Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

EPT | September 21, 2020

Scroll to top

Top

Jueves 2 de agosto de 2007

Todavía hay oro

Aruba quiere decir “hubo oro”. Dicen que de allí deriva su nombre porque en un momento hubo en la isla restos del material precioso que, obviamente, fue saqueado por los conquistadores. Pero, hoy, Aruba desborda de otro oro: el del descanso, los paisajes extraídos del Paraíso, el sol, las playas y un contraste geográfico increíble en una porción tan pequeña de terreno.

El slogan de Aruba es “donde las Américas se encuentran”, en alusión a la cultura de la isla que mezcla orígenes y presentes tan diversos. Técnicamente, es un territorio holandés de ultramar no completamente independiente de la metrópoli, aunque con un grado importante de autonomía. La población habla cuatro idiomas: holandés, inglés, español y el dialecto local, el papiamento.

En Aruba no llueve. Eso, junto a la tecnología, ha hecho posible dos paisajes contrastantes con sólo cruzar un imaginario meridiano. Por obra del riego, el hombre ha transformado en un vergel la mitad de la isla. La otra porción es árida como la luna, pero aun así bella por el contraste del agua azul y las playas inmensas.

En un jeep, la isla se recorre en el día, con una diversión sin interrupción. Los amantes del golf pueden disfrutar del campo de Tierra del Sol, un fantástico par 71 de 18 hoyos, diseño de Robert T. Jones Jr. El club house, el proshop, las piscinas y los restaurantes son dignos de visitarse, incluso si usted no juega al golf. Otra opción es The Links at Divi Aruba, ideal para principiantes: se trata de una cancha de nueve hoyos, inaugurada por el príncipe Alberto de Mónaco en 2004. Para los fanáticos del tenis, en cambio, está el Aruba Racquet Club, con ocho canchas iluminadas, un proshop, una piscina, clase de aerobics, un fitness center y bar-restaurante.

Los deportes de agua ofrecen tanto belleza como aventuras. Con continuos vientos cruzados, Aruba es fantástica para el windsurf. Las aguas transparentes también la hacen ideal para el buceo y el snorkeling. La isla tiene más de 20 sitios para bucear, incluyendo nueve cascos de barcos hundidos para explorar en un rango de profundidad de entre 10 y 20 metros.

Aruba se caracteriza por una edificación colorida, típica del Caribe holandés, con antiguas iglesias, sinagogas y calles pequeñas con negocios, bares y restaurantes para poner en más de una disyuntiva a cualquiera. Además, tiene lagunas naturales, cavernas, grutas, un puente natural y formaciones de rocas impresionantes, especialmente en el noreste, su lado árido.

No deje de visitar las galerías de arte y los museos arqueológicos, históricos y numismáticos que exhiben viejas monedas y medallas halladas en barcos hundidos.

Como no podía ser de otra manera, las compras en Aruba están a la orden día. Boutiques con glamour ofrecen piezas de arte, piedras preciosas e indumentaria de primeras marcas internacionales.

La isla tiene una oferta de alojamiento casi desproporcionada a su extensión territorial. Los hoteles y resorts incluyen otra de las atracciones preferidas: los casinos. Los hay de todo tamaño y color, y todos ofrecen espectáculos vinculados a la infraestructura hotelera que les sirve de base. Desde circos, hasta música, pasando por artistas en vivo y espectáculos de teatro, que compiten con establecimientos nocturnos para bailar y divertirse hasta que el sol vuelva a asomarse.

Fuera de lo turístico, Aruba es uno de los pocos lugares del mundo que cuenta con una planta potabilizadora de agua de mar, una tecnología carísima que está instalada aquí para que nunca falte agua, dado que la isla es un desierto natural enclavado en el Caribe. Por otra parte, el nivel educativo es altísimo. Sus escuelas y maestros empatan el nivel de Holanda en cuanto a las prestaciones que los chicos reciben mientras estudian.

Con las costas de Venezuela a sólo 50 kilómetros, Aruba es un Caribe cercano a la Argentina, que todavía espera, sin embargo, por conexiones de vuelo más directas para un destino que lo justifica todo. © www.economiaparatodos.com.ar


\"\"
Se autoriza la reproducción y difusión de todos los artículos siempre y cuando se cite la fuente de los mismos: Economía Para Todos (www.economiaparatodos.com.ar)