Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

EPT | February 27, 2024

Scroll to top

Top

Viernes 13 de septiembre de 2013

Dos rumores que pese a haberse debilitados por su antigüedad e incumplimiento, ahora retomaron fuerza

Dos rumores que pese a haberse debilitados por su antigüedad e incumplimiento, ahora retomaron fuerza

Una es la de la posibilidad de que desde el mismo peronismo le pidan a CRISTINA KIRCHNER que deje el Gobierno. Y la otra es que ella se retire voluntariamente

Así como siempre se escuchó decir que para un peronista no hay nada mejor que otro peronista, es sabido, desde la instalación de ese movimiento político en la Argentina, que el mismo siempre demostró no estar preparado para asumir  derrotas. Sus integrantes suelen estar tan convencidos, fanáticamente, de lo insuperable que es su propuesta, que hasta se convierten en soberbios. Y, ahora les será difícil disimular u ocultar que las próximas y ya tan cercanas elecciones, sean precisamente una contundente derrota. Para el peronismo de donde dice provenir el kirchnerismo. 

Es cierto que es un momento muy especial para la Argentina –siempre son momentos especiales en la Argentina-, y esta condición consiste, en la ocasión, en que no existen otras fuerzas con clara personalidad y adecuadamente ordenadas, y además coherentes, para enfrentar una tan compleja situación como casi no recuerdan ni los más memoriosos argentinos, que haya sufrido el país … 

De modo que, descartados los Militares, inteligentemente desplazados del poder por el kirchnerismo, tal vez temiendo lo que ellos mismos al conocer sus verdaderas intenciones, habrán imaginado en algún momento que sucedería, y descartado también, como queda dicho, otro Partido Político prestigiado y preparado para gobernar, lo que puede suceder, ante una hipotética grave crisis política, la que ya hay quienes están visualizando, será algo más o menos inédito. 

Desde el Siglo pasado, estas situaciones, con sus más o con sus menos, solían repetirse de un modo cíclicamente fatal. Pero había algo siempre detrás, sobre lo cual, mejor ni entrar a considerar, por su complejidad, por el espacio que eso demandaría y porque su sola mención generaría muchas versiones encontradas. Sólo se dirá que “mal que mal”, utilizando una expresión vulgar, siempre se salía, en especial porque los gobernantes cuestionados, terminaban siendo echados, o con algo de honor, se iban por su cuenta. 

Lo de ahora es distinto. No hay quien los eche a los actuales gobernantes, por más corrupción que pueda demostrarse y aunque quede en evidencia una enorme “mala-praxis” política y económica, como la que hoy está llevando al país, al borde mismo del abismo, lo que también, como es natural, afecte el orden institucional. 

¿Qué sucederá en la Argentina tras las elecciones de Octubre próximo?, cuando, conforme a lo que se puede ya casi anticipar, el Gobierno seguirá perdiendo votos de manera notable, y con ello el poder que hasta ahora lo caracterizó y que fue ejercido brutalmente, valga la expresión, estricta y tal vez no muchas veces tan justamente aplicada.  

Sin una alternancia como supo haberlo antiguamente, entre el peronismo y el radicalismo, cuando este último Partido está disperso y llamando a otras fuerzas para que lo ayuden a sostenerse, el vacío de poder seguirá estando en manos de los más audaces y menos escrupulosos. Ese es el punto. Se aprovecharán de la debilidad institucional, los que no quieren terminar en la cárcel, luego de una década no ganada, sino “de ganancias” extraordinarias, para ellos. 

CRISTINA KIRCHNER no está preparada mentalmente para tolerar una derrota, que será, es fácil preverlo, definitiva. No decidirá irse a su “lugar en el mundo” a tejer batitas para su nieto. Ni dejará todo al azar, como para que los Jueces y Fiscales decentes, a quienes ella llamará “buitres” o algo parecido, comiencen a perseguirla, al igual que lo deberán hacer con sus socios en el poder y en los negocios.

A esta altura deberá remarcarse que esta no es una nota “desestabilizadora”, es decir, que no integra algunos de los veinte intentos que en ese sentido, ha venido denunciando el kirchnerismo en sus versiones NÉSTOR y CRISTINA. Ni tampoco, ENFOQUES POSITIVOS integra algún “círculo rojo” o de otro color, que no sea el de la bandera argentina. 

Nadie, en su sano juicio, podría querer un país desestabilizado. Ya con lo que el pobre tiene, es más que suficiente como para sufrir. 

Volviendo al punto central, CRISTINA KIRCHNER no podría soportar un poder extremadamente disminuido, durante dos años hasta finalizar su período constitucional. De modo que la versión cada vez más escuchada, es que ella misma procuraría abandonar el Gobierno, por ese motivo y porque además le favorecería no hacerse cargo del enorme desorden y déficit de todo tipo, ocasionados por mala administración y dilapidación de fondos públicos. Dicho de otro modo: Continuar gobernando, y con la misma gente, aumentará y de forma precipitada ahora, la crisis. 

Y ante esa crisis, sin un peronismo fuerte y unido, y con un radicalismo virtualmente inexistente, que acudan, fusionados o no, al sostén del Gobierno, ¿Qué puede suceder a nivel político en el país …?. 

Se habla de que el Congreso puede nombrar a un Gobernador, para la continuidad institucional, pero ello, claro está, en el caso de que CRISTINA KIRCHNER no se resista a abandonar el poder, pese a las abrumadoras evidencias de discapacidad política que está demostrando. Porque, si esta situación no se da, el enigma sobre el futuro de la Argentina, hablando de aquí a nada más que seis meses o algo menos de un año, es, ciertamente monumental, por intentar buscar una gráfica, clara y real, definición de la situación …

Fuente: www.enfoquespositivos.com.ar