Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

EPT | February 26, 2024

Scroll to top

Top

Jueves 6 de septiembre de 2012

Demanda laboral: más baja que en el 2002

El Índice de Demanda Laboral que elabora la UTDT muestra que en agosto la demanda laboral se ubicó un 2% más abajo que en abril del 2002.
Twittear

De acuerdo al Índice de Demanda Laboral que elabora la Universidad Torcuato Di Tella, en agosto la demanda laboral en CABA y Gran Buenos Aires se ubicó en 38,43. El dato relevante no es solamente que la demanda laboral cayó un 31,2% con relación a agosto del año pasado, sino que en abril del 2002, el peor mes de la crisis más profunda, el índice se ubicaba en 39,26. Es decir, hoy la demanda laboral está un 2% por debajo del peor mes del peor momento del 2002, lo cual es mucho decir.

En sus agotadores discursos en cadena, Cristina Fernández insiste con que el modelo económico, que ahora dice que es un modelo político, busca defender el trabajo argentino. Evidentemente no está teniendo mucho éxito con esto de frenar las importaciones en nombre de la defensa de la producción nacional (como si tal cosa existiera) y mucho menos logrando generar más puestos de trabajo. Al menos en el sector privado.

Lamentablemente el kirchnerismo sigue sin entender la relación entre calidad institucional, crecimiento económico, inversiones y mejores y más puestos de trabajo. No hay posibilidad alguna de atraer inversiones sin respetar el derecho de propiedad, tener disciplina monetaria y orden fiscal.

Seguramente buena parte de la  población, al igual que el kirchnerismo, tampoco relaciona calidad institucional con su propio nivel de vida. Bien, tal vez ahora que los puestos de trabajo escasean cada vez más y la inflación se devora los salarios reales gracias, puedan comprender la importancia de la calidad institucional y el propio bienestar.

El kirchnerismo seguramente no va a aceptar esta relación instituciones-crecimiento-calidad de vida. El común de la gente, tal vez tampoco termine de relacionar ambas cuestiones, pero posiblemente castigue, sin saber muy bien por qué, esa falta de trabajo y salarios que se derriten por la política monetaria del BCRA.

Si alguien se pregunta para qué sirven las instituciones, aquí hay un ejemplo: para tener trabajo bien remunerado.