Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

EPT | December 1, 2022

Scroll to top

Top

Jueves 10 de febrero de 2005

Al fin un poco de sentido común, aunque sólo un poco

El Poder Ejecutivo de la provincia de Buenos Aires ha decidido terminar el 2005 con 188 días de clase y festejar los días patrios en la fecha real en que se los conmemora, a contramano de la extendida costumbre de los feriados móviles que sólo fomentan el miniturismo.

En numerosas oportunidades me he quejado, privada y públicamente, del traslado de los feriados que caen en sábado o domingo a los lunes, y de las jornadas de capacitación docente realizadas en días de clase. También por estos dos motivos he “peticionado a las autoridades”, en un caso con respuesta negativa y en el otro sin respuesta. Estas dos medidas siempre me parecieron un atentado práctico contra la educación, pues cada día de clase es importante, y solo debe ser suspendido si hay algún valor superior que respetar.

Asimismo, seguramente todo funcionario declama que la educación es más importante que el turismo, pero en la práctica la decisión de cambiar los feriados de fecha responde a razones turísticas y no precisamente educativas, lo que demuestra que lo que dicen es lo inverso a lo que hacen, o que la teoría y la práctica tienen poco que ver.

No sé que sucederá este año con los feriados ya que ello depende del Poder Legislativo nacional, pero el Poder Ejecutivo de la provincia de Buenos Aires aparentemente ha decidido, con ánimo de llevar los días de clase a 188, que los feriados se festejen el día que corresponde a la conmemoración en cuestión. Así, como cuando yo estaba en el colegio, deberemos concurrir a los actos el mismo 25 de mayo o el mismo 9 de julio (en nuestra época, si no concurríamos nos penaban con doble inasistencia, no sé cómo será ahora). Esta decisión (que aún no nos ha sido comunicada oficialmente) me llena de alegría, ya que fomenta la responsabilidad, el patriotismo y ubica a un día de clases en su real dimensión. Pero, ¿podrá resistir el embate de los operadores turísticos, que claramente salen perjudicados con esta medida, o quedará como una simple expresión de deseos?¿Apoyarán esta medida los gremios, que habitualmente se autoproclaman como defensores de la educación, o solicitarán que se les “compense” el feriado que van a trabajar, olvidando que el 11 y el 21 de setiembre sólo son no laborables para los docentes?¿Estaremos de acuerdo los padres con esta medida, o atentará contra nuestra comodidad ya que deberemos llevar a los chicos a la escuela en un día de descanso?

Por otro lado, si bien todavía no ha aparecido el Calendario Escolar en el que se basan todas las escuelas de la provincia de Buenos Aires (es reprochable que no haya aparecido aún a esta altura del año), también nos informan que se prolongará el dictado de clases hasta el 16 de diciembre. ¿Sabrá algún funcionario que luego del dictado de clases existen los períodos de compensación –dos o tres semanas dependiendo del ciclo– con lo que los alumnos que deban compensar deberán concurrir hasta el 6 de enero si a nadie se le ocurre dar asueto el 24 y el 31 de diciembre, como sucedió este año?¿O cambiará la forma de hacer las compensaciones y se hará todo en una semana, si el 24 no dan asueto?¿O en realidad en el Calendario Escolar figurará que las clases terminan el 16 de diciembre pero de hecho terminarán antes, solo para poder exponer que hay 188 días de clase?

Resumiendo: la idea de llevar a 188 los días de clase efectivos es excelente. Asimismo, festejar las diversas conmemoraciones patrias cuando realmente corresponde tiene el doble efecto pedagógico de remarcar esa fecha para los alumnos y dar señales que lo educativo es más importante que lo turístico. Pero, por favor, lleven esto a la práctica de una manera viable y no sólo como letra muerta en una resolución. © www.economiaparatodos.com.ar



Federico Johansen es docente, director general del Colegio Los Robles Pilar y profesor de Política Educativa en la Escuela de Ciencias Políticas y Relaciones Internacionales de la UCA (Universidad Católica Argentina).




Se autoriza la reproducción y difusión de todos los artículos siempre y cuando se cite la fuente de los mismos: Economía Para Todos (www.economiaparatodos.com.ar)