierno después de que el Senado rechazara una iniciativa demócrata. Al cierre del viernes pasado en el mercado de New York el euro cotizaba a 1,3540 dólares

Fuente: http://www.abcmercadodecambios.com/