Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

EPT | January 19, 2021

Scroll to top

Top

Lunes 8 de diciembre de 2008

¿Soberbia, ignorancia o mentira?

La crisis es ya una realidad palpable en la Argentina. Y echarle toda la culpa al mundo es tan falso como injusto.

El 24 de septiembre pasado, refiriéndose a la economía argentina, Cristina Fernández de Kirchner afirmaba en Nueva York ante el Consejo de las Américas: “Todas las variables indican que podemos superar este momento que está pasando Estados Unidos. Creo que los primeros que tienen que tener un plan B son ustedes y Europa, porque nuestro plan A está funcionando". Vaya uno a saber si esta frase es por soberbia, ignorancia, mentira o tal vez todas al mismo tiempo. Lo cierto es que, en el transcurso de una semana, la Presidente tuvo que formular anuncios de todo tipo: blanqueo de capitales, programas para incorporar gente que trabaja en negro, créditos de de estímulo al consumo y la producción, entre otros. Mientras todo esto demuestra que el plan A no funcionó, el plan B anunciado (y que según ella no necesitábamos) carece de consistencia.

En su discurso de la semana pasada, Cristina tuvo que hacer un triple salto mortal para quitarse de encima la responsabilidad de la crisis interna y señalar al mundo como el culpable de la recesión y la crisis social que tiende a empeorar. Nuevamente, la soberbia, la ignorancia o simplemente la mentira deliberada pueden explicar semejante afirmación.

Sin embargo, no es cierto que por culpa del mundo su plan A no haya funcionado. En el gráfico puede verse la evolución del Índice de Confianza del Consumidor que elabora la Universidad Torcuato Di Tella. Es muy claro que, a partir de febrero del 2007, cuando todavía el mundo no había entrado en crisis y los precios de los commodities estaban en pleno auge, ya la confianza del consumidor en la economía argentina venía cayendo marcadamente. Es que la inflación se había acelerado, Guillermo Moreno desembarcaba en el INDEC para destruir la confiabilidad de los índices económicos y la caída del ingreso real empezaba a sentirse cada vez más fuerte. ¿Soberbia, ignorancia o mentira?

\"\"
(Clickear en la imagen para agrandar el gráfico)

El segundo dato a tener en cuenta es que la fuga de capitales no comenzó el mes pasado, sino que se inició en el tercer trimestre de 2007. Hasta el tercer trimestre del 2008, la fuga de divisas acumulaba 25.000 millones de dólares. En octubre y noviembre, mientras Cristina decía que la economía estaba sólida y no necesitábamos plan B porque el plan A estaba funcionando, la fuga de capitales se intensificó. ¿Ignorancia, soberbia o simple mentira?

\"\"
(Clickear en la imagen para agrandar el gráfico)

El tercer dato tiene que ver con la demanda laboral. Desde enero de este año, tanto en la Capital Federal y el Gran Buenos Aires, como en Rosario, Mendoza, el NOA y el Sur, la caída en la demanda de trabajo se veía claramente a la baja. Ya se percibía la desaceleración de la economía, impulsada por una actitud necia del gobierno de pretender poner al campo de rodillas, paralizando al país durante cuatro meses. Todos veían cómo se reducía peligrosamente el ritmo de actividad, pero Cristina insistía en que crecíamos como nunca lo había hecho Argentina en los últimos 200 años. Muletilla que siempre lanza en sus discursos con tanta ligereza y que cualquier historiador medianamente formado sabe que eso no es cierto. Una vez más: ¿soberbia, ignorancia o mentira?

Néstor se ha declarado enemigo acérrimo del FMI y, al mismo tiempo, ha dicho que es keynesiano. ¿Sabrá Néstor que fue Keynes uno de los grandes impulsores del FMI cuando en Bretton Woods, poco antes de finalizar la Segunda Guerra Mundial, se reunieron las principales potencias mundiales para definir el nuevo sistema monetario internacional de posguerra? ¿Soberbia, ignorancia o mentira?

Cristina ha creado el Ministerio de la Producción para, según ella, incentivar la conquista de nuevos mercados. Al mismo tiempo ,Moreno no ha dejado de entorpecer la exportación de carnes, lácteos y trigo. Pero como Moreno no mueve un dedo sin que Néstor le diga qué hacer, resulta que es éste último el que, en los hechos, define la política económica. Por carácter transitivo, es Néstor el que ha impedido la conquista de nuevos mercados mientras su esposa dice que quiere conquistarlos con el Ministerio de la Producción. ¿Soberbia, ignorancia o mentira?

Los Kirchner expropiaron nuestros ahorros en las AFJP para, según ellos, defender nuestros ahorros. Resulta que ahora, van a usar $ 7.500 millones en plazos fijos para otorgar créditos subsidiados. Por definición, los créditos subsidiados son créditos a un costo menor que el que establece el mercado, por lo tanto, más que defender nuestros ahorros los van a destruir para intentar salvar su proyecto político hegemónico ante la crisis en que estamos y que tenderá a ser cada vez peor. ¿Soberbia, ignorancia o mentira?

El listado podría seguir con infinidad de ejemplos sobre lo que dicen y lo que hacen. Contradicciones permanentes. Deliberadas distorsiones de la realidad. Permanente búsqueda de enemigos imaginarios para quitarse de encima la responsabilidad de la sistemática destrucción que están haciendo de las instituciones y del país. Intentos por dividir a los argentinos que, gracias Dios, no han resultado. Hoy, a los argentinos los une el espanto ante tanta destrucción que consiguieron el efecto inverso al buscado por el matrimonio.

Insisto, no sé si todo esto lo hacen por soberbia, ignorancia, deliberadas mentiras o una mezcla de las tres. Pero lo que sí sé es que no sólo destrozaron el sistema económico, también confiscaron propiedades y recurrieron al apriete utilizando el monopolio de la fuerza para disciplinar a quienes no piensan igual que ellos. Un dato que no es menor porque, como la vida tiene muchas vueltas, no vaya a ser cosa que mañana nos encontremos con que la Justicia determine que utilizando el aparto estatal se violaron los derechos individuales buscando una deliberada destrucción sistemática de sectores de la sociedad. Algo que la Corte ha catalogado como delitos de lesa humanidad que no prescriben nunca. Lo que se llama terrorismo de Estado. Insisto, habrá que ver si, en todos estos años, no se ha utilizado al Estado para violar los derechos individuales. Eso, tal vez, se defina en el futuro. Por ahora, puede explicarse tamaña destrucción del país por soberbia, ignorancia o simple mentira. Algo que supera el análisis económico y político y entra en el terreno de la psiquiatría. © www.economiaparatodos.com.ar


\"\"
Se autoriza la reproducción y difusión de todos los artículos siempre y cuando se cite la fuente de los mismos: Economía Para Todos (www.economiaparatodos.com.ar)