Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

EPT | August 14, 2020

Scroll to top

Top

Lunes 17 de marzo de 2014

Sube más el dólar y bajan las reservas por pago de YPF

Sube más el dólar y bajan las reservas por pago de YPF

El presidente del BCRA, les aseguró a los bancos extranjeros que no reducirá el actual nivel de las tasas de interés

Panorama argentino

El presidente del BCRA, Juan Carlos Fábrega, les aseguró a los bancos extranjeros que no reducirá el actual nivel de las tasas de interés. En un almuerzo que mantuvo el martes pasado con miembros de la Asociación de Bancos de la Argentina (ABA), el funcionario dejó en claro que «el nivel de tasas no va a volver a los niveles previos» a la suba registrada desde principios de año, que la ubican en torno al 30% anual. Se cree que la intención principal del titular del BCRA al referirse al tema fue la de brindar una señal de tranquilidad y, sin adelantar medidas, ratificar el rumbo de la política monetaria. Asimismo, mediante una reciente medida, el ente monetario decidió aumentar las cantidades de dólares que deben dejar depositados los bancos en la entidad, correspondiente a los encajes vigentes. La medida, los obliga ahora a ajustarlos del 20 al 40% en marzo y al 50% en abril, lo que le permitiría al BCRA mostrar un incremento de sus reservas. Pero, tal vez, podría obligar a las entidades financieras a subir las tasas de interés que pagan por los plazos fijos en dólares. Por otra parte, la fuerte contracción monetaria que implementó el BCRA desde fines de enero pasado derivó en que en el primer bimestre el crédito creciera sólo 0,9% frente al 2,3% del año pasado y que en términos anuales se desacelerara del 41,7% al 33,7% en febrero. Además, los préstamos personales prácticamente no crecieron y las financiaciones con tarjeta de crédito cayeron $ 2.789 millones, tras haber crecido fuertemente en enero. Y sobre el cierre de la semana se supo que en una reunión entre funcionarios de Brasil y la Argentina se había presentado una nueva propuesta de nuestro país para que mediante un swap cambiario, con las respectivas monedas, se pueda asegurar y acrecentar la actividad comercial entre ambos. El intercambio de divisas con dicho fin podría ser por el equivalente de USD 2.000 millones, renovable cada tres meses y con financiamiento del sector privado. Veremos cómo sigue esta nueva apuesta, originada seguramente por el evidente fracaso del tan mentado Sistema de Pagos en Monedas Locales (SML), que fuera lanzado con bombos y platillos en octubre de 2008. En las cinco últimas jornadas el MULC argentino se movió, como siempre, bajo la estricta vigilancia del BCRA, que continúa manteniendo en el “cepo” a las importaciones, a tal punto que diariamente sólo autoriza a transferir al exterior pagos que puedan ser compensados con el ingreso de fondos que realizan los exportadores, esperándose que con la ya próxima venta de la cosecha de granos gruesos puedan aumentarse las importaciones más esenciales. Sin embargo, al respecto trascendió que ello podría dificultarse, porque en el segundo trimestre del año ingresarían más de USD 8.000 millones de la soja, que no alcanzarían para lograr lo esperado, nuevamente, con un alto grado de voluntarismo. El volumen operado entre las entidades bancarias aumentó un 8% la semana pasada, sumando unos USD 1.043 millones, con un promedio diario de USD 209 millones, y el Banco Nación, según decisión del BCRA, fijo el viernes su cierre vendedor de transferencia en $ 7,9000, con un incremento del 0,5%. Por su parte, el ente monetario obtuvo un saldo positivo en sus intervenciones diarias, anotándose un total de compras en las cinco jornadas por unos USD 250 millones. Sin embargo, las reservas mostraron una pérdida en la semana de USD 166 millones, sumando ahora, según datos provisorios, USD 27.470 millones. Cabe agregar que tal cifra negativa se debió a que se pagaron USD 300 millones con reservas del BCRA, para completar la compra de activos de la petrolera Apache por parte de YPF.

Panorama  internacional

El mercado internacional de divisas operaba en los últimos días mostrando claros signos de aversión al riesgo debido a que los operadores han aceptado el hecho de que la situación en Ucrania no va a tener una rápida solución satisfactoria. Además, preocupó aún más la decisión de Rusia de realizar nuevos ejercicios militares cerca de la frontera ucraniana y que no hubiera nuevas señales de que las recientes negociaciones, tanto en la ONU como en Londres, hayan convencido a Rusia de retirarse de Crimea. Por todo ello se esperaba con creciente expectativa el resultado del referéndum de ayer domingo en aquel país, sobre su anexión al país soviético. Mientras, se conoció el informe mensual del BCE, en el que se reafirmó su intención de mantener las tasas de interés a niveles bajos por un largo período de tiempo. Aun así, la moderada recuperación económica sigue avanzando en línea con las proyecciones del ente monetario y la actual previsión para los precios y el crecimiento confirma la necesidad de mantener la política monetaria acomodaticia por tanto tiempo como sea necesario para acelerar la recuperación. El Consejo de Gobierno del BCE espera que “la inflación armonizada sea del 1% en 2014, del 1,3% en 2015 y del 1,5% en 2016”, añadiendo que “en el último trimestre de 2016, la inflación anual está proyectada para el 1,7%”. El crecimiento del PIB se prevé que sea del 2% en 2014, del 1,5% en 2015 y del 1,8% en 2016. Finalmente, el informe pide a los gobiernos de los estados miembros que aumenten sus esfuerzos para “disminuir los elevados porcentajes de endeudamiento en el mediano plazo” y que continúen las reformas estructurales para reducir el desempleo. Pero ahora surge un nuevo motivo de preocupación en el mundo, al confirmarse que la economía de China se debilitó considerablemente en los dos primeros meses del año, creando más presión sobre los líderes del país que debaten si es conveniente dejar de lado reformas económicas que a corto plazo podrían retrasar aún más el crecimiento. Mientras, el euro operó en la semana dentro de las figuras de 1,38 y 1,39 dólares por unidad, contenido por la incertidumbre sobre la crisis de Ucrania y buenos datos sobre la economía en los Estados Unidos. Ahora se espera con expectación la reunión sobre política monetaria que mantendrá el FOMC de la Fed el martes y miércoles próximos. Al cierre del viernes en el mercado de New York la moneda única se negociaba a USD 1,3914.

Fuente: http://www.abcmercadodecambios.com/