Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

EPT | October 17, 2018

Scroll to top

Top

Viernes 20 de febrero de 2015

VERDAD y JUSTICIA vs. “MENTIRA Y ARBITRARIEDAD”

VERDAD y JUSTICIA vs. “MENTIRA Y ARBITRARIEDAD”

La gente asocia la idea de “Verdad y Justicia” con el Poder Judicial, sin embargo en un régimen político Republicano, esa idea debe extenderse al funcionamiento de la REPÚBLICA.

Podría agregar que sin “VERDAD Y JUSTICIA” no hay “REPÚBLICA”.

“REPÚBLICA” significa: división de poderes, publicidad de los actos de gobierno, periodicidad, libre elección en los cargos públicos políticos y responsabilidad en caso de mal cumplimiento o incumplimiento de los deberes propios de la función.

Sin embargo la “REPÚBLICA” exige una cualidad, que es precisamente “VERDAD y JUSTICIA”, esa cualidad o más bien, virtud, debe estar presente en cada uno de los actos del funcionamiento institucional.

La ley como tal no debe ser fruto de una mayoría circunstancial o consecuencia de actos de “debida obediencia u obsecuencia partidaria”, la ley en su sentido sustancial debe ser una ordenación racional destinada a promover el bien común, por ese motivo el debate parlamentario debería ser el escenario político republicano por excelencia.

Hoy nuestro parlamento es una lamentable caricatura ya que no alcanza a ser lo que debería ser, por eso vulgarmente se lo llama “escribanía de gobierno”.

En su funcionamiento no hay “VERDAD ni JUSTICIA” ya que de hecho, y a las pruebas de diversas leyes me remito o la permanente declaración de “emergencia económica”, las continuas delegaciones de facultades y su sumisión al Poder ejecutivo constituye, cuando menos un delito moral y ético.

El sistema de validación legislativa, casi automático, de los DNI (decretos de necesidad y urgencia) es otra grosera ofensa al funcionamiento de la REPÚBLICA.

Claude Julien decía que “La democracia es perdedora siempre que el ejecutivo reduce el papel del parlamento”, yo agregaría y la REPUBLICA se esfuma cuando los parlamentarios se someten complacientemente al Ejecutivo.

El Poder ejecutivo también ignora esa cualidad de “VERDAD y JUSTICIA” cuando ha promovido, o cuando menos tolerado, la adulteración de las estadísticas nacionales, a veces con fines explícitos para perjudicar a quienes confiaron en los índices nacionales y así obtener ahorros espurios; con las continuas excepciones para nombramiento de empleos públicos que no se podrían hacer de acuerdo a la normativa vigente(por no reunir los requisitos mínimos establecidos para el acceso al Nivel B del Sistema Nacional de Empleo Público) que aparecen diariamente en el B.O.(a titulo ejemplificativo ver BO día 19/2/15, decisión administrativa 18/2015; Decreto 2815/2014 Designaciones en la Dirección Nacional de Migraciones. Prórrogas; Decisión administrativa 1341/14 etc); con la recurrente manía de dictar DNI….. Podemos agregar las arbitrariedades de la Secretaria de Comercio en el manejo de las DJAI, del BANCO CENTRAL en las restricciones cambiarias que ilegalmente impone o los artilugios a los que recurre para hacernos creer que tenemos más reservas de las reales, o la AFIP que se niega a reconocer los impactos negativos de la inflación en los balances para apropiarse ilegítimamente de los recursos de los contribuyentes…

En fin…, estos pocos ejemplos acreditan que nuestro PODER EJECUTIVO desprecia esa virtud de respetar la cualidad de “VERDAD y JUSTICIA”

El PODER JUDICIAL recién ahora parece sacudirse de ese largo letargo en la búsqueda de la “verdad de los hechos” como lo mandan nuestros códigos procesales con normas expresas y como prueba escandalosa está el famoso sobreseimiento de la familia “K” en la causa por enriquecimiento ilícito que generó lo que se dio en llamar “cosa juzgada fraudulenta” ya que se trató de un “proceso” en el que virtualmente no hubo investigación para “Comprobar si existe un hecho delictuoso mediante las diligencias conducentes al descubrimiento de la verdad” (art. 193 inc. 1º del C.PP).

Nos queda el MINISTERIO PÚBLICO FISCAL que según su página web: www.mpf.gob.ar “…tiene fines y objetivos muy claros: defender los intereses generales de la sociedad. ¿Por qué? En primer lugar, está determinado en nuestra Constitución, en el artículo 120. Pero además, porque al Estado y a la sociedad le interesa particularmente que se persigan todos los delitos. Por otra parte, en las cuestiones no penales, el interés general reviste en la necesidad de asistir a toda la comunidad en la defensa de sus derechos”.

Es este MINISTERIO el que en todos los ámbitos de la REPÚBLICA debe garantizar que esa virtud o cualidad política de la REPÚBLICA de “VERDAD y JUSTICIA” se respeten por parte de todos los poderes del gobierno.

Es obvio que cuando la gente advierte que ese deterioro institucional sustituye la cualidad republicana de “VERDAD y JUSTICIA” por la cualidad “kirchnerista de “MENTIRA y ARBITRARIEDAD”, sale en busca de lo que llamaría “REPÚBLICA SUPLENTE” y los poderes del estado son reemplazados por la prensa, la manifestación pública e incluso la violencia, a veces silenciosa a veces estrepitosa, pero la “REPÚBLICA SUPLENTE” nos lleva a un mal muy grave que es la anomia social en la que hoy día estamos sumergidos.

La marcha del silencio “18F”, impulsará al Ministerio Público, a pesar de su cabeza, a continuar con mayor celo en su asistencia a la comunidad en la defensa efectiva de sus derechos, como reza en su página web que no es ni más ni menos que garantizar esa cualidad republicana de “VERDAD y JUSTICIA” en vez de la “MENTIRA y ARBITRARIEDAD k”