Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

EPT | April 12, 2021

Scroll to top

Top

Lunes 4 de noviembre de 2013

Sorprendió el BCRA al ampliar el «cepo cambiario»

Sorprendió el BCRA al ampliar el «cepo cambiario»

Sorpresivamente, la semana pasada el BCRA dispuso ampliar el “cepo cambiario”, mediante una decisión unilateral y de manera informa 

Panorama nacional

Sorpresivamente, la semana pasada el BCRA dispuso ampliar el “cepo cambiario”, mediante una decisión unilateral y de manera informal, a las operaciones relacionadas con pago de importaciones y consumos turísticos en el exterior. En efecto, desde el miércoles pasado funcionarios de la mesa de cambios del ente monetario comunicaron a las entidades bancarias que previamente a su liquidación deberán ser informadas vía telefónica a ese organismo todos los pedidos de compra de divisas por pago de importaciones que superen los USD 200.000 dólares. Asimismo, de la misma manera se obligó a las aerolíneas que tuvieran que enviar divisas al exterior a solicitar previamente una autorización especial de la Secretaría de Comercio Interior, a cargo de Guillermo Moreno. Cabe recordar que ese procedimiento, al principio del “cepo”, correspondía a las operaciones mayores de USD 500.000 y desde hace unos meses ese límite fue rebajado a USD 300.000. De todas maneras, ya es habitual que el BCRA impida que se realicen operaciones ya autorizadas, impidiendo que se cursen en una fecha determinada o sugiriendo que se lo haga en varios pagos dentro de un plazo especificado. Por supuesto, según medios periodísticos, en el BCRA negaron que hubiera nuevas trabas a la compra de divisas por parte de importadores, pero admitieron que sí controlarán que aquéllos no fraccionen sus operaciones para poder girar las divisas al exterior dentro de las limitaciones impuestas. Mediante sendas resoluciones (657 y 661) publicadas en el Boletín Oficial, el Ministerio de Economía dispuso exceptuar a los capitales externos que ingresen a la Argentina de la obligación de hacer un encaje del 30% por el plazo de un año, siempre que sean destinados al pago de impuestos locales. Esa facilidad también se hizo extensiva a los préstamos conseguidos en el exterior que tengan como objetivo la incorporación de equipamiento industrial y tecnológico para empresas establecidas en el país. Sin embargo, hay serias dudas de que el anuncio pueda convertirse en realidad, dado que la incertidumbre política y el riesgo cambiario aún desincentivan el endeudamiento del sector privado en el exterior. También con sorpresa fue recibida la Comunicación «A» 5492 del BCRA, por la que se amplió el límite y extendió el plazo de embarque para las empresas que reciban préstamos del exterior para la prefinanciación de sus exportaciones, siendo esta medida una muestra más del exacerbado voluntarismo que caracteriza a la acción oficial. Mientras, siguen las discusiones entre los principales funcionarios del Gobierno acerca de la futura política cambiaria, habiendo trascendido que ya habría consenso sobre la necesidad de desdoblar el mercado de cambios para frenar la salida de divisas. También habría cambios en el gabinete y nueva conducción económica. Mientras, en el MULC argentino, cada vez más presionado, cae el volumen de operaciones realizadas entre las entidades a un total, en la semana, de USD 1.108 millones, con un promedio diario de USDS 222 millones, un 14% menos con respecto al similar período anterior. Pero otro hecho relevante fue el fuerte ajuste al alza del 0,8% en la semana que tuvo el tipo de cambio peso/dólar vendedor de transferencia, que al cierre del viernes quedó en $ 5,9310. Cabe destacar que el viernes, fue la primera vez que el BCRA no intervino en el mercado y que aquel tipo de cambio resultó del libre juego de la oferta y la demanda, aunque con un mercado con escaso volumen por la decisión del ente monetario de no autorizar operaciones mayores a los USD 200.000. La devaluación del peso en lo que va del año suma ya 20,2%. En sus intervenciones en sólo tres jornadas el BCRA tuvo que vender unos UAD 195 millones y las reservas, según cifra no ajustada, quedaron en USD 33.405 millones, mostrando una caída en la semana de USD 566 millones y en el año de USD 9.885 millones. En New York el peso/dólar a un año quedó en $ 9,0565 (53%).

Panorama internacional

Finalmente, en su reunión sobre política monetaria de dos días, la semana pasada, la Reserva Federal de los Estados Unidos decidió mantener su programa de compras masivas de bonos por un total de USD 85.000 millones y dejar sin cambios su tasa de interés hasta que el desempleo caiga por debajo del 6,5%. Asimismo, se subrayó que la recuperación del mercado de la vivienda se ha desacelerado en los últimos meses y los riesgos a la baja para el crecimiento y el mercado laboral han disminuido desde el pasado verano, aunque se admite que una inflación permanentemente por debajo del objetivo del 2% puede acarrear riesgos. Al respecto, la Fed insistió en que seguirá esperando nuevas evidencias de que el crecimiento económico se consolida antes de reducir las compras de activos. La reacción en el mercado de cambios fue una rápida subida del dólar frente al euro, de unos 80 pips, desde 1,3780 hasta marcar un máximo en la figura de 1,3700. Los analistas consideran que la reciente crisis presupuestaria en los Estados Unidos y las dificultades para alcanzar un acuerdo sobre el techo de deuda han generado incertidumbre y por eso es probable que la Fed posponga a 2014 el inicio de recortes de estímulos para no provocar mayores turbulencias en los mercados. La próxima reunión de la Fed será los días 17 y 18 de diciembre. Mientras, del otro lado del Atlántico, el euro cerró el jueves pasado con su mayor descenso diario frente al dólar en más de seis meses, cotizando en la figura de 1,36 dólares, debido a que la inflación en la eurozona se desaceleró en octubre a un mínimo de casi cuatro años, lo que aumenta las presiones para que el Banco Central Europeo, en su reunión sobre política monetaria que realizará el próximo jueves, disponga nuevas medidas expansivas para apoyar a la frágil economía de la región. El ritmo de crecimiento de la inflación se desaceleró al 0,7% en octubre, el nivel más bajo desde noviembre de 2009, respecto al 1,1% de septiembre. El desglose por países muestra que el crecimiento se desaceleró en Alemania, Bélgica y España, donde la inflación se situó en el 0,1%. Entonces, el euro seguí cayendo y el viernes marcaba mínimos en la figura de 1,34 dólares, mientras, en los Estados Unidos se conocía el dato sobre el índice ISM manufacturero, que subió a 56,4 en octubre, más de lo esperado, siendo un motivo más para fortalecer la suba del dólar, que al cierre de la semana en el mercado de New York cotizaba a USD 1,3490

Fuente: http://www.abcmercadodecambios.com/