Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

EPT | February 27, 2024

Scroll to top

Top

Lunes 29 de diciembre de 2008

2008: el inicio de la caída

Un repaso de los hechos que, durante los últimos doce meses, cambiaron el escenario político y económico en el que se movía el kirchnerismo.

En su último discurso en La Plata, apareció, disimulado bajo el tono irónico de su discurso, el mismo Néstor sacado que, frente a unas, a lo sumo, 70.000 personas, se juntaron frente al Congreso en el día previo a la famosa votación de la 125, mientras en la Avenida del Libertador, más de 400.000 personas se reunían para decirlo que no al proyecto de avasallar los derechos de propiedad. ¿Por qué aquél día Néstor estaba tan descontrolado en la tribuna del Congreso? Porque no podía tolerar que buena parte de la sociedad le dijera que no a sus aspiraciones de todopoderoso.

El 2008 ha sido fatídico para los Kirchner. Empezaron el año con un resonante caso de corrupción por el caso de las valijas de Antonini. Enseguida se lanzaron a pelear una batalla de la que salieron derrotados en toda la línea. Mientras la inflación se descontrolaba, a pesar de los esfuerzos de Moreno por utilizar la represión y el terror del Estado para amedrentar a las leyes económicas, que se le reían en la cara por lo primitivo de su comportamiento, la actividad económica se desaceleraba hasta entrar en recesión. La Diosa Soja dejó de salvarles la caja. El mundo terminaba de brindarles un vigoroso viento de cola para empezar a ofrecerles un fuerte viento de frente. Como los Kirchner no saben gobernar ni tienen preparación intelectual para ello, primero negaron la realidad y Cristina, muy suelta de cuerpo, les dijo a los norteamericanos y a los europeos que eran ello los que necesitaban un plan B porque en Argentina funcionaba el plan A y funcionaba muy bien. A los pocos días de volver a la Argentina, viendo como la economía se caía a pedazos, comenzó a hablar casi todos los días anunciando un montón de medidas intrascendentes, llegando a anunciar hasta dos o tres veces la misma medida en un vano intento por mostrarle a la población que tenían bajo control el avión que entraba en emergencia. Dicen que del ridículo no se vuelve.

Creyendo que con otra confiscación iban a hacerse de la caja necesaria para salvar el proyecto hegemónico, decidieron ir por los ahorros que la gente tenía en las AFJP. El argumento: defender los ahorros de la gente. Pocas semanas más tarde Cristina reconoció públicamente que iban a usar los ahorros, que habían jurado defender, para despilfarrarlos en créditos subsidiados. Una suerte de BANADE modelo 2008 por el cual se otorgan créditos a tasas subsidiadas que, seguramente, nadie terminará de pagar. Dicho en castellano básico, por enésima vez los futuros jubilados seremos estafados bajo la bandera de la justicia social y el progresismo. En síntesis, haciendo gala de su doble discurso, los que juraron defender a muerte, lo empezaron a dilapidar a las pocas semanas en un desesperado intento por sostener una economía que se cae a pedazos.

En el medio de todo esto, la fuga de capitales se intensificaba quedando en evidencia la falta de confianza en el gobierno y, sobre todo, la debilidad del BCRA para enfrentarla. Las regulaciones del Central para frenar la fuga de capitales más la tecnología KGB de Moreno solo produjeron más desconfianza y el dólar espera agachado para pegar el salto en el momento menos sospechado.

Para colmo de males, mientras el matrimonio bajaba aceleradamente por el tobogán de la imagen pública, Cobos, que les votó por la negativa, crecía en su imagen positiva. Con cada grito y diatriba de Néstor, Cleto sube un par de puntos en su imagen pública.

Aislado de la población y rodeándose de lo más impresentable de la dirigencia política Argentina, los Kirchner terminan un año que, seguramente, con el paso del tiempo, lo verán como de esplendor frente a lo que les espera. Es que, salvo que se produzca un milagro en octubre próximo o que exista algún pase de magia en el manejo de las urnas, el matrimonio está destinado a una fenomenal derrota electoral. Esto implica terminar de perder el poder político en el Congreso.

Al mismo tiempo, con una economía agonizando y el desprestigio de los Kirchner subiendo, crece la sangría de ex aliados al proyecto K. Se van quedando cada vez más solos, tanto en el mundo como en el país. Néstor es humillado hasta en su ambición por presidir el UNASUR. Ni los países vecinos lo quieren en un cargo público. En lo interno, la oposición comienza a ver que es prioritario parar esta destrucción de la república buscando alianzas impensadas hasta pocos meses atrás. Es probable que esas alianzas no logren establecer un plan mínimo de gobierno para sacar a la Argentina de la decadencia económica, pero sí es posible que, al menos, frenen la destrucción que está produciendo el matrimonio. Si la oposición logra arrebatarle la mayoría del Congreso, el matrimonio perdería en el 2009 el control de comisiones claves y, seguramente, los jueces podrían trabajar con mayor tranquilidad. Esto es emitir fallos sin las tradicionales amenazas de juicio político que sacan a relucir los aduladores del matrimonio autocrático cada vez que los jueces fallan algo que no es del paladar de Néstor y Cristina. Esto implicaría que, posiblemente, el matrimonio tendría que empezar a dar cuentas ante la justicia por los resonantes casos de corrupción que, por el momento, duermen en algún cajón.

Si en el plano político las cosas están complicadas para el matrimonio, la economía puede encargarse de terminar de complicarles la vida durante el 2009. No recuerdo casos de gobernantes que hayan ganado elecciones en el medio de crisis económicas y descontento popular.

Posiblemente la ley de blanqueo no sea otra cosa que la cobertura ante la necesidad de una apresurada retirada. Una especie de auto amnistía. Todavía no lo sabemos. Lo que sí sabemos es que salvo que la economía se de vuelta como una guante y le ofrezca una tabla de salvación al los Kirchner, el 2009 luce como un año de crisis para el proyecto autocrático de Néstor y Cristina y el 2008 podría llegar a ser el inicio de la caída del proyecto dictatorial. © www.economiaparatodos.com.ar


\"\"
Se autoriza la reproducción y difusión de todos los artículos siempre y cuando se cite la fuente de los mismos: Economía Para Todos (www.economiaparatodos.com.ar)