Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

EPT | November 30, 2022

Scroll to top

Top

Jueves 3 de agosto de 2006

A todo lujo y distinción

Inaugurado en 1999, el Gran Expreso del Pacífico Sur, en Australia, tiene coches cama en suite, varios restaurantes, cocina refinada, servicio de personal y boutique.

Acorde con la mística que encierra el Expreso de Oriente, hoy los viajeros tienen la oportunidad de saborear viajes a bordo de trenes legendarios en distintos lugares del mundo. Desde el archiconocido Orient Express que va de Londres a Venecia ocho veces por mes, hasta el lujoso The Royal Scotsman o el inquietante Transiberiano.

El romanticismo de la estación que queda atrás, los paisajes y la escena que cambia poco a poco, en silencio, del otro lado de la ventanilla, la posibilidad de conocer a otros viajeros y esa extraña sensación de aventura y misterio que siembra el tren, son algunos de los elementos que hacen de estos viajes experiencias únicas.

Como resultado de una estrecha colaboración entre el Queensland Rail y la Vence Simplon Orient Express (sí, la compañía que reintrodujo el tren europeo que ganó fama gracias al suspenso inyectado por las novelas de Ágata Christie), hoy se suma a la lista de trenes de larga distancia el Great South Pacific Express.

Veinte vagones de largo, coches cama en suite y varios restaurantes, bar y boutiques, revestidos con paredes de cedro, paneles de arrayán y un delicado vidrio de color en los techos. Meros detalles, como la fina cocina y un servicio personal que sigue los antiguos modos europeos que se combinan con gracia y elegancia para hacer de éste uno de los trenes más lujosos del mundo.

La costa este del continente australiano es ideal para ser recorrida en tren, en un paisaje que mezcla naturaleza y excentricidad con urbes vibrantes. La vida silvestre abunda a lo largo del camino. Desde Brisbane a Cairns o desde Brisbane a Sydney se ven canguros, cocodrilos, águilas y cisnes negros, koalas y loros de colores. Todos a la vista del vagón-observatorio que se mantiene a cielo abierto.

Para quien quiera diseñar una ficha técnica del tren, basta saber que el Great South Pacific Express tiene comodidades para noventa y seis pasajeros distribuidos en doce coches cama. Hay otros cuatro vagones públicos con bar, el ya citado observatorio, restaurantes y una boutique. A eso se le agregar dos coches de servicio y un vagón generador eléctrico.

Esta versión australiana del Orient Express lleva ya siete años cumpliendo los sueños de seducción, elegancia y modalidades de viajes que nunca pasarán de moda.

El costo del viaje de Brisbane a Cairns (porción Norte del recorrido) cuesta U$S 1.375 por persona en pullman (cama marinera), U$S 1.790 en “State” (dos camas separadas) y U$S 2.330 en “Commisioner” (cama doble). Quienes prefieran todo el recorrido Sydney-Cairns deberían pagar unos U$S 2.100 en pullman. Los precios, en base doble, incluyen la habitación con baño privado, excursiones y comidas. © www.economiaparatodos.com.ar




Se autoriza la reproducción y difusión de todos los artículos siempre y cuando se cite la fuente de los mismos: Economía Para Todos (www.economiaparatodos.com.ar)